fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Qué equivocados estábamos. El iPhone SE no fue la salvación de Apple

Qué equivocados estábamos. El iPhone SE no fue la salvación de Apple
Samir Estefan

Es claro que uno de los sectores más golpeados por la pandemia del COVID-19 ha sido el de los teléfonos inteligentes. Y es que en la medida en que gran parte de la población estuvo encuarentenada durante buena parte del primer semestre, sus prioridades cambiaron y fue más importante adquirir computadores y tabletas que smartphones, cuyas ventas cayeron -tan sólo en Q2- un 16%.

Pero eso ya usted lo sabía porque ya se lo habíamos contado en este artículo de hace poco más de un mes y en el que concluimos que fue gracias al iPhone SE (2020) que Apple logró convertirse en el único fabricante que creció durante el trimestre.

Sin embargo, el día de hoy conocimos un reporte de la firma de analítica Omdia, via PhoneArena, que muestra que si bien el iPhone SE ha tenido un muy buen nivel de aceptación en el mercado está leeeeeeeeejos del primer puesto en despachos. Por lo menos si analizamos el primer semestre del año de forma completa.

Y antes de seguir déjeme aclarar que habiendo sido lanzado el 17 de Abril, el iPhone SE estuvo menos de la mitad del semestre en el mercado, lo que podría explicar el por qué el teléfono más vendido durante dicho período vendió casi 4 veces lo que el iPhone SE y resaltar que en sólo esos 2 meses largos logró posicionarse como el quinto smartphone más vendido del planeta.

El smartphone más vendido de 1H2020 vendió casi las mismas unidades que los siguientes 4 dispositivos combinados

Lo que no pareciera tener una explicación, por lo menos no una tan lógica en medio de la contracción de la economía, es cómo el smartphone más vendido del semestre vendió casi la misma cantidad de unidades que aquellos smartphones que quedaron en las posiciones 2, 3, 4 y 5 juntos.

Y menos cuando usted compara los precios de quienes quedaron en ese Top 10.

El iPhone 11 arrasó con la competencia durante la primera mitad del año con despachos de 37.7 millones de unidades.

Samsung, quien en el primer semestre del 2019 tuvo 4 dispositivos en este Top 10, esta vez sólo clasificó con el Galaxy A51 mientras que Xiaomi, quien el año pasado en este mismo período se hizo a 2 escalafones, este año se hizo a 4.

Del comportamiento de Apple vale destacar 3 temas:

  1. La mitad del Top 10 son iPhones (el año pasado fueron 3 los dispositivos Apple en esta lista)
  2. El iPhone XR, nuestro iPhone favorito en varios años, y quien fuera el smartphone más vendido en 1H2019 se mantiene en la lista, esta vez en la posición #6, y
  3. El iPhone SE es y seguirá siendo un hit y no se sorprenda si sigue en esta lista por al menos 2 años más pues el caballito de Troya con el que la compañía ha logrado convencer a los usuarios de modelos viejos del iPhone a actualizar. Es más, no se sorprenda si al finalizar el año el iPhone SE es el smartphone más vendido del planeta.

 

¿Está el iPhone es un liga diferente al resto de los dispositivos? 

Generalmente los smartphones se dividen en 2 categorías: los Flagship y los Masivos.

Los Flagships son esos dispositivos que el fabricante lanza para que sean aspiracionales, para demostrar lo que se puede hacer cuando no hay límite de presupuesto, para generar masa en el consumo de los componentes y llevar a que sus precios bajen en el tiempo y sobre los que se crea el Efecto Halo del que Andrés nos contó el fin de semana.

Son dispositivos en donde el margen es alto pero el volumen es bajo.

Ahora mire la lista. Ningún Flagship de Android está en ella. Ninguno vendió la cantidad de unidades necesarias para llegar a ese Top 10. Y es lógico.

En la otra categoría están los teléfonos masivos; aquellos destinados a un mercado más económico (aunque hay diferentes tiers del mercado) en el que el juego está en el volumen y no en un margen tan abultado. Aquellos con los que se logra el market share y la masificación de la marca.

Son los equipos que más se venden aunque no los mejores en cuanto a tecnología (sin demeritar la tecnología que incorporan y la relación costo beneficio que ofrecen a sus compradores). Son los equipos que uno esperaría ver en esta lista y un gran ejemplo es el Galaxy A51.

Pero ¿Qué pasa cuando en el Top 10 de dispositivos más vendidos, esos cuya meta es el volumen, vemos flaghsips de una marca? ¿Cómo entender que a pesar de su precio, el iPhone 11 Pro y el iPhone 11 Pro Max clasifiquen dentro de ese Top 10? ¿Cómo procesar que el iPhone 11, cuyo precio tiene un premium de al menos 35% sobre los equipos de Xiaomi y Samsung que aparecen en la misma venda 3, 4, 5 y hasta casi 6 veces lo que vende la competencia en unidades?

La explicación sólo puede ser una: el iPhone está en una liga diferente. Una liga propia donde precio y volumen son sólo 2 de las variables de un proceso de decisión que involucra temas como seguridad, privacidad, ecosistema, vida útil, obsolescencia y depreciación y en el cual el tema de lo aspiracional juega -querrámoslo o no- un papel importante.