Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

One Comment

Lo Estás Usando Mal (Hablemos de Facebook)

Samir Estefan

A propósito del “virus que entró a Facebook” y de los “hackers que ya están” en la red social y todo ese B.S. que anda invadiendo la red social, hoy tenemos un nuevo capítulo de #LoEstasUsandoMal, una serie en la que exploramos esos errores que cometemos al usar la tecnología en nuestro día a día y que (a) nos pone en peligro y (b) molesta a quienes nos rodean.

El día de hoy hablaremos del Top 5 de cosas que hacemos mal en Facebook:

1. Darle Like y Share a Todo

Cada vez que usted le da like y share a cualquier cosa Facebook guarda esa información y complementa su perfil para entender qué cosas le parecen interesantes. Darle click a todo hace que le salgan anuncios (propagandas) que poco o nada tienen que ver con sus gustos pues la herramienta de perfilación de publicidad de la compañía está actuando bajo información que no es verdadera. 

Ahora bien, más allá de los efectos que darle like y share a todo pueda tener sobre su experiencia personal en Facebook, la verdad es que muchos de nosotros no entendemos las razones por las que comenzamos a ver fotos con mensajes como estos en los muros de nuestros amigos y conocidos:

Si usted es de los que cree que alguien hizo estos letreros, o las fotos de la virgen de algún lado, o la cadena de la abundancia, por amor al prójimo y en pro de la sociedad facebookeana está equivocado. Cada vez que usted que usted le da like o share, el dueño de esa imagen – generalmente un página comercial dentro de Facebook – ve un incremento en sus seguidores lo que hará que (a) usted vea más “noticias” de esa fuente y (b) esa fuente incremente su popularidad. 

No me malentienda. Hay fotos e imágenes que pegan millones y que vale la pena que le de like. Lo importante es que entienda qué pasa cuando lo hace y a quien beneficia al hacerlo. Si hay mensajes, como los de esas imágenes, que usted de verdad quiere compartir, hágalo directamente usted sin darle like y share a las imágenes.

2. Darle Click a Todo (y creer que en Facebook no hay virus)

Si tiene un “amigo” al que ya le pasó que (a) le clonaron el perfil de Facebook, (b) le infectaron su computador o su smartphone con un virus o un malware, (c) le aparecieron imágenes indebidas en su muro y/o (d) le robaron la plata y le suplantaron la identidad, lo más seguro es que ese personaje sufra de click-a-toditis.

Es una enfermedad del Siglo XXI que se caracteriza porque la víctima no puede dejar de darle click a todo lo que le sale en el muro, le llega por correo o le mandan por mensaje de texto o mensaje de chat. Incluso si no sabe quién es el remitente. Incluso si el click lo envía a una dirección electrónica absolutamente extraña. Incluso si, a pesar de decir que es un documento de word, viene con una extensión como .zip o (peor) .exe (ay, pobres usuarios de windows). Incluso si luego de darle click para poder ver “el video inédito de la muerte de [ponga aquí el nombre del famoso que acaba de fallecer]” el sistema le pide permisos de autenticación, administración, uso de sus contactos y/o permisos para obtener su información privada. 

No de papaya! (así decimos en Colombia). No le de click a todo. Piense antes de actuar (en verdad quiere ver porno en Facebook? Hablando de porno, si va a verlo no use Windows). Y mire detalladamente qué le pide el link al que fue llevado y piense para qué necesita esa autorización.

Si quiere saber un poco más de las prácticas de los ciberdelincuentes, dele una mirada a todos estos artículos que hemos escrito al respecto. 

3. Actualizar el Estado de Manera Pública 

Las opciones para compartir contenido de Facebook son súper fáciles de usar y de entender:
Compartir-Facebook
Bien sea su estado, una foto, un video, un álbum o cualquiera que sea el contenido que usted desee compartir, usted puede escoger con quien compartirlo. Por defecto Facebook le ofrece unas opciones claras: Público (es decir que todo el planeta lo puede ver), Amigos (sus amigos), Amigos Excepto Conocidos (sólo los amigos que usted ha marcado como cercanos), Solo Yo (si, solo usted).

Usted puede, además, crear categorías específicas en los que incluya (o excluya) ciertos contactos. Si usted, por ejemplo, tiene a su jefe como contacto en Facebook, esta opción le serviría para compartir con sus amigos de verdad – y no los de la oficina – el paseo al que fue el fin de semana y por el cual no estuvo a la altura para ir a la oficina el viernes por la tarde. 

Segmente bien qué quiere compartir con quién.

No hay nada de malo en escribir “Me voy de Vacaciones!!!” en su muro si (a) no lo comparte públicamente (y por ende incluye al ladrón que vive en su ciudad) y (b) sus amigos son de verdad sus amigos (más sobre esto más adelante). Y recuerde, antes de darle “Publicar” revise con quién lo va a compartir.

4. No Tener Opciones de “Privacidad” y Seguridad Activadas

Vaya a la parte superior derecha de página de Facebook (o al tab de Más en su aplicación móvil) y busque el símbolo del candado. En él encontrará un menú completísimo que le permite administrar sus opciones de privacidad y seguridad dentro de la red social.
Privacidad-Facebook
Revise quién puede ver sus cosas, quién puede etiquetarlo en una foto, quién puede contactarlo, cómo ven otras personas su perfil, etc., etc. Es un proceso fácil, que recomendamos hacer al menos una vez cada semestre. 

5. Tener Amigos que no son Amigos (y confiar que los demás no los tienen)

Facebook no es Twitter. Su foco principal no es permitirle compartir sus pensamientos con el mundo entero. Es una red social personal, propia, en la que la mayoría de la gente tiene de contactos a sus amigos de verdad. A los que conoce, con los que ha departido, con los que ha compartido. No el contacto de la oficina, ni la persona que conoció en el cóctel. No el celador del edificio o ese loco que es “amigo de un amigo de un amigo”.

Si usted es de los que utiliza Facebook para compartir su vida – y sigue las recomendaciones del punto 3 (arriba) – tener gente dentro de sus amigos que no sabe quienes son es más peligroso que postear públicamente. Y no sólo para usted, sino para sus amigos de verdad. Dele una revisada y una “limpiada” a sus contactos de vez en cuando.

Bono: La Ingenuidad en Pasta

Si usted es de los que todavía creen que Bill Gates o Mark Zuckerberg donarán 10 centavos de dólar por cada like que obtenga la foto del niño enfermo, o si lo llena de alegría pensar que con su like la niña de la foto se curará de cáncer usted lo que es muy ingenuo. Si usted es de los que cree que con poner en su estado un texto usted cambia las condiciones contractuales que aceptó con su uso repetido de la plataforma y que los demás pueden escoger qué información suya se comparte, usted aún es víctima de los Mitos Urbanos de Facebook