Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

One Comment

La Corte Suprema cambió el panorama futuro de la tecnología con sus decisiones de hoy

AWaldraff

Cada tantos años llega a las altas cortes norteamericanas alguna decisión pivotal para el mundo de la tecnología llega a las altas cortes norteamericanas. El ejemplo mas famoso, en el año de 1984, resolvió la disputa entre Sony y Universal Studios. Esta decisión creó la jurisprudencia que desde ese momento nos permitió grabar contenidos para uso personal. Hoy, la Corte Suprema de los Estados Unidos, tomó dos decisiones que pueden tener efectos pivotales sobre la industria de la tecnología en el futuro.

Pusieron en peligro a la nube

La primera decisión tiene que ver con la disputa entre Aereo, un startup de la ciudad de Nueva York, y las cadenas de televisión abierta norteamericanas. En una votación de 6–3 en contra de Aereo, la Corte Suprema definió que el servicio de Aereo es ilegal, pues quebranta las leyes de protección de derechos de autor existentes. Por si no está familiarizado con el caso, Aereo vende (vendía) a sus usuarios un servicio que les permite arrendar una antena de televisión propia y grabar los contenidos que captura esa antena, para luego accederlos desde cualquier lugar del mundo a través de internet.

Esta decisión puede tener efectos devastadores sobre el futuro de la televisión y del almacenamiento en la nube. En esencia esta decisión crea la jurisprudencia que eliminaría cualquier posibilidad de que los contenidos de la televisión abierta puedan ser retransmitidos a través de internet sin el consentimiento del dueño de los derechos. En términos simples y prácticos váyase olvidando de cualquier tecnología que le permita llevar la señal de television a un lugar externo apalancándose en las capacidades y ubicuidad de internet. Si ha usado un Slingbox y vive en Estados Unidos, lo mas seguro es que a partir de hoy haya caído en la ilegalidad.

Pero se preocuparon por la intimidad y privacidad de los usuarios

La segunda decisión que tomó la Corte Suprema hoy tiene que ver con la privacidad de los usuarios de smartphones. Al resolver Riley vs California y Estados Unidos vs. Urie, la Corte Suprema decretó que la policía y las fuerzas de la ley no pueden acceder a la información contenida en un dispositivo inteligente sin antes conseguir autorización de un juez.

En su ponencia, el magistrado John Roberts indicó que los dispositivos inteligentes de hoy contienen tanta información que su revisión es equivalente a entrar a la casa de un ciudadano y revisar físicamente sus pertenencias. Las implicaciones de esta decisión son una increíble victoria para la privacidad de los usuarios. En los Estados Unidos, su información personal tiene, desde hoy, el mismo status que sus pertenencias personales. Si cree que esto no lo afecta, le recuerdo que la probabilidad de que su correo electrónico este alojado en un servidor norteamericano es altísima, y, que desde hoy nadie podrá leerlo legalmente sin la autorización previa de un juez.
Al final, las decisiones de los magistrados dejan un sabor agridulce. Mi sentimiento es que los magistrados, que tienen un evidente desconocimiento de la tecnología moderna, se la jugaron con el poderío y la capacidad de lobby de los productores de contenidos coartando de paso una innovación que no entienden.

En cuanto a la decisión sobre la privacidad, esta demuestra la clara diferencia entre los legisladores americanos, mucho mas preocupados por la privacidad y los derechos fundamentales de los ciudadanos, y los legisladores colombianos quienes ponen otro tipo de intereses por encima de los de los ciudadanos.