Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

2 Comments

Tim Cook hace el 80% de su trabajo en un iPad. ¿A quién le importa?

AWaldraff

Así que Tim Cook puede hacer el 80% de su trabajo desde un iPad. La gran pregunta es si ud. también podría hacerlo. Todo depende de lo que signifique ”trabajo” para cada quien.

En mi caso personal, ”trabajo” significa principalmente producir contenidos. Además de los artículos que escribo para TECHcetera y otros medios, también produzco propuestas para mis clientes corporativos, genero informes de avance acerca de los proyectos que estoy adelantado, preparo presentaciones para evangelizar clientes potenciales, o para levantar recursos y dinero. En fin, puedo decir, sin temor a equivocarme que 70% de mi ”trabajo” es producir información. No me cabe la menor duda, y lo digo porque lo intenté, que para este tipo de trabajo un iPad no es suficiente ni adecuado. Es claro que necesito un computador. Pero esto no quiere decir que no debe considerar un iPad. El restante 30% de mi ”trabajo” es de consumo. Leo artículos, busco información, comparto información. Para esa línea de trabajo un iPad no solo es adecuado, es una necesidad.

Yo me imagino que la mayoría del trabajo que realiza Tim Cook tiene que ver con el consumo de información. Debe recibir reportes de todos sus vicepresidentes, debe tener sistemas de información modernos en donde puede vigilar las métricas mas importantes de su negocio en tiempo casi real, debe consumir información pública acerca de su compañía. En realidad no me lo imagino produciendo mucha información, excepto por respuestas a correos electrónicos e interacciones simples con su equipo. Es perfectamente lógico que Tim Cook pueda decir que 80% de su trabajo se pude hacer en un iPad. Inclusive pienso que puede ser aún mayor el porcentaje. Lo que no podemos hacer, es extrapolar que si Tim Cook puede, uno también puede.

Un caso de uso para cada dispositivo y cada persona

Hace un par de semanas me reuní con mis antiguos compañeros de colegio para celebrar 25 años de nuestra graduación. Conversando acerca de mi negocio, mis compañeros me decían que para ellos tener tal o cual dispositivo era innecesario. Mi respuesta, algo sorpresiva para algunos de ellos, es que su situación era algo normal. Por algún motivo hemos llegado al punto en el cual somos “defensivos” respecto a nuestros dispositivos. Defendemos nuestra compra y uso, como si fuera un asunto personal. Y nos molestamos si alguien cuestiona nuestra elección. De escribir para TECHcetera he aprendido que cada dispositivo tiene un caso de uso, y los casos de uso también son particulares a cada persona.

El gran secreto del éxito para un fabricante de tecnología está en lograr hacer match entre el dispositivo y su cliente potencial. Es aquí donde la mayoría de fabricantes, en especial los de PCs están fallando gravemente. Han buscado hacer sus dispositivos tan universales que, primero, no encuentran un punto de diferenciación frente a su competencia y, segundo, se acercan tanto al caso de uso de todos, que no le pegan a ninguno.

No me malentiendan, por su versatilidad los PCs son el único dispositivo que en mi opinión se acopla al uso de casi cualquiera. Pero, como en el caso de mi suegra, cuyo único interés es hablar con sus nietos vía skype, un computador es un dispositivo sobredimensionado, pero funciona. O en el caso de mi amigo PhD en economía que corre modelos econométricos complejos, mi Macbook Air es una ”chanda”, pero también funcionaría.

La conclusión de todo esta carreta es simple. La tecnología ha llegado a un punto en la que es demasiado personal. Y no se puede dejar influenciar por una u otra persona y su experiencia, porque por principio, esta no aplica. La pregunta que hay que resolver, es *”que necesito hacer”” y luego si hablar con el experto, o claro consultar nuestros artículos en TECHcetera.