Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

El Mal Momento de Windows Phone (y la Importancia de Windows 10)

Samir Estefan

A pesar de los buenos resultados presentados por Microsoft esta semana, del cambio de mindset de todos y cada uno de los empleados de la compañía desde la llegada de Satya Nadella a la posición de CEO hace un poco más de un año y de la expectativa por la llega de Windows 10, no todo es color de rosa en Redmond. Uno de los temas que más preocupa es el mal momento por el que está pasando Windows Phones y que estaría llevando a las directivas de la compañía ha evaluar opciones con respecto a su futuro. 3 temas resumen la situación:

1. 18% no es Suficiente

Las ventas asociadas a terminales con Windows Phone crecieron 18% en el último trimestre. Un número, que por si sólo, suena bien. Sin embargo, el crecimiento no es suficiente. Por qué? Porque el mercado está creciendo mucho más – 27%, de acuerdo a las últimas de IDC – lo que termina haciendo que Microsoft tenga hoy una participación de mercado incluso menor a la que tenía hace un año.

IDC Smartphones 2014

2. Por cada Terminal que se Vende Microsoft Pierde Plata

De un documento registrado ante la SEC la semana pasada se ha podido conocer que la compañía estaría perdiendo 12 centavos por cada terminal con Windows Phone que produce (esta cifra incluiría sólo los costos de venta y los asociados a la adquisición de Nokia hace un par de años y no incluye – aún – aquellos de I+D o mercadeo). Es más, si bien un crecimiento de 18% es positivo, el número es bajo si se tiene en cuenta lo que costó (y le sigue costando) a Microsoft lograr incrementar las ventas.  

Satya Nadella, CEO de la compañía – y quien se opuso originalmente a la compra de Nokia por parte de Microsoft (cuando el CEO era Steve Ballmer) – ha insistido en que la compañía debe seguir tomando acciones que permitan disminuir los costos asociados a la producción y comercialización de dispositivos de cara a la estrategia asociada con el lanzamiento de Windows 10 más adelante este año. 

Lo preocupante del filing es que la compañía advirtió, en términos similares a los usados en el pasado previo a un write-off, que existe la posibilidad de tener que hacer un “ajuste por deterioro” al valor de la adquisición de Nokia y del goodwill asociado a su nombre, que hoy está establecido en USD 5,460 Millones, lo cual podría impactar tanto los resultados financieros a futuro como el precio de la acción. 

3. Al Caído Caerle

Como si fuera poco, la compañía perdió un round importante the la Comisión de Comercio Internacional (ITC, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos este lunes. Un juez encontró que Microsoft está infringiendo 2 patentes relacionadas con tecnología celular inalámbrica de propiedad una entidad llamada InterDigital y está en proceso de validar si una prohibición de importación de sus celulares al país sería aplicable. 

Esta es una demanda originalmente presentada por InterDigital en contra de Nokia en 2007, que ganó Nokia pero luego fue apelada y cuya decisión fue reversada por la Corte Federal de Apelaciones en el 2012, quien envió la demanda de nuevo al ITC.Y aunque la revisión completa del caso tomará al menos hasta Agosto, se ha conocido que InterDigital está interesado en continuar las discusiones con Microsoft sobre la posibilidad de recibir compensación por el uso de sus patentes, algo que podría incrementar aún más los costos de operación y venta de la división de terminales de Microsoft. 

La Importancia de Windows 10

El nuevo moto de Microsoft es conciso: Cloud First, Mobile First. La compañía tiene claro que su futuro está, literalmente, en la nube y en el poder de ofrecer productividad (empresarial y personal) a sus usuarios sin importar el lugar, el momento o el dispositivo que se utilice. La movilidad es un factor claro y determinante del mercado y su foco será el poder ofrecer sus productos y servicios a los usuarios, sea donde sea que estén (y desde donde se conecten).

Por eso, ha firmado los acuerdos que ha firmado con Samsung, Cyanogen y otros OEMs de Google para incorporar sus aplicaciones en otros sistemas operativos. Por eso, sigue promoviendo el uso de Windows Phone (y posiblemente Windows 10) de manera gratuita para dispositivos con pantallas de menos de 9″. Por eso, la compañía le está apostando a un modelo Freemium con el cual crear masa y luego vender valores agregados y features adicionales. 

Pero eso no soluciona el tema de sus terminales móviles propias. Y es ahí (y en varios otros aspectos) donde entra Windows 10 a jugar. Lo que hemos podido ver del nuevo sistema operativo es MUY bueno (se lo digo yo, que dejé de usar Windows hace años). Fácil, claro, integrado y unificado. Una única plataforma – tanto para el desarrollador como para el usuario – que es tranversal y que se mueve a través de dispositivos de diferentes tamaños y con diferentes uso pero que promete darle al usuario una experiencia más que unificada, única. 

Una experiencia rápida, amigable, que se ajusta al uso y al dispositivo pero que mantiene la información sincronizada a lo largo de todo el ecosistema. Y ese ecosistema, el que Microsoft espera que lleve a los usuarios a escoger un dispositivo móvil de su marca, con su sistema operativo. Así como lo hace Apple. Un ecosistema completo en el que los productos, las aplicaciones y los servicios funcionen a la perfección y creen una experiencia agradable y transparente para el usuario. 

Por eso, es que Windows 10 es tan importante. No sólo porque Microsoft y todos sus OEMs están esperando que con su llegada se reverse la tendencia negativa del mercado de PCs. Sino porque Windows 10 debe ser “el pegante” con el que las demás áreas de la compañía puedan integrar sus productos y servicios de una manera que cada una de ellas vea crecimientos individuales.