Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

4 Comments

Este es el problema mas grave con Android

AWaldraff

Android es el sistema operativo más popular del planeta. Cerca del 80% de los dispositivos tecnológicos lo usan. Pero lo que causa preocupación es que mas de 6 meses después de haber lanzado la última version, tan solo 10% de los usuarios de Lollipop lo están usando.

Market Share sistemas operativos (Imagen tomada de IDC)
Market Share sistemas operativos (Imagen tomada de IDC)

La causa raíz del problema, como ya lo habiamos analizado, está fundamentada en que no son los usuarios quienes deciden cuando actualizar. Google libera las actualizaciones a los fabricantes y proveedores de servicios y son ellos quienes impulsan las actualizaciones a los usuarios. El usuario, que quiere acceder rápidamente a las nuevas funcionalidades tal y como lo demuestra la curva de adopción de iOS, no tiene opción diferente a esperar.

Tengo aún mas preocupacion cuando miro las cifras de adopción. Solo 45% de los usuarios están en KitKat, la versión anterior a Lollipop. Otro 35% de los usuarios están en Jelly Bean, 2 versiones atrás de Lollipop y aún hay otro 10% usando Froyo, GingerBread o Ice Cream Sandwich.

Adopción de Android por versión (Imágen tomada de DailyTech)
Adopción de Android por versión (Imágen tomada de DailyTech)

No solo son personas que claramente no están aprovechando el potencial que les ofrece su inversión. Estas personas son por demás un peligro para todos nosotros, pues no cuentan con las configuraciones y seguridad que se requieren en la actualidad.

Lo barato sale caro

Apple permite que los dispositivos antiguos sean actualizados alargando un poco la obsolescencia programada que calculo en casi 4 años. Tengo un iPhone 4S con iOS 8.3 instalado, es decir la vida de la batería, no el sistema operativo, fue la restricción. Los fabricantes de equipos Android únicamente liberan las actualizaciones a los modelos mas recientes o costosos. Para el usuario la inconveniencia es muy grande. La curva de obsolescencia se acorta susceptiblemente, pues es muy posible que en menos de 2 años su dispositivo ya sea obsoleto, inicialmente desde la óptica de la seguridad.

Pero no solo hay efectos sobre la seguridad. Al tener que adaptarse a una variedad muy grande de dispositivos, es inevitable que se produzcan problemas. La usabilidad de los dispositivos Android siempre está en mayor riesgo que en otras plataformas, es una cuestión de simple estadística. Las actualizaciones y nuevas funcionalidades seguirán retrasándose respecto a iOS.

Para Google impulsar un método directo de actualizaciones, podría ser estratégico, pero no sin grandes riesgos. Al no tener ningun control sobre el hardware, la probabilidad de que una actualización termine en desastre es muy alta. A Apple, que solo libera una versión del sistema operativo, y solo tiene 4 o 5 modelos vigentes le suceden chascos en cada actualización. ¿Qué pasaría si Android hiciera lo mismo?

La conclusión para el usuario, es que la única manera de acceder a las últimas funcionalidades es cambiar su dispositivo cada vez mas pronto. Mientras el ciclo de los dispositivos Apple (el menos en iPhone) se ha estabilizado entre 2 y 3 años, los usuarios Android casi que deben actualizar cada segunda generación, idealmente cada año. Así, los ahorros por comprar dispositivos mas económicos, terminan siendo una completa falacia. Por eso, no le creo ya a Android.