Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top


Así es Windows 10 (Video)

Samir Estefan
  • El 4 marzo, 2015
  • Evangelista Tecnológico / Consultor Empresarial en temas de Transformación Digital y Software Asset Management / Conferencista Internacional / Blogger

Microsoft está apostando la casa entera con el lanzamiento de Windows 10. Satya Nadella y su equipo saben que en un mundo multiplataforma en el que los usuarios consumen – y producen – contenido donde sea y cuando sea, lo que importa es tener una plataforma transversal en la que smartphones, tablets, computadores, pantallas, wearables y otros dispositivos (que aún no visualizamos) funcionen de manera sincronizada y unificada. 

La estrategia de One Microsoft está fundamentada en subir la mayor cantidad de personas posibles a Windows 10 y poderles ofrecer esa experiencia unificada, sin importar el dispositivo que usen. 

Personalmente creo que Windows 8 era muy bueno y era un salto importante en la dirección correcta. Lamentablemente, ni el público estaba preparado ni las condiciones se dieron para que lograra la aceptación de los usuarios de Microsoft (y mucho menos los de otras plataformas).

Con Windows 10, Microsoft está dando un paso atrás. Un paso importante. Un paso que busca enmendar algunas de las situaciones que alienaron al usuario común que se estrelló con una curva de aprendizaje súper empinada con Windows 8 y que han dejado a la mayor parte de los usuarios con un sistema operativo en sus desktops (sistema que además tiene XX años) y con otro en sus dispositivos móviles. 

Me gusta lo que veo en Windows 10. Creo que es suficientemente agresivo para competir – y liderar – en el mercado sin perder la familiaridad de lo que es y ha sido Windows tradicionalmente. Esta es nuestra primera vista de Windows 10: 

Lisa (o mejor Sarah), hace hincapié en 4 aspectos básicos del nuevo sistema operativo:

1. El Menú de Inicio vuelve. Y vuelve recargado pues es la mezcla perfecta entre el menú tradicional de Windows y los widgets o azulejos (tiles) que hicieron su arribo con Windows 8 y con Windows Phone. 

2. Cortana llega al PC. Se lo digo de entrada. Creo que Cortana es el feature más importante de Windows 10. Creo que, hasta ahora, es el “asistente virtual” más avanzado e inteligente que hay en el mercado y creo que si uno lo aprende a usar y sacarle provecho lo convertirá en una herramienta de productividad impresionante. 

Cortana no es una entidad local en sus dispositivos. Es un servicio alojado en la nube que viaja con usted de dispositivo a dispositivo y que, por ende, tiene una visión global del usuario, de sus gustos, de su contexto y de su realidad, por lo que puede ayudar – bien sea con comandos escritos o hablados – a hacer decenas de tareas diferentes.

3. Las aplicaciones vuelven a vivir en ventanas. Por lo menos en la versión desktop de Windows 10, la cual usted puede “prender o apagar” con sólo conectar o desconectar el teclado de sus equipos híbridos. Se re-adiciona la capacidad de trabajar en ventanas simultáneamente (de una manera sencilla) y la creación de diferentes espacios de trabajo para diferentes aplicaciones y documentos. Es un paso atrás, pero bien implementado. 

Y con un click, usted puede ir al modo tableta, full screen, en el que los gestos y el control multitouch toma relevancia. 

4. Aplicaciones Universales. Por último, Microsoft ha hecho mucho énfasis en el tema de aplicaciones universales y la facilidad, tanto para desarrolladores como para usuarios, que representa tener una única plataforma para todos los dispositivos. 

Así, con mucha expectativa, sigue el desarrollo de Windows 10. Un sistema operativo que promete alterar la dinámica del mercado, re-enamorar a los usuarios y llevar a Microsoft de nuevo a la posición de liderazgo que perdió bajo el mando de Steve Ballmer.