fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

6 tips para que el teletrabajo no lo mate (antes que el Coronavirus)

6 tips para que el teletrabajo no lo mate (antes que el Coronavirus)
Samir Estefan

Con la decisión de cerrar colegios y universidades y de adoptar modelos de educación en línea para terminar el semestre (o año) escolar, y con las instrucciones de muchas compañías de limitar la presencia de sus trabajadores en las oficinas, optando por un modelo de teletrabajo, es mucha la gente que tendrá que cambiar sus hábitos y adaptarse a trabajar desde casa.

No es un paso fácil (y se lo digo por experiencia pues hace 10 años lo di). Seguramente los primeros días la novedad del tema será el centro de la experiencia pero con el paso de los días puede que surjan ciertos retos.

Así que basado en mi experiencia, déjeme proponerle unos tips para que le saque el mayor provecho a la experiencia y su productividad no se vaya al piso:

  1. Designe un espacio dedicado para trabajar (y trate de trabajar sólo en él). Use espacio diferente a su habitación. No importa si es la mesa del comedor o un escritorio en el estudio. Pero desígnelo y úselo para tal fin.

  2. Arréglese como si fuera ir a la oficina (si quiere póngase incluso el carnet). Yo sé que trabajar en pijama es una delicia, por lo menos por la noche o un sábado mientras se pone al día pero si ya estamos hablando de un tema cuasi-permanente, báñese y arréglese como si fuera ir a la oficina. De esta forma crea la rutina de separar el descanso del trabajo o estudio

3. Establezca horarios claros para diferentes actividades (y explíqueselos a su familia). Es importante crear una rutina de trabajo. Es importante no sólo saber a qué hora va a comenzar a trabajar sino también (y sobretodo) a qué hora va a dejar de trabajar. en muchos de los casos quienes trabajan desde casa terminan trabajando más tiempo que si lo hicieran desde la oficina por no establecer horarios. Y es importante que su familia entienda que usted, a pesar de estar físicamente en casa, no está de vacaciones sino que tiene trabajo que hacer.

 

Le puede interesar: Automatice sus rutinas con un hogar interconectado

 

4. Hablando de horarios tómese breaks (y salga a la calle así sea a darle la vuelta a la cuadra). El componente social de la oficina ofrece, generalmente, un par de pausas durante el día. Bien sea para tomarse un café o para pararse a hablar con un compañero. Al estar sólo en su casa es común que a uno se le olvide tomar esas pausas o que las tome sin levantarse del escritorio. Establezca al menos 2 pausas, además del almuerzo. Una en la mañana y otra en la tarde. Y aproveche y levántese de la silla y ojalá pudiera incluso salir a darle la vuelta a la cuadra.

  1. “Asista” a reuniones.  Hoy, gracias a la tecnología, es posible ir a una reunión sin tener que estar presente de cuerpo (es más, muchos de los que van presencialmente no están presentes de mente sino que andan haciendo otras cosas). No se quede sólo en hacer llamadas y enviar mensajes y correos. Coordine reuniones por Zoom, Hangouts, Skype, FaceTime, WebEx o cual sea la aplicación de mensajería y colaboración que tiene su empresa. Prenda el video y véase la cara  con sus compañeros de trabajo.

  2. Sea consciente del impacto del trabajo Sincrónico y Asincrónico. Uno de los grandes retos de los equipos remotos es la sincronía del trabajo. Al no estar juntos es posible que haya cosas que un miembro del equipo no puede hacer hasta que otro complete una tarea previa. Sincronice bien su trabajo y los requerimientos del mismo con sus compañeros de tal manera que el retraso de uno no impacte el trabajo de todos. Y coordine el trabajo sincrónico -el que todos puedes hacer al tiempo- en horarios en que para todos (o por lo menos para la mayoría) sea posible hacerlo.

El teletrabajo es un experimento interesante. Y no hablo para la empresa sino para el empleado. Es un cambio de hábitos, de costumbres, de la forma en que hacemos las cosas. Tiene retos pero bien manejados tiene muchos beneficios. En momentos como el actual es que ponemos a prueba nuestra perserverancia, nuestro ingenio y nuestra capacidad de adaptación. Y gracias a la tecnología podremos ver que muchas de las cosas que creíamos sobre el modelo actual del trabajo no son tan necesarias como parecían.

Hace algunos años di una conferencia sobre la diferencia entre Job y Work para Creative Mornings y una de las cosas que descubrí armándola es que para muchos de nuestros padres el trabajo era un sitio al que iban por la mañana pero para las nuevas generaciones es algo que se hace, indistintamente desde donde se haga. Esta es la oportunidad de montarse en ese bus.