fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

El futuro del trabajo, post Coronavirus

El futuro del trabajo, post Coronavirus
Samir Estefan

Es poco lo que ha cambiado nuestro modelo de trabajo desde la segunda revolución industrial. Aún, para la mayoría de la gente, es necesario trasladarse a diario a un sitio específico donde se congrega con sus colegas para producir, administrar y controlar los diferentes aspectos de la actividad económica a la que se dedica su negocio.

Este fin de semana, en medio de la medidas que han tomado varios gobiernos del mundo de cara a la pandemia del Coronavirus escuchaba a varios ejecutivos de grandes compañías -principalmente en Asia- hablar de cómo ha cambiado su trabajo en el último mes, cómo se han cancelado millones de reuniones presenciales, cómo muchos de los empleados están trabajando de manera remota y cómo se han implementado protocolos de trabajo que cambian el modelo que hasta ahora han venido utilizando en sus empresas.

Y eso me puso a pensar como, derivado de los avances tecnológicos y del COVID-19, se puede acelerar el cambio en el modelo de trabajo actual y cómo será ese futuro del trabajo. Un futuro que ya existe pero que para muchos es ajeno.

 

Reuniones Virtuales (y menos reuniones)

Para nadie es un secreto que más de la mitad de las reuniones de las empresas se podrían obviar y manejar con un correo o un par de hilos de mensajes. El hecho de que no podamos reunirnos físicamente llevará, indudablemente, a una optimización de la cantidad de reuniones. La gente, que poco a poco verá que no para todo se necesita una reunión, comenzará a coordinar sus tareas y solucionar sus problemas de manera más sencilla y expedita, aumentando el uso de mecanismos alternativos como el correo electrónico, una simple llamada o mensajes a través de plataformas de mensajería instantánea.

Y para cuando sí es imperativo reunirse, explotará el uso de herramientas de conferencia virtual como Zoom, BlueJeans o aquellas de compañías como Microsoft, Cisco o Google. La primera de ellas, Zoom, ha sido tan demandada desde el comienzo de la pandemia que el precio de su acción está disparado y Cisco, por su parte, está ofreciendo licencias gratis de Webex para que las empresas puedan reunirse de manera virtual.

 

Teletrabajo, Horarios Flexibles

Aunque el teletrabajo ha venido tomando fuerza su penetración sigue siendo baja en la mayor parte de las empresas. Decisiones como las del gobierno italiano, de poner en cuarentena básicamente a todo el país, impulsarán la adopción de iniciativas de teletrabajo para más cargos en las empresas y seguramente cambiará el mindset de muchos ejecutivos gracias a los beneficios percibidos.

Y no es sólo el tema del teletrabajo. Es también el tema de la jornada actual de trabajo. Ya Microsoft hizo un experimento en el que bajó la semana de trabajo a 4 días en Japón y la productividad de sus empleados subió 40%. Y en países como Holanda ciertas empresas ofrecen la posibilidad de trabajar 10 horas durante 4 días (y no 8 horas durante 5 días) a la semana y han notado que la gente no es sólo más productiva sino más feliz.

Es posible que las restricciones asociadas a la congregación de gente impulsen modelos de trabajo más flexibles y que gracias a la tecnología el teletrabajo se dispare aún más.

 

Robots (Autónomos y Asistidos)

Si antes del Coronavirus ya veíamos venir la invasión de los robots, ahora se hace más lógico y rentable incorporar mecanismos de automatización avanzada a las cadenas de producción. Empresas como Foxconn, uno de los ensambladores más grandes de dispositivos electrónicos en el mundo, ha venido avanzando en el proceso de reemplazar humanos por robots en sus líneas de ensamblaje, mientras que empresas como Amazon han visto su productividad y rentabilidad disparase desde la incorporación de robots en sus bodegas, lo que ha llevado a un incremento en la planta de personal de más de 100 mil personas.

Los impedimentos de traslado y de congregación, sumados a los beneficios ofrecidos por la automatización, serán la excusa perfecta para que más empresas incorporen robots en sus cadenas de producción. Robots que pueden trabajar de forma autónoma o que pueden interactuar con humanos para completar tareas.

Y al hablar de robots es claro que se tiene que hablar también de Bots, y de Automatización Robótica de Procesos (RPA) como mecanismo para generar eficiencias operativas que liberen el tiempo de los trabajadores de las empresas.

 

Realidad Mixta (para entrenamiento y supervisión)

Por último, creo que veremos la incorporación de modelos de Realidad Mixta -Virtual y Aumentada- especialmente para entrenamiento de labores y para supervisión. Algo como lo que ya hace la gente de ThyssenKrupp con Hololens:

Es extraño pensar que necesitamos de la amenaza de una pandemia para entender los beneficios que la tecnología traen al modelo de trabajo que creamos hace ya más de un siglo. Pero no es extraño pensar que son esos momentos de crisis, en donde nos vemos obligados a pensar y actuar diferente, los que terminan siendo la gota que hace que la copa se reboce y derivados de los cuales se da via libre a la implementación de alternativas que poco a poco, y tímidamente, hemos venido incorporando en nuestra realidad laboral desde hace ya un par de décadas.

¿Cómo más cree usted que cambiará el modelo actual de trabajo? ¿Qué otras tecnologías cree que veremos impulsarse gracias a los cambios de hábitos que tendremos que implementar por el Coronavirus?