Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Huawei y Google: ¿Humo blanco?

Huawei y Google: ¿Humo blanco?
Samir Estefan

Luego de la tempestad…. ¿viene la calma? El reintegro del Huawei Mate 20 Pro al Beta de Android Q podría significar un cambio de rumbo en la relación entre Google y Huawei 

Para nadie es un secreto que la guerra comercial entre Estados Unidos y China no le conviene a nadie.

No le conviene a los consumidores norteamericanos (que pagarán más caros los productos importados de China), no le conviene a las compañías norteamericanas (que pierden clientes inmensos en el país asiático), no le conviene al gobierno Chino ni a sus empresas (pues Estados Unidos es su principal destino de exportaciones) y no nos conviene a quienes, desde afuera, nos vemos afectados por medidas como la restricción impuesta a comienzo del mes a Huawei.

Google se apresuró a cumplir con las disposiciones del Departamento de Estado, quien rápidamente amplió los plazos de implementación de las restricciones hasta agosto para evitar problemas en la prestación de servicios y a los usuarios finales.

Y todo parece que dicha extensión, y la defensa que han hecho decenas de compañías a Huawei alrededor del mundo, han llevado a Google a recapacitar.

Una muestra de ello es la reaparición del Mate 20 Pro dentro de los dispositivos que hoy están autorizados por Google para descargar, instalar y probar la beta de la siguiente versión de Android: Android Q (sigo apostando a que la Q será de “Quesadilla”)

Esta es una noticia ¡INMENSA!

Lo es porque, si usted recuerda, la gran preocupación derivada del anuncio original de Google era que los dispositivos actuales no podrían recibir nuevas versiones de Android.

Pero al devolver el dispositivo al programa beta de Android Q y, teniendo en cuenta que dicho sistema operativo será lanzado oficialmente al mercado antes de que expire la extensión del Departamento de Comercio, los equipos Huawei del 2018 (y 2019) podrían acceder a esa nueva versión del sistema operativo sin problema.

Y así, el riesgo de obsolescencia de los equipos actuales se corre un año más eliminando la preocupación casi que por completo.

Es una buena noticia no sólo para Huawei sino para sus consumidores porque, seguramente, la compañía está trabajando en un programa de certificación acelerado para Android Q de tal manera que sus dispositivos actuales (por lo menos P y Mate del 2018 y 2019) puedan hacer upgrade a Android Q de una manera expedita.

Claro que siempre está el plan B (que a algunos nos llama cada vez más la atención).