Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

3 Comments

Debo hacer el “root” de mi Android? Es legal?

Felipe Lizcano
Tal como lo decía Andres Waldraff anteriormente: existen al menos 2 versiones diferentes de Android. Hay una versión de Google, que es la que usan las compañías que se acogen al Acuerdo de Dispositivos Abiertos (OHA). Esta versión se reconoce porque incluye los servicios de Google y tiene limitaciones en la manera como se puede personalizar el software en los dispositivos. La otra versión de Android es un proyecto de código abierto (AOSP), una versión aún mas libre del software que, permite a los fabricantes y entusiastas todavía más libertades en la configuración.

Por estas tierras (Latinoamérica), generalmente se ve la versión OHA, que incluye los servicios de Google y que efectivamente tiene varias limitaciones. Por ejemplo, con la penetración de la versión 4.4 del sistema operativo Android, llamada KitKat, muchos usuarios han puesto el grito en el cielo (se han quejado) por la imposibilidad para guardar, mover, copiar y hasta borrar archivos en tarjeta de memoria externa microSD. En pocas palabras, la tarjeta solo funcionaría para consumir archivos multimedia y guardar fotos, contenidos que serían inamovibles con el tiempo, dado que ni siquiera es posible eliminarlos una vez se han visualizado.

Leyendo un poco sobre el tema, muchos afirman que al hacerle “root” a un dispositivo con KitKat es posible sobrepasar dicha limitación e, inclusive, aprovechar al máximo el espacio de la tarjeta externa para instalar aplicaciones en ella, liberando la memoria interna del dispositivo. Lo anterior suena muy bien, pero es importante entender: qué implica hacer el “root”? Pues no es otra cosa que obtener los privilegios de administración del sistema que, por defecto, están restringidos o bloqueados en Android. Dichos privilegios de “super usuario” llegan a ser bastante importantes para labores como por ejemplo:
  • Actualizar o cambiar la versión Android,
  • Modificar la configuración estándar del dispositivo,
  • Eliminar aplicaciones pre-instaladas del sistema,
  • Crear/expirar usuarios,
  • Visualizar/ocultar archivos,
  • Hacer una copia de seguridad de los archivos locales,
  • Escribir, editar y guardar datos en la tarjeta de memoria externa,
  • Activar o desactivar servicios del sistema operativo.

Es legal hacer el “root”?

Esa es una de las preguntas más difíciles de responder dado que la legislación suele cambiar de acuerdo con las normas de cada país y, además, en TECHcetera no somos para nada experto legales; tan sólo somos usuarios que cuentan su experiencia con los dispositivos.
 
Hecha dicha salvedad, mencionar algunos conceptos al respecto que circulan por la blogosfera, es en donde muchos dicen que puede llegar a considerarse como un delito desproteger el sistema operativo de un ordenador para hacer cambios, según el libre albedrío, dado que se vulneran los derechos de autor. Por otro lado, existen algunos precedentes en países como Estados Unidos donde el gobierno en el 2010 declaró que no era ilegal obtener acceso al “root” ni liberar el iPhone (hacer el “jailbreak”). Dicha decisión podría extrapolarse a Android, como homólogo y competidor directo del iOS.
 
Es curioso como en Google Play (la tienda oficial de aplicaciones y contenidos de Android) está disponibles todo un sin fin de aplicaciones para hacer el “root” de los dispositivos e, inclusive, para optimizar el funcionamiento del mismo, lo cual da a entender que el propio Google está de acuerdo con este tipo de procedimientos, al albergar tales contenidos en Google Play.

Por último, vale la pena mencionar que Android es mucho más flexible que iOS por naturaleza, toda vez que, sin siquiera tener que hacer el “root”, permite instalar aplicaciones provenientes de lugares diferentes a Google Play.

Qué tan malo podría ser el panorama?

Como diría el hombre araña: “un gran poder implica una gran responsabilidad”. Este tema es tan crítico que la gran mayoría de los fabricantes advierten a los usuarios que. al desbloquear las terminales, automáticamente expira la garantía y, en algunos casos, puede llegar a perderse el acceso a las actualizaciones publicadas por el fabricante y/o operador de servicios móviles.
 
Por otro lado, hacer el “root” puede no ser muy difícil pero no es recomendado y, menos para usuarios neófitos, que no entienden lo que hacen dado que las implicaciones pueden ser fatales, pues se puede llegar inclusive a dañar el funcionamiento del sistema operativo, convirtiendo el dispositivo prácticamente en un pisa-papel.
 
Ahora bien, desde el punto de vista de la seguridad informática, con el “root” se puede llegar a abrir la “caja de pandora” (un artefacto de la mitología griega, que contenía todos los males del mundo) para que las múltiples aplicaciones malintencionadas como el malaware, adaware y otras, hagan de todo con la terminal.
 

Qué implica que las aplicaciones hagan de todo con la terminal?

En resumidas cuentas, lo que pueden llegar a hacer los piratas informáticos al apoderarse de un dispositivo es:
  • Robar información bancaria, personal y corporativa por medio del análisis de los SMS o de los datos móviles,
  • Re-direccionar llamadas que inicialmente eran dirigidas a la terminal infectada,
  • Grabar audio (con el micrófono del dispositivo) y el robo de datos.
  • Enviar de mensajes SMS a números Premium,
  • Transmitir de datos de geo-localización,
  • Desplegar publicidad agresiva y engañosa.
 

Debo hacer el “root” o no?

Esa es la pregunta del millón de dólares! La información presentada anteriormente es posible le ayude a un gran número de usuarios a tomar una decisión a conciencia pero, si para este momento, existen todavía lectores con dudas, es procedente que lo mejor sea aplicar lo que profesa el dicho: “ante la duda, abstente”!