fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Las profecías tecnológicas que nunca fueron!

Las profecías tecnológicas que nunca fueron!
Andrés Felipe Sánchez

Todo comenzó estos días en Twitter, con nuestro querido amigo y excelente periodista tecnológico, Mauricio Jaramillo (lo tienen que seguir!), que organizando un poco en su casa sabía encontrado con muchos documentos viejos y entre ellos un ejemplar de la Revista PC Magazine, fechado en 2007, en el que hablaban de los sistema operativos móviles que iban a dominar el mundo para 2010, con cifras y todo.

 

Imagen

 

El tweet en cuestión lo pueden ver aquí:

 

 

Burlarse no tiene mucho sentido, toda vez que para esa fecha Nokia era la figura dominante del mercado, de ahí que Symbian tuviera tanta importancia, PALM OS estaba en la cima, ya que, PALM había presentado sus PDA´s durante varios años y  de manera exitosa incursionaba con su línea TREO de “¿Smartphones?” (Yo tuve un 650 y hasta el día de hoy me arrepiento de haberlo vendido). Por otro lado, Linux (sí mis queridos lectores, había teléfonos Linux), había sido la elección favorita de varios Motorola de la época que aún disfrutaba las mieles de su ahora icónico V3 Razr.

 

 

 

Ahora nos damos cuenta que, los amigos de PC Magazine no le dieron nada en esa proyección pero, no han sido los únicos, ni los últimos, ni mucho menos los de más altas credenciales que se aventuraron a predecir algo sobre el mundo tecnológico y fallaron de manera estrepitosa.  Veamos otras 5 “predicciones” que no se cumplieron:

 

Los “Humanos aumentados” de Google Glass. Tuve la oportunidad de probar las Google Glass en 2013, un prototipo del que recuerdo haber sacado un par de buenas fotos para Instagram y haberme ganado un dolor de cabeza que hasta ahora tengo. En su momento autores como Ross Dawson hablaron de las infinitas posibilidades de una “Humanidad Aumentada” gracias al uso de este tipo de dispositivos. Hasta vídeos distópicos y llenos de existencialismo se crearon en su momento para advertir de un futuro terrible gracias a la popularización de estas tecnologías.

 

 

Las gafas se vieron en desfiles de moda como el siguiente gran accesorio (bueno mejor eso que los Air Pods, aunque en lo sucesivo estos generaron muchas copias por parte de otras marcas) y incluso medios tan prominentes como Business Insider llegaron a hablar de ventas de 21 millones de unidades para 2018.

 

Según Business Insider estas serían las ventas proyectadas de Google Glass.

 

Y ya sabemos en qué acabó eso, más que un reto tecnológico, el reto social y de privacidad que representan millones de personas documentándolo absolutamente todo cual capítulo de Black Mirror, terminó acabando con este werable.

 

Los días del iPad están contados: En su momento el iPad fue revolucionario y para mí, tuvo un mayor impacto y proyección que cuando se lanzó el primer modelo de  iPhone. Fue por eso que, cuando apareció este dispositivo, muchos medios se lanzaron a buscar la respuesta de Android, que salvo en casos muy excepcionales y gracias a las capas de personalización de los fabricantes, nunca ha sido una verdadera alternativa en el mundo de las tabletas; sin embargo, todo el mundo centró sus esperanzas en la Motorola XOOM, ¿La qué? Se estarán preguntando y sí, ese fué el resultado, en 2020 nadie se acuerda de ella.

 

 

Tenía cámara, más RAM y en teoría un mejor procesador, sin embargo, el OS era un desastre! Sus apps estaban pensadas para smartphones de 4 pulgadas y  no abrían correctamente proporcionadas en una pantalla de 10 pulgadas y ni hablemos de la falta de actualización de su versión de Android. Esto no evitó, sin embargo, que muchos medios la llamaran “el iPad Killer”. En un mundo con más versiones de iPad que películas de Rápido y Furioso, les pido un minuto de silencio por favor para la XOOM.

 

 

El BitCoin del millón de dólares: Acá tenemos dos controversias juntas, por un lado a John McAffe el polémico genio del mundo tecnológico que creo el antivirus que lleva su apellido y posiblemente, venía instalado de fábrica en su HP antes de que lo desinstalara 5 minutos después de comprarlo y, por el otro lado, tenemos a BitCoin o más bien a la opinión de McAffe sobre la también cuestionable criptomoneda.  En Noviembre de 2017 el magnate se atrevió a decir que, para 2020, el valor de un BitCoin,  sería de un millón de dólares.

 

Falló por un poquito.

 

Tres meses después la moneda perdió el 83% de su valor y al mes de hoy, Abril de 2020, vale 6.706 dólares, pero Don Jhon no se rindió ahí y dijo que para 2020 bien podría llegar a los 2 millones de dólares.

 

 

El Procesador Mágico de INTEL: Una cosa es que un medio se equivoque, después de todo Samir dice que los AirPods son buenos audífonos y Felipe Lizcano jura que se parece a su animoji. Esas cosas pasan, pero ¿que sea la propia INTEL la que se equivoque sobre el futuro del negocio que mejor conoce? Eso ya es otra cosa. Bueno, los señores aseguraron en 2012 que para 2020 los procesadores apenas si iban a consumir energía ya que iban a estar literalmente de forma ubicua en nuestras vidas. Quizás fallaron un poco pues, al día de hoy,  un Core i9 consume más energía que un televisor de 65 pulgadas. Acá les dejamos el artículo completo, porque no era, para nada, una mala idea.

 

Una buena idea, para un futuro que nunca llegó.

 

Lo que nunca haremos, (pero hicieron): Nadie se salva de este tipo de bochornos, no importa el éxito que haya logrado en el mundo tecnológico. Para la muestra, la risa a carcajadas del Ex-CEO de Microsoft, Stave Balmer cuando se le pidió una opinión sobre el recién lanzado iPhone.

 

No obstante, también es cierto que el señor Jobs tuvo un par de comentarios desafortunados. En 2010 cuando se le preguntó qué opinaba de los teléfonos de Samsung, que en su momento con la serie S rompieron el mercado con sus “gigantescas” pantallas de 5 pulgadas, respondió que “nadie iba a comprar eso” y se atrevió a compararlo con las camionetas “Hummer”, por feos, exagerados e imprácticos, para terminar afirmando en subsecuentes declaraciones que Apple jamás haría un teléfono tan grande.   Ustedes saben como terminó eso, ¿No?

 

Y luego llegó el iPhone 6 plus.

 

Y así respondió Samsung, al lanzamiento del 6 plus.

 

Historias como estas hay muchas y nadie se salva ¿tienen algunas para compartir?

Hablemos en Twitter

Andrés Felipe Sánchez

@innovandres