Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

El que le da la vuelta a la categoría. El Samsung Galaxy A80

El que le da la vuelta a la categoría. El Samsung Galaxy A80
Andrés Felipe Sánchez

Hace días tuvimos la oportunidad de mostrarles algo de las capacidades del nuevo Samsung Galaxy A80 y nos gustó mucho.

 

Pero, más allá de la novedad de la cámara giratoria, nos encontramos con un dispositivo que vale la pena conocer a fondo y que es la viva muestra que en 2019, Samsung renovó todas las líneas de smartphones para demostrar por qué la innovación y buen manejo de prestaciones la ha convertido en la marca número en ventas a nivel global.

 

Gran pantalla la del A80.

 

¿Cómo es vivir con el Galaxy A80?

 

En mi caso personal, pude usarlo como único teléfono durante dos semanas, así que, desde la experiencia, puedo decir que en el caso del A80 estamos hablando de un dispositivo de uso global. Eso quiere decir, un smartphone que es capaz de reemplazar a muchos otros aparatos que puedan necesitarse en el día.

 

Un smartphone, muchos usos.

 

Recordemos las características del A80

 

Pantalla: Amoled de 6.7 pulgadas con resolución Full HD+. Esta pantalla es para mí (que a diferencia de muchos millennials) no soy amate de las selfies. La mayor ventaja de tener una cámara rotatoria es que, al no ocupar ese espacio en el frente, el A80 es prácticamente todo pantalla en su vista frontal.

 

Una pantalla pensada pára el entretenimiento.

 

Esto hizo que la Tablet y el Kindle quedaran guardados por ese tiempo. Esas 6.7 pulgadas son perfectas para ver Netflix en alta calidad y para leer sin ningún problema, pudiendo activar el modo “No molestar” para enfocarme en la lectura, sin mayores distracciones en una pantalla nítida y clara como pocas en el mercado.

 

Procesador: Snapdragon 730 de ocho núcleos a 2,2 GHz, que unido a los 8 Gigas de RAM y los 128 de almacenamiento interno, hicieron de toda la experiencia de uso, un placer. La consola se quedó apagada durante dos semanas, mientras me divertía jugando “Need For Speed” o “CSR Racing2, sin preocuparme por espacio o potencia.

 

Además el procesador juega un importante papel en el reconocimiento de escenas.

 

Cámaras: 48 y 8 Megapíxeles con sensor ToF. La confiable Nikon se apagó durante dos semanas. Creo que el hecho de tener no sólo la cámara rotatoria sino, la combinación de los sensores de gran capacidad (48 Mpxl es bastante) con un muy buen sistema de estabilización de imagen, hicieron de esta una combinación de cámaras a la altura de cualquier reto.

 

Por fotos como esta es que la cámara gran angular ya se hace indispensable.

 

Batería: 3.700 mAh que, en un mundo de baterías de 4.000 y 5.000 mAh parece poco y, más aún con semejante pantalla. Debo decir, sin embargo, que la batería duraba el día sin problema y, eso que fue por esa misma pantalla, que el A80 se usó bastante para tomar apuntes en reuniones, como para enviar y recibir correos. El portátil descansó un poco.

 

48 Mpxl permiten fotos de gran calidad.

 

Ahí lo tienen, el Galaxy A 80, no sólo un buen smartphone, sino mucho, mucho más que una cámara rotatoria.

 

 

Hablemos en Twitter. 

Andrés Felipe Sánchez

@innovandres