Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Detengan todo, que llegó ¡el Samsung Galaxy A80!

Detengan todo, que llegó ¡el Samsung Galaxy A80!
Andrés Felipe Sánchez

A menudo, las personas de nuestro alrededor comienzan a  hacer todo tipo de preguntas, siendo una de las más comunes “¿Cuál es el mejor celular que se consigue hoy en el mercado?” a lo que normalmente procedemos a responder “Depende del caso de uso”

 

Y… es cierto, porque quizás, la cámara sea lo más importante, quizás se use para ver Netflix, entonces una gran pantalla es necesaria, o quizás lo suyo sean los videojuegos, por lo que la memoria y la capacidad de procesamiento se vuelven clave.

 

¿Será este el Smartphone que lo tiene todo?

 

No obstante, de vez en cuando aparece un teléfono que parece hacerlo todo bien, que tiene algo para cada gusto y cada necesidad. Un smartphone que intenta entregar una experiencia mucho más completa, para un mundo que exige cada vez más prestaciones.

 

¿Será este el caso de Samsung Galaxy A80?

 

De antemano podemos decirles, este no es el dispositivo perfecto, pero se acerca bastante, incluso más que ofertas mucho más costosas en el mercado a nivel de prestaciones y de la experiencia de uso.

 

Primero, tenemos LA PANTALLA y acá debemos ser claros, Samsung no fue para nada conservador en este aspecto, pues puso una AMOLED de 6.7 pulgadas con resolución Full HD+, 6.7 pulgadas!.

 

Este es el primer campanazo para muchas personas, pues no es para nada un celular pequeño o discreto pero, como no tiene cámara frontal (de eso hablamos más adelante), el A80 es pura pantalla, lo que quiere decir, 6.2 pulgadas de Netflix, YouTube o cualquier videojuego y eso en si mismo es tremenda experiencia.

 

Que pantallota!

 

No olvidemos que se trata de una pantalla AMOLED, por lo que los colores son definidos, brillantes y el contenido multimedia es nítido y claro, incluso en condiciones de mucha luz.  Enserio, nada más con esto, el A80 ya se disfruta bastante.

 

Brillante, incluso en condiciones de mucha luz.

 

Por último, ni hablar de la edición de fotografía, video o tomar notas en una pantalla así, incluso no hay lío en simplemente instalar el App de Kindle y sentarle a leer por horas.

 

Con el Procesador, Samsung se fue por lo más alto de la línea 7 de Qualcomm, presentando un Snapdragon 730 octa core a 2,2 GHz, con una GPU Adreno 618. En este caso, sólo los S10 tienen una mejor CPU, por lo que tenemos potencia, fuerza y buena capacidad gráfica para hacer lo que queramos.

 

Hay mucha potencia y memoria en el A80.

 

Junto con lo anterior tenemos 8 Gigas de RAM y 128 Gigas de almacenamiento interno, pero debe aclararse que no son ampliables con tarjeta Micro SD. ¿Es un problema? Quizás, porque sinceramente, con esa pantalla, la tentación de simplemente descargar toda la biblioteca de películas y series de Netflix, está presente. Por lo demás 128 Gigas deberían ser suficientes para casi cualquier persona.

 

El A80 y su cámara principal rotatoria.

 

Con respecto a la Cámara trasera y Frontal podemos decir que estas son quizás la característica más interesante del teléfono. ¿Por qué? bueno porque son la misma. El A80 es todo pantalla, porque cuando se trata de las fotos frontales, la cámara trasera rota sobre su propio eje y se convierte en la cámara para selfies por lo que el sensor principal de 48 Mpxs y, el secundario de 8 Mpxs trabajan en conjunto con sensor ToF, para entregar una experiencia consistente de alto desempeño y con muchas opciones para jugar.

 

Tres cámaras que giran y se vuelven la cámara frontal.

 

En el modo selfie hay tres opciones de fotografía, la principal, la amplia y la súper amplia.

 

El primer modo de la cámara frontal.

 

El modo amplio.

 

Y el modo ultra amplio.

 

En el modo más tradicional, la cámara llega a sorprender por su buen HDR, la potencia y nivel de detalle de sus fotos, sobre todo, por el modo ultra amplio que, ya deja claro, que hoy una cámara sin este modo se ve seriamente limitada.

 

El modo normal.

 

El modo ultra amplio.

 

Al S10+ nos lo llevamos a Buenos Aires, al S10 a Lima y el A 80 nos acompañó a la bella Medellín en donde su arquitectura, nos demostró que el modo Ultra Wide del A80 es la diferencia entre la misma foto de todo el mundo y una que nos deje sorprendidos.

 

Esta es la foto con un lente convencional.

 

Y aquí el gran angular del A80.

 

Arquitectura, flores y el A80.

 

Que ningún detalle se pierda.

 

La experiencia con el Samsung Galaxy A80

 

En términos generales ( y hasta literales), el A80 es un gran teléfono! El tamaño está claramente pensado para disfrutar contenidos como videos y juegos. La pantalla se destaca, tiene potencia, la memoria sobre pasa incluso a flagships actuales, sin embargo, detalles como la batería de 3.700 mAh y la carencia de carga inalámbrica puede ser problema para algunas personas.

 

La cámara trasera gira y se convierte en la frontal.

 

Por lo demás, siguiendo la tendencia de la línea del Note 10, tampoco tiene el tradicional puerto de audífonos, sino que estos deben conectarse a través del puerto USB Tipo C. El cargador que incluye es de carga súper rápida e, incluso, es más capaz que el del S10+, lo cual, no deja de ser muy curioso. Vale la pena mencionar que, dado el mecanismo de rotación de la cámara, el A80 no tiene el nivel de resistencia al agua por el que la marca ya es famosa.

 

Una vez que se usa ese lente ultra gran angular ya no se puede vivir sin él.

 

Entonces, por su diseño pensado 100% en el entretenimiento, su gran pantalla, sus poderosas cámaras pero, sobre todo, por ser uno de los smartphones más interesantes del año, el Samsung Galaxy A80, no es perfecto, pero se acerca mucho.

 

En general es un teléfono muy bonito y con gran atención a los detalles.

 

Hablemos en Twitter 

Andrés Felipe Sánchez

@innovandres