fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

3 Comments

Windows 8: El gran desastre de Microsoft

AWaldraff

Tal vez la lección mas importante que hemos aprendido en TECHcetera es que cada dispositivo trae su propio caso de uso. Algunos dispositivos son mas atractivos y populares porque se acoplan al caso de uso de muchos. Otros, menos populares, apelan al caso de uso único de quién los creó. Microsoft intentó crear un sistema operativo que apelara al caso de uso de todos y fracasó rotundamente.

Windows 8 es un desastre para Microsoft

Saquemos esta idea al público de una buena vez. La magnitud del desastre de Windows 8 ha sido tal, que le costó el puesto a Steven Sinofski, su creador, a muchos (prácticamente todos) sus colaboradores, a su jefe (Ballmer) y al jefe de su jefe (Gates).

En la debacle de Windows Vista la culpa fué atribuida a tomarse cerca de 6 años para crear un sistema operativo que era apenas una evolución de su predecesor. Para enmendar el error, Microsoft trajo a un “clon” de Steve Jobs que reimaginara Windows completamente. Steven Sinofski, el elegido para este reto, comparte con Jobs muchas de las características de la personalidad que hacían a Jobs único. Como Jobs, Sinofski es terco, testarudo, manipulador, visionario y posiblemente un genio extraordinario. Y hay que decirlo sin temor, Sinofski hizo justo lo que le pidieron que hiciera, creó una visión increíble y futurista del sistema operativo de Microsoft que se llama Windows 8. ¿Entonces que falló? Steve Jobs tenía una cualidad especial que no posee Sinofski: Un entendimiento innato de lo que es un buena experiencia de usuario.

Sinofski se concentró en la revolución y dejó a un lado la experiencia de usuario

Miles de posts han sido escritos acerca de que es lo que no funciona en Windows 8. Mi resúmen personal es que Windows 8 es demasiado complicado. para un usuario común y corriente, la curva de aprendizaje es casi imposible de superar. Y la gran mayoría de los usuarios tiene un caso de uso muy simple. Queremos leer correos, visitar las redes sociales y producir contenidos ligeros.

Para ese específico caso de uso, Windows 8 es una exageración. Es como usar una tractomula para ir a la oficina que queda a 2 o 3 cuadras. Windows 8 debió simplificar la experiencia de usuario, no complicarla. Android y iOS le robaron el mercado a Microsoft proponiendo hacer apenas lo básico. iOS y Android son sistemas operativos exiguos, pero son mas que suficientes para atender las necesidades de una inmensa mayoría.

Microsoft hace un intento por salvar a Windows, pero se hunde mas

La máquina de mercadeo de Microsoft intenta vender las ”correcciones” que le han hecho a Windows como variedad. Con Windows 8.1, Microsoft reintrodujo muchas de las características que traía desde su último sistema operativo exitoso, Windows XP. Claramente buscan resolver los problemas de quienes no logran superar la curva de aprendizaje.

Pero al intentar resolver el problema de todos, Microsoft creó un sancocho. Windows 8 era consistente y funcional, difícil de aprender, pero toda vez que el usuario lo aprendía a usar, era un gran sistema operativo. Esto ya no es cierto. Windows 8.1 es inconsistente y aún mas difícil de usar que la versión original. Microsoft intentó corregir el problema dejando que cada uno de sus grupos internos agregara lo que creía que fallaba. No creo que haya poder humano alguno que logre recapturar los usuarios que se fueron a iOS o Android con Windows 8.1. Estos usuarios se fueron para siempre. ¡Buh-Bye! Ya es evidente que el diseño de software por comité no funciona.

Windows en la oficina y Android/iOS para todo lo demás

Afortunadamente para Microsoft, es casi imposible perder el mercado empresarial. Fenómenos como BYOD le hacen mella, pero están lejos de quitarle el dominio a Microsoft en ese mercado. Lo último que harán los departamentos de IT, que de por si tienen algunos retos propios, será meterse en la vaca loca de cambiar el sistema operativo. Entre otras muchas razones porque no hay una alternativa viable. OS X va en camino a fusionarse con iOS y por ende estará apelando al caso de uso simplificado que tenemos la inmensa mayoría de consumidores.

Así que acostumbrese, si va a trabajar a una empresa con un departamento de IT formal, tendrá que usar Windows 8 (o peor aún alguna de sus evoluciones) en algún momento. ¡Lo considero!