fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Apple: la década en restrospectiva

Apple: la década en restrospectiva
Samir Estefan

Este artículo hace parte de una serie que analiza lo ocurrido con las principales compañías y tecnologías durante la década. Lo invito a que lea el artículo base y el resto de las notas asociadas al especial. 


¿Cómo se mide el éxito de una empresa; por sus ventas? ¿Por las utilidades que genera? ¿Por el precio de la acción y su capitalización de mercado? ¿O mejor lo hacemos por su impacto en la cultura y en la sociedad? ¿Por la cantidad de wannabes y look-a-likes que copian sus diseños? ¿Por la cantidad de productos y servicios que usamos de ella? ¿O, de pronto, por cuántos de sus productos se posicionan en los Top 10 de cada año, o de la década, o incluso de la historia?

Escoja la métrica que quiera, escoja la forma que desee. Apple estará en el tope de su lista -gústele o no- en gran parte por lo ocurrido durante esta época que termina.

 

Un poco de contexto…

Cierra el año 2009 y todos los ojos están puestos en Steve Jobs y en lo que el iPhone y su modelo de tienda de aplicaciones ha comenzado a hacer en el mercado de dispositivos móviles.

Al cierre del 2009 el mercado de smartphones lo dominan Nokia y Blackberry con cerca del 60% de las 174 Millones de unidades vendidas durante el año.  Simbian es rey y BBM es la plataforma de mensajería más importante del mundo (no tanto por la cantidad de gente que la usa como por lo cool que es usarla).

Fuente: IDC

Apple, en tan sólo 2 años, ha tomado la tercera posición en el mercado de “teléfonos inteligentes” desplazando a gigantes como HTC, LG y Samsung y logrando vender más de 25 millones de iPhones en ese año. Y, sin embargo, al comienzo de la década el iPhone no representa sino el 18% de las ventas de la compañía y el Mac y el iPod siguen trayendo el 60% de los ingresos de la compañía.

 

El efecto iPhone

La primera mitad de la década convierte al iPhone en el producto más exitoso de la historia. Sus ventas llegan a representar casi el 68% de las de Apple y su influencia se siente no sólo en su participación de mercado sino en la forma descarada en que sus competidores deciden copiar feature por feature del dispositivo.

Con cerca de 1700 millones de unidades vendidas, el iPhone revolucionó el mercado y nos metió de lleno en la revolución móvil. Una revolución que Google y sus OEMs llevaron a segmentos del mercado donde Apple no estaba interesado en llegar pero en donde su impacto es aún más notorio e importante.

Pueda ser que Apple no sea el #1 del mercado de smartphones (ahora, al final de la década, ronda el tercer lugar por debajo de Samsung y Huawei), pero sus modelos sí terminan siendo el dispositivo más vendido en el año a pesar del precio elevado que tiene versus los miles de competidores que tiene en el planeta.

Y aunque el iPhone tiene un market share de tan sólo 30%, 2 de cada 3 dólares de utilidad en el segmento se quedan en las arcas de Apple, según información de Counterpoint Research.

No importa cuánto venda, si al final pierde plata haciéndolo. Simbian es un recuerdo que pocos tienen. Nokia fue adquirida y luego desechada por Microsoft. Ya no quedan blackberrylleros en el mundo. HTC, Sony y LG ya ni aparecen en el top 5 de un mercado que evolucionó más rápido de lo que estas compañías entendieron. Y mientras tanto el iPhone aún da la pelea en un segmento en el que los Chinos dominan.

 

El iPad y la era Post-PC

Enero 26, 2010: Aprovechando la tracción del iPhone y buscando romper una dinámica que nunca le ha permitido tener más del 10% del mercado de computadores Steve Jobs presenta la que sería la última de sus creaciones: el iPad.

Un dispositivo casi mágico -catalogado por muchos como el dispositivo de la década- que termina creando una nueva categoría, redefiniendo el look-&-feel de los laptops y consolidando el uso de la interfaces tipo touch en el mercado.

Un dispositivo que luego de 10 años y de enfrentar a centenares de competidores no sólo sigue siendo #1 y mantiene un market share cercano al 35% (más del doble de su principal competidor) sino que ofrece una experiencia que ningún otro proveedor ha logrado emular.

 

La muerte de Steve…

Si algo marcó a Apple durante la década fue la muerte de Steve Jobs. El anuncio del retiro de sus labores diarias en la compañía el 24 de Agosto de 2011 y la noticia de su muerte el 5 de Octubre siguiente puso un manto de duda sobre el futuro de la compañía. Dudas que se exacerbaron luego de la debacle de Apple Maps y iOS 6 en el 2012.

 

“Tim Cook might very well have the hardest job in the world.  Not only does he have to run the most cherished company on the planet, but he also has to follow one of the greatest CEO’s in history.  Is he up to it?  I’m starting to think he’s not.” – Greg Satell, Forbes, 2013

Cook no era un visionario. Era un tipo de operaciones. Era el personaje que había cerrado las fábricas y bodegas propias y las había cambiado por contratos con terceros, la mayoría de ellos en China. Pero con la muerte de Jobs la gente se preguntaba si lo que necesitaba Apple era alguien que pudiera mantener la maquinaria aceitada andando como hasta ahora o alguien que la pudiera llevar a otro nivel.

La empresa de Tim…

Es poco el crédito que se le da a Cook por el éxito financiero del iPod, del iPhone y del iPad. Pero fue él como Vicepresidente de Operaciones, y anticipándose a la altísima demanda de algunos componentes (como las memorias de tipo flash) quien firmó acuerdos a largo plazo para la adquisición y desarrollo de las mismas, permitiéndole a Apple mantener sus costos de manufactura bajo y acaparando la producción de los mismos, llevando a su competencia a postergar o cancelar lanzamiento de productos porque no había suficientes componentes de calidad disponibles en el mercado. Fue él quien reservó aviones, camiones y barcos meses antes para garantizar que cuanto producto de Apple saliera de las fábricas de Szhenzhen tuviera espacio para ser enviado a Estados Unidos mientras que su competencia veía sus tiempos de despacho alargarse sin explicación.

Bajo el liderazgo de Tim Cook Apple ha crecido como nunca. En estos 10 años las ventas anuales se han multiplicado por más de 6x, las utilidades por cerca de 9x y la cantidad de dinero “a la vista” que tiene la compañía en sus arcas es más que el Producto Interno Bruto que produjeron 141 de los 192 países en 2018.

Apple fue la primera compañía pública en llegar a una valoración de mercado superior al Billón de Dólares (One Trillion Dollars según los norteamericanos) y abrió la puerta para que el mercado le de el impulso a otras compañías a hacer lo mismo (ya Amazon y Microsoft han cruzado la barrera y Saudi Aramco ha sobrepasado los 2 Billones).

Si usted hubiera invertido USD 10.000 en acciones de Apple el primer día hábil de la década hoy tendría USD 92.289

Pero la verdad, más allá de las cifras creo que su gran marca será el resultado de su lucha por en otros frentes como la Privacidad….

… la igualdad de género, la protección del medio ambiente, su afán por convertir a Apple en una empresa lo más verde posible y por generar accountability en toda la cadena de producción, desde las minas de las cuales se compra el coltán hasta las fábricas donde se ensamblan sus productos.

 

De Wearables y Servicios

Sí, es cierto: bajo el mandato de Cook Apple no ha tenido otro éxito como el del iPhone, pero la verdad nadie más lo ha tenido tampoco!

Lo que sí ha pasado en Apple es que ha venido creando líneas de negocio en las cuales lidera, no sólo a nivel de ventas sino a nivel técnico y de satisfacción del consumidor. No en vano 4 de sus gadgets -el iPhone 4, el Macbook Air (2013), los AirPods y el Apple Watch Serie 3- están en el Top 10 de los Gadgets de la Década de publicaciones como The Verge y siguen siendo el referente visual y técnico del resto de la industria.

Cada una de sus 5 líneas de negocio (el iPhone, el iPad, el Mac, Hogar Wearables & Accesorios y los Servicios) son tan grandes por separado que 1 de ellas estaría en el #13 de las empresas más grandes del mundo según la revista Fortune (Fortune 500), la otra sería #68 y las otras 3 estarían mejor rankeadas que la #141.

El Apple Watch sigue demostrando estar años adelante de su competencia y solidifica su posición con cada nueva actualización de su hardware y de su sistema operativo.

La maduración de los AirPods con la llegada de los AirPods Pro y los continuos avances de las capacidades de Realidad Aumentada de iOS (y ahora iPadOS) están creando los elementos necesarios para que la compañía consolide un modelo de computación ambiental que puede ser el centro de su estrategia para la década que comienza (pero eso es tema para otro artículo).

Y la competencia y el mercado siguen comparando cuanto lanzamiento hay contra los productos de Apple, incluso si estos no son el #1 en ventas.

Por ahora me quedo con esto:

Apple tuvo una década innolvidable. Con errores, seguro. Con grandes retos, sin duda. Aún hay quienes dudan de la compañía y de sus productos. Aún hay quienes creen que todo es “puro mercadeo”. Pero pocas compañías del mundo se pueden dar el lujo de mostrar resultados similares a lo que la compañía de la manzana ha logrado en tantos frentes diferentes.