Con el lanzamiento de los Samsung Galaxy S8 y S8+ Samsung divide la gama alta en dos y se posiciona por sí solo en la categoría premium de smartphones