Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top


Samsung y Google: Un Divorcio Inminente

Samir Estefan
  • El 3 junio, 2015
  • Evangelista Tecnológico / Consultor Empresarial en temas de Transformación Digital y Software Asset Management / Conferencista Internacional / Blogger

Estaba repasando mis apuntes sobre los anuncios de Google I/O y hubo un tema que encontré recurrentemente: Android y Samsung compiten cada día más entre sí.

Atrás quedó la época en que la una complementaba a la otra y en la que entre las dos – porque entre las dos – llevaron a Android a donde está hoy. Pero eso era el pasado. Un pasado en el que Google ponía un Android básico y Samsung lo completaba con hardware y con algunos componentes propios. Hoy por hoy  Android y Samsung parecen estar compitiendo en todo. Bueno, en casi todo porque Google le vendió Motorola a Lenovo. 

Démosle un breve repaso a los anuncios del I/O y comparémoslos con lo que Samsung tiene, está desarrollando o ha firmado un acuerdo con un tercero: 

  • Google anunció el relanzamiento de Google Wallet bajo el nombre de Android Pay. Compite directamente con Samsung Pay.
  • Google anunció Android Fingerprint como solución biométrica nativa para el sistema operativo. Samsung tiene su propio sistema de autenticación biométrica.
  • Google Cardboard. Compite directamente con Samsung VR.
  • Google sigue profundizando el alcance del Play Store. Samsung tiene su Google Apps Store.
  • Google tiene hangouts. Samsung tenía ChatON.
  • Google tiene Android Wear. Samsung abandonó Android Wear y decidió irse por Tizen.
  • Google promociona Google Apps (correo, calendario y las soluciones de ofimática). Samsung firmó un acuerdo con Microsoft para reinstalar Office 365 en sus equipos Android.
  • Google tiene Drive y Google Photos. Samsung sigue regalando espacio en Dropbox con la compra de sus dispositivos. 
  • Se rumora que veremos nuevos Nexus de parte de Google y Huawei (y posiblemente LG). Estos compiten directamente con los S6 de Samsung

Y así, como estos ejemplos, la lista se extiende en servicios y productos en los que ambas compañías compiten cada día más. Es una relación de co-petencia pues aún trabajan juntas en muchas otras cosas pero es una relación que creo tiene poco futuro. 

Sin Samsung, Android no estaría donde está. Mire las cifras de 2012 y 2013. Más del 60% de todos los dispositivos Android vendidos en el mundo fueron de Samsung. 

Sin Google, Samsung no estaría donde está. Mire los dolores de cabeza que tuvo la compañía cuando anunció que lanzaría un teléfono con sistema operativo Tizen, las demoras y la poca aceptación del público. 

Es un matrimonio que los ayudó a crecer, que los fortaleció a ambos. Es un matrimonio en el que 1 + 1 fue más que 2. Es un matrimonio del cual se han lucrado ambos. 

Pero es un matrimonio en el que Samsung ha crecido demasiado y en el que su dependencia de Android dejó de ser un activo para convertirse en un problema. Y es un matrimonio en el que Google ve cada vez más un reto, pues lo aleja de la joven y agresiva competencia (Xiaomi y Huawei) que está arrasando en el mercado. 

Si usted fuera Google a quien escogería, a Samsung o a Xiaomi y Huawei que crecen y crecen todos los meses?
Y si usted fuera Samsung, se quedaría pegado de un sistema operativo super fragmentado que frena sus sueños de consolidación y de ofrecer una plataforma transversal e integrada

Este es un matrimonio que sólo tiene un futuro: El divorcio. Un divorcio en el que cada uno tome el camino que más le convenga para seguir creciendo en su propio negocio. No será de la noche a la mañana, pero estoy convencido que veremos a ambas compañías apartarse cada vez más de la otra.