fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

One Comment

Los tablets no reemplazan a los laptops y eso no importa. Aqui le digo lo que si importa

AWaldraff

Desde que Steve Jobs presentó el iPad como el dispositivo que marca el final de la era Post-PC nos estamos preguntando si un tablet puede reemplazar a un laptop como máquina principal. Esa, no obstante, es la pregunta equivocada que debe hacerse un consumidor en busca de dispositivo.

No se pregunte si su tablet puede reemplazar un laptop

Para vender mejor sus nuevos dispositivos, Apple y Microsoft, impulsan la idea de que un tablet puede reemplazar el laptop como máquina principal de trabajo. La idea es extraordinariamente atractiva para los consumidores. En lugar de tener varios dispositivos, uno solo cumple con todas las necesidades.

¿Hay alguna diferencia entre un tablet con teclado y un laptop al que se le puede quitar el teclado? Ambas empresas, Apple y Microsoft, han aproximado el problema desde perspectivas diferentes. Es obvio que la línea divisoria entre uno y otro dispositivo está desapareciendo. Pero siguen habiendo diferencias importantes.

La diferencia, desde luego, no está necesariamente en el hardware, como nos hacen pensar los fabricantes. La gran diferencia está en el software. Aún hay una brecha importante entre las capacidades de los sistemas operativos móviles como iOS y Android, y los fijos como Mac OSX y Windows. Apple y Google están impulsando a los desarrolladores a encontrar el límite de sus sistemas operativos móviles adicionando nuevas características. Microsoft empuja a los desarrolladores a crear aplicaciones que funcionan igual en cualquiera de sus plataformas de hardware.

Pregúntese mejor que es lo que necesita hacer con su dispositivo

Así, el trabajo sobre los dispositivois móviles se viene “complicando” en la medida de las necesidades, mientras el de los PCs se viene “simplificando”. Eventualmente llegaremos a una convergencia en la experiencia con unos u otros dispositivos. Pero es claro que la diferencia sigue siendo perceptible para los usuarios. Así que no se pregunte si un tablet puede reemplazar al laptop, pregúntese mejor que es lo que necesita hacer con su dispositivo.

¿Qué comprar entonces?

Como siempre hemos sostenido, no existen dispositivos buenos o malos. Existen dispositivos que se acomodan, o no, a su caso de uso. La diferencia puede estar en la compatibilidad de las aplicaciones móviles con su medio de trabajo. Por ejemplo, en mi caso necesito un laptop, pues para publicar en TECHcetera necesito poder acceder a ciertas características que únicamente puedo acceder cómodamente desde un laptop.

Si ud. es un usuario fuerte de Microsoft Office, o es mas un productor de contenidos que un consumidor, tal vez le convenga usar un Surface. Obviamente debe tener en cuenta que el poder de procesamiento sea suficiente para sus necesidades. Entre mas poder de procesamiento necesita, mas lejos de la movilidad tendrá que estar. Caso ejemplo de quienes usan sus máquinas para videojuegos.

Para los consumidores netos de contenidos, la movilidad puede ser mas importante. Un iPad Mini cubre muchas de mis necesidades del día a día. Allí puedo leer y contestar correos, tomar notas cortas de reuniones, ver películas y escuchar música, etc….

Es el mismo caso de uso de una inmensa mayoría de los usuarios.

Horace Dediu, uno de los mas influyentes analistas de Apple, tiene una de las mejores teorias que he visto acerca del nuevo iPad Pro. El lo llama un ”tablet de escritorio”. Un intermedio entre el laptop y el tablet que sirve tanto para producir, como para consumir. El secreto de su éxito está en las manos de los desarrolladores de aplicaciones. ¡Estaremos muy pendientes!