Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Conclusión sobre el duelo de bandas multi-función: SmartBand vs TalkBand B1 (parte 2)

Felipe Lizcano
La tecnología ha ido evolucionando con el pasar del tiempo y, cada vez, está más presente en nuestro día a día de una manera más vivencial. Por lo mismo, el “Wearable Tech”, o tecnología que se lleva puesta, es un concepto que está entre nosotros desde hace largo rato. Ya se han visto relojes y, ahora la moda, parece estar orientada en las bandas o dispositivos que ayudan a hacerle seguimiento a las actividades de la vida diaria del usuario.

Este tipo de bandas no pretende reemplazar al SmartPhone; por el contrario, lo que hacen es complementarlo al operar como sensores que, constantemente, están enviándole información acerca de cada momento. De esta forma es posible obtener una medición más precisa sobre la actividad del usuario y compararla contra sus metas de consumo de calorías, descanso (sueño) y hasta comportamiento social.

Indudablemente cada banda tiene lo suyo: su propio “mojo” o cualidad que la hace atractiva a un determinado público. Desde mi particular apreciación (opinión personal e intransferible) la pantalla es un atributo requerido para entender las constantes notificaciones de la banda y, en ese punto, creo que la Talk Band B1 con su pantalla OLED flexible de 1,4 pulgadas supera a la SmartBand que, simplemente, posee unos pequeños “LEDs” que se encienden para notificarle cosas al usuario. La pantalla no sólo suele ser importante para notificar al usuario; también ayuda a darle una apariencia más atractiva a la banda en cuestión. 

En cuanto al grado de seguimiento de las actividades diarias, la TalkBand B1 permite visualizar en pantalla: la actividad física diaria, como el número de pasos caminados, las horas de sueño, las calorías quemadas y las notificaciones sobre las llamadas, de una forma más amigable. La SmartBand, por su parte, depende totalmente de la pantalla del SmartPhone y de la aplicación de “Lifelog” para desplegar una línea de tiempo sobre la actividad del usuario. A través de dicha aplicación es posible hacerle seguimiento, prácticamente a las mismas actividades mencionadas anteriormente para la TalkBand (número de pasos del día, las calorías quemadas, el tiempo de actividad física, las horas de sueño) y adicionalmente, se puede ver el reporte de uso diario general del SmartPhone: tiempo destinado a películas, escuchar música, leer libros, tomar fotos, video juegos, interacción con Twitter/Facebook y el recorrido realizado en un automotor, bicicleta o caminando (plasmado a través de Google Maps). Así pues, en materia de registro, la SmartBand es la más avanzada de las dos bandas.

En materia de funciones, las dos bandas son relativamente parecidas, pero, además del seguimiento a las tareas diarias, la Talk Band B1 sirve como manos libres para contestar llamadas. La SmartBand, por su parte, puede controlar remotamente algunas funciones multimedia del SmartPhone. 

El grado de personalización de las dos bandas se limita a cambiar el color de la pulsera. En el caso de Huawei hay actualmente una oferta de 6 colores y Sony tiene una variedad de 9 colores, para que los usuarios puedan escoger el que más les guste. En cuanto al proceso de carga:  la SmartBand lo realiza a través de un cable micro USB a USB, lo cual hace que se deba tener a la mano un cable adicional; en cambio, la Talk Band B1 tiene un pequeño puerto USB en uno de sus extremos para conectar la banda directamente la bahía de un ordenador.

En materia de costos, el SmartBand de Sony es más accesible para el mercado colombiano, pero, es una lastima que solamente es compatible con dispositivos Android 4+, mientras que la TalkBand de Huawei es compatible con dispositivos iOS 5+ y Android 4+. En este sentido esta última banda puede llegar a ganar más atracción debido a su compatibilidad con más de un ecosistema de dispositivos.

En general, los dos dispositivos tienen todavía cosas por mejorar, ya que cada una de las bandas tiene sus achaques: en el caso de Huawei a veces se presentan bloqueos después de recibir largas llamadas y no existe una función, como tal, para restaurar la Talk Band B1 a los valores de fábrica. En el caso de Sony, existen fallas al refrescar actividades en la aplicación de “Lifelog”, que obligan a re-abrir la app y algunas alertas vibratorias que no son claras para el usuario final. Así que cualquiera sea su decisión de compra, es posible que requiera algo de paciencia mientras estos pequeños detalles son depurados por sus respectivos fabricantes que, definitivamente, cada día tienden a mejorar la usabilidad de los dispositivos.

Tabla de especificaciones 

[table id=7 /]

Galería de imágenes