Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Así es como queremos ver televisión

AWaldraff

Ya hemos hablado hasta la saciedad de Apple Music. Apple Music es el servicio de música por suscripción de Apple que compite con Spotify, Pandora y Deezer. A pesar de mis predicciones iniciales, debo decir que Apple Music me ha gustado mucho, y también que cambió la manera como escucho música. No obstante, la semana pasada decidí renovar mi suscripción a iTunes Match, lo cual en terminos prácticos significa que no voy a pagar por Apple Music, cuando se termine el período de prueba.

Ahora bien, si Apple ofreciera un servicio similar a Apple Music, pero que incluyera películas y series de televisión ilimitadas, estaría hablando de una decisión completamente diferente.

El caso de uso de películas y series de televisión es diferente al de la música

No creo que sea el único que piensa que las películas y series de TV son contenidos para ver “una sola vez”. Obviamente hay algunas películas que disfrutamos una y otra vez, pero el efecto no se compara con la manera como disfrutamos de la música. Considero, que la buena música no tiene vencimiento. Podemos escuchar la misma música una y otra vez y con el mismo interés de siempre.

Mi colección musical está plagada de albumes de las décadas de los años 60, 70, 80 y 90 y lo que descubrí es que la curación de Apple solo me llevaba a escuchar la misma música que ya tengo pero en un orden diferente. Así, coleccionar, curar y consumir una colección de música propia es un caso de uso absolutamente lógico para mi. No es así el caso de coleccionar, curar y guardar películas y series de televisión que solo consumo un número muy limitado de veces.

Así que lo que en realidad quiero tener es acceso a una colección ilimitada de películas y series de TV via streaming. Si incluye el servicio de música también, ¡aún mejor!. En este punto posiblemente el lector me dirá:

“¡Duh! ¡Eso que quiere se llama Netflix!”

¡Exacto! Lo que quiero es un clon de Netflix, pero ofrecido por Apple. La ventaja de que lo ofrezca Apple es que el tamaño de su colección, y la curación humana que han aplicado en Apple Music, posiblemente hará que tengamos una mucha mejor experiencia de uso que con Netflix.

Por un servicio de estas capacidades estaría dispuesto a pagar entre 10 (lo que cobra Netflix) y 30 dólares al mes. Idealmente ese presupuesto vendría a reemplazar lo que pago hoy a DirecTV, mi proveedor de television por suscripción, que hoy usamos en casa exclusivamente para ver los eventos deportivos y los noticieros.

La proposición del Apple TV de tener aplicaciones, y no canales, hacen viable este modelo de consumo que propongo. La molestía del caso de uso de la televisión actual es que no hay la flexibilidad de consumir el contenido que quiero, cuando lo quiero y en donde lo quiero. Piénselo, ¿quiere ver ahora mismo el último capitulo de Big Bang Theory? La probabilidad indica que no lo están dando en ninguno de los 100 y mas canales que tiene contratados ahora mismo. ¿Hará sentido para los productores? Creo que no tienen opción, el futuro de la televisión sigue moviéndose en esa dirección, es eso o la piratería.