fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Marshmallow: ¿Dónde están los usuarios de esta versión de Android?

Marshmallow: ¿Dónde están los usuarios de esta versión de Android?
Felipe Lizcano
Si usted no está familiarizado con esos nombres, puede estar un poco perdido por el titulo del artículo; pero no se preocupe, nada tiene que ver con una receta para hacer dulces ni con una clase de cocina rápida. En realidad esas son denominaciones de las versiones más recientes del sistema operativo para dispositivos móviles de Google, más conocido como Android.

Para los usuarios de Android la vida no es tan fácil, muchos dicen no cambiarse por nadie, estar más felices que “mico en un bonsái”; pero la historia es otra cuando se está en una entrevista con un fabricante (a excepción de los usuarios de Nexus o SmartPhones de marca Motorola, el hijo prodigo de Google que fue adoptado por Lenovo) y la pregunta sale a flote: “este SmartPhone tiene actualizaciones garantizadas a la siguiente versión del sistema operativo ? En ese momento el ambiente se pone tenso y la mayoría de los participantes suele hacer la característica cara de los protagonistas de las película de acción cuando acaban de ver caer una bomba.

Después viene todo un desfile de disculpas algunas más creativas que otras; inclusive muchas veces los voceros de los fabricantes mágicamente suelen olvidar cuáles son las versiones más recientes y quedarse en algunas más antiguas. Pero, siendo el abogado del diablo, el operador tiene un gran papel en dicha segmentación dado que suele tomar extensos periodos de tiempo para hacer la validación del producto para que, en teoría, funcione bien y, tal como lo decía Andrés en otro artículo, poder preinstalar aplicaciones (“Bloatware”) con la finalidad de hacer que algunos usuarios terminen usando servicios que no necesitan y así mejorar las estadísticas de ingreso para la empresa. Aunque esta es una de las muchas prácticas cuestionables de algunos operadores en Colombia y Latinoamérica , no es el foco del presente artículo, pero si una de las razones por las cuales los fabricantes se ven “maniatados” para poder lanzar las actualizaciones sólo en determinados mercados. Todo esto es como una bola de nieve que, a la final, para muchos termina llevando a los usuarios a hacer el root del dispositivo.

La anterior es una de la razones principales por las cuales existen tantas terminales con versiones desactualizadas de Android; la otra, posiblemente se debe a la gran variedad de terminales “de entrada” (entry level) que operan con lo mínimo, apenas con el hardware necesario para poder correr versiones “básicas” y muy antiguas del sistema operativo en cuestión. De aquí en adelante existe un sinnúmero de razones para la segmentación, que tiene efectos bastante negativos a nivel de seguridad y experiencia de usuario final. Algunos de los más frecuentes son:

Imágenes tomadas de https://developer.android.com/


Ahora bien, es cierto que tampoco es lo más recomendable subirse a la última versión de Android N en este preciso instante, donde apenas parece estar en beta, dado que las aplicaciones pueden no funcionar de manera estable y generar una mala experiencia de uso. Por lo mismo, la mejor opción sería usar Android 6+ Marshmallow que apenas fue lanzado en Octubre del año pasado y ya tiene una adopción superior al 10% por parte del ecosistema de usuarios.

Dicha cifra significa un crecimiento inmenso cuando se compara con el penoso 2.3% obtenido en la medición de Marzo del 2016. También significa una perdida de terreno por parte de Android 5.0 (Lollipop) y Android 4.4 (KitKat), lo cual le da esperanza a los usuarios del ecosistema que sueñan con tener actualizaciones garantizadas (hasta donde el hardware lo permita) tal como sucede en iOS. Lastimosamente no todo el crecimiento de Android Marshmallow proviene de las actualizaciones, gran parte de esa cifra está impulsada por usuarios de viejas terminales que han decidido adquirir nuevos modelos para mejorar la experiencia de uso, las prestaciones y hasta su estatus!.