Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

2 Comments

Android M? Pero si casi nadie tiene Lollipop!

Felipe Lizcano

Tal como lo mencionaba en otro artículo“los usuarios de Android dicen no cambiarse por nadie, estar más felices que “mico en un bonsái”; pero la historia es otra cuando se está en una entrevista con un fabricante (a excepción de Motorola, el hijo prodigo de Google que fue adoptado por Lenovo) y la pregunta sale a flote: “este SmartPhone tiene actualizaciones garantizadas a la siguiente versión del sistema operativo ? En ese momento, el ambiente se pone tenso, las excusas salen a flote y la mayoría de los participantes suele hacer la misma cara de los protagonistas de las película de acción cuando acaban de ver caer una bomba en su propio territorio”.

La verdad es que la culpa es compartida, tal como lo dice Andrés “Google libera las actualizaciones a los fabricantes y proveedores de servicios y son ellos quienes impulsan las actualizaciones a los usuarios. El usuario, que quiere acceder rápidamente a las nuevas funcionalidades tal y como lo demuestra la curva de adopción de iOS, no tiene opción diferente a esperar”.

Este es un juego en donde todo el mundo “se tira la pelota” para no asumir la responsabilidad; pero, en apariencia, el operador tiene el papel protagónico dado que suele tomar extensos períodos de tiempo para hacer la validación del producto y poder preinstalar aplicaciones (“Bloatware”), con la finalidad de hacer que algunos usuarios terminen usando servicios que no necesitan y, así, mejorar las estadísticas de ingreso para la empresa.

Android_Version_Distribution_May_2015_Wide
Así, pues,
 las cifras son alarmantes dado que por “X” o “Y” motivo, menos del 10% de los usuarios usan Lolipop y ya se especula una nueva versión del sistema operativo que hasta el momento ha sido designada como  Android M (quiere decir que podría llamarse Muffin, Marshmallow…o  cualquier nombre de una golosina o una comida dulce), que según los rumores será anunciada en la versión 2015 de evento de Google I/O. 

Aunque según los chismes (porque no hay un anuncio oficial) Android M, va a traer consigo:

  • Grandes mejoras a nivel de notificaciones (unificadas para visualizarlas en multi- plataformas), 
  • Más seguridad, 
  • Soporte nativo para la autenticación e inicio de sesión para las aplicaciones por medio del lector de huellas digital (suprimiendo el uso de la contraseña),
  • Evolución a nivel de diseño de la interfaz,
  • Una mejor integración con tecnologías vestibles y para automóviles,
  • Uso más a fondo de los procesadores de 64 bits y una gran cantidad de memoria RAM.

Todo lo anterior sobre Android M a simple vista suena muy bonito y útil, pero hasta que no exista más transparencia en el proceso de actualizaciones, para el usuario la única manera de acceder a las últimas funcionalidades es cambiar su dispositivo cada vez más pronto! Ese termina siendo el gran negocio para los operadores que expanden su negocio condenando a los usuarios a una obsolescencia que no es ni siquiera programada; es temprana, porque aunque la terminal soporte las nuevas versiones del sistema operativo, el operador las limita con el fin de mejorar sus ventas de nuevos modelos.

Es una lástima que la gran mayoría de los usuarios de Latinoamérica (con excepción de los de Motorola) cada vez vean un ciclo de vida más corto para los SmartPhones, reducido el retorno de la inversión y una “luna de miel” más acelerada que tiende a acabarse en un “abrir y cerrar de ojos”, cada vez que sacan una nueva versión de Android. Muchos, seguramente ya no saben si sonreír o echarse a la pena dado que aunque Android M se ve buenísimo, la mayoría no va a poder usarlo hasta que no cambie de SmartPhone.