Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top


AirPlay o Miracast? Cuál es mejor?

Felipe Lizcano
  • El 30 junio, 2015
  • Diseñador, especialista en gerencia de diseño, con conocimientos en neuro-marketing y automatización de procesos. Aficionado a investigar sobre el impacto de la “usabilidad” en la interacción entre el ser humano, las tecnologías y el ambiente. Dividido entre: el mundo corporativo y el de la comunicación.

Desde hace mucho tiempo hay un rumor en el mercados sobre un supuesto TV de Apple o “iTV” que nunca fue lanzado y, en cambio, apareció una pequeña caja llamada Apple TV con una salida de HDMI que se conecta a pantallas y a otros dispositivos de manera inalámbrica para permitirle a los usuarios de terminales hechas por Apple compartir contenidos remotamente por medio de un estándar de conexión inalámbrica llamado AirPlay. De tal forma que tanto el iPhone, iPad, Mac y otros pueden enviar videos, canciones, fotos y más a pantallas de TV, proyectores y hasta parlantes para amplificar el sonido. De esa forma se puede enriquecer el consumo de contenidos y la experiencia de los juegos en casa.

Ese proceso tiene sus achaques de vez en cuando, sobre todo a nivel de sonido cuando se hace streaming para consumir contenidos en línea sin necesidad de descargarlos previamente. Pero, en general, la mayoría de las veces la interacción funciona de manera fluida y trasparente para el usuario.

Ahora bien, a nivel de otros ecosistemas diferentes al del Apple, la historia es diferente con el llamado “Miracast” (basado en WiFi Direct), que al igual que el AirPlay, permite compartir los contenidos del escritorio del dispositivo móvil en una pantalla de gran formato o dispositivo externo. La experiencia usando el Miracast me ha mostrado que mucha veces es bastante complicado lograr la conexión ya que la fragmentación produce gran cantidad de cambios en el proceso no sólo a nivel del emisor sino del receptor. 

Así pues, mientras Android tiene gran cantidad de sabores en el mercado, los fabricantes de TVs no se quedan atrás nivel de sistemas operativos (WebOS, Tizen y otros) y todos tratan de darle su propio toque al estándar de “Miracast”, haciendo que para cada marca sea ligeramente diferente! Por lo mismo, al final del día, el que termina pagando “los platos rotos” es el pobre usuario que siente las brechas al intentar replicar los diferentes pasos para lograr la conexión con el protocolo de cada marca:

  • Sony usando “screen mirroring”, 
  • Panasonic usando “display mirroring”,
  • Samsung usando “AllShare Cast”,
  • LG usando “SmartShare”.

Es verdad que todos esos nombre le dan una tinte de elegancia e importancia al protocolo y saber que existen miles de receptores certificados como “compatibles con Miracast”, motiva a los usuarios aún más! Pero, lastimosamente, ese saborcito demás también le añade una capa de dificultad extra que, muchas veces, imposibilita la conexión, forzando a los usuarios a buscar otras alternativas diferentes como un “dongle” o un cable MHL, que les permita hacer exactamente lo mismo que originalmente debería hacer el “Miracast”.

Así pues, lastimosamente inclusive de una versión a otra más reciente del sistema operativo de un TV (receptor) la forma de conectarse con el emisor (dispositivo Android), tiende a cambiar sustancialmente, lo cual simplemente termina por aburrir a los usuarios!.

Finalmente, cabe aclarar que no hay una respuesta absoluta a la pregunta sobre: cuál es mejor entre AirPlay y Miracast? Ya que todo depende del caso de uso y del ecosistema (aunque ya existen aplicaciones para Android que con compatibles con AirPlay) por lo mismo, invito a los lectores a sacar sus propias conclusiones. Ahora bien, hasta el momento, mi experiencia ha sido más placentera, confiable (gasta menos batería) y completa usando AirPlay (ya que el Apple TV me da la capacidad de realizar multitareas en el dispositivo móvil mientras hago streaming de contenidos en una pantalla externa) y, lo mejor de todo, no tengo que depender del sistema operativo ni de los pasos de conexión específicos de cada TV.