La semana pasada escribía Andrés sobre Por Qué No Comprarse un Apple Watch. Esa es su opinión y como dice él, no está sólo. En el pasado hemos hablado que nosotros como personas – como usuarios – que somos, no somos imparciales. Al fin y al cabo cada uno de nosotros tiene sus propios gustos, sus propias necesidades, sus propios casos de uso. Como individuos no podemos ser imparciales. Como plataforma, si. Por qué? Porque a veces, como en este caso, nuestras opiniones personales difieren y al expresarlas de manera comparativa nuestros usuarios pueden tener varios puntos de vista sobre un mismo tema, creando cierta imparcialidad.

 Y así, el tema de hoy, es Por Qué Si Comprarse un Apple Watch

Llevo 3 semanas usando el mío, una Apple Watch de 42mm con un par de correas: una sports band blanco y una correa de cuero negra. Es la versión de Acero Inoxidable y pantalla de Zafiro y lo tengo conectado a mi iPhone 6. Pueden verlo en el unboxing que publicamos hace un par de semanas. En estas 3 semanas de uso – uso real, no lectura de opiniones de otros ni de análisis de datos (hablaré de ellos al final) – me sorprendido con algunas de sus características y de las cosas que puedo hacer con él. La verdad estoy muy feliz. Más de lo que pensé. Estas son las XX razones por la que le recomendaría comprarse uno.

1. No lo Necesita. Pero le va a encantar.

Usted no necesita el Apple Watch, ni ningún otro wearable. Los wearables de hoy son extensiones de nuestros smartphones (que, by the way, tampoco necesita) y como tal el 99% de las cosas que puede hacer en ellos las puede hacer con su smartphone. Sin embargo, no es el “qué”. Es el “cómo”.

El Apple Watch es, literalmente, un dispositivo personal. Suyo, propio. Sólo usted lo usa, sólo usted lo siente. Es súper útil para atender, de manera rápida y discreta las notificaciones que recibe. Es una manera súper práctica de poder filtrar el “ruido” de lo realmente importante y de evacuar esas cosas rápidas que requieren de atención inmediata pero corta. Piense en un mensaje de texto o cualquier otra notificación (salvo de las de Facebook y WhatsApp. Más sobre el tema más adelante).

El Apple Watch ofrece una nueva manera de hacer muchas cosas y cambiará su forma de interactuar no sólo con su reloj sino con el resto de sus dispositivos electrónicos. Es difícil describirlo en palabras y de explicarlo. Pero una vez lo usa es difícil volver al mundo anterior, un mundo en el que uno teclea mucho, en el tiene que sacar el teléfono mucho.  

2. Por su Salud

Si hay algo que me ha encantado del Apple Watch es su foco en la salud. El uso de feedback loops de manera proactiva, por ejemplo para recordarle a uno que debe caminar al menos 1 minuto por cada hora en qué sentado, es una manera sutil pero super poderosa de mejorar la salud de los usuarios. Las aplicaciones de ejercicio, tanto las nativas como aquellas de Runtastic o Nike, son súper fáciles de usar y ofrecen incentivos visuales, tácticos y auditivos que permiten de una manera sencilla y clara saber qué se ha hecho, cuánto falta para la meta y demás variables que toda persona que quiera, correr, caminar, montar en bicicleta, remar o hacer elíptica puede aprovechar. 

Las mediciones del ritmo cardíaco de forma constante permiten una visión más clara y real del estado del corazón y del esfuerzo del “paciente” que aquellas basadas en tomas esporádicas y parciales. Funciona, además, para analizar con una certeza mucho mayor que otros dispositivos y Apps la cantidad de calorías que se gastan a lo largo del día. 

3. Por la Practicidad

En el punto 1 hablé un poco de las notificaciones. El Apple Watch permite validar las notificaciones que uno recibe (uno aprende a eliminar muchas notificaciones que activa por defecto pero que no hacen sentido pues solo generan distracciones innecesarias) de una manera rápida y productiva. Se puede descartar o guardar dependiendo de su importancia y se puede responder a ellas directamente desde el reloj. 

En estas 3 semanas me he encontrado un poco más productivo, pudiendo evacuar temas más rápido gracias a la manera fácil y granular de interactuar con el Apple Watch y con sus especificaciones.

4.  Por la Interfaz de Usuario

Del teclado pasamos al mouse, del mouse pasamos al Touch (se dice “toch”, se acuerda?), del Touch pasamos a la voz. El Apple Watch utiliza 3 mecanismos básicos para interactuar (en 2 vías) con uno. El Touch, el Crown Touch y la Voz. Usted puede controlar el dispositivo tocando su pantalla. Tocando o presionando, gracias a algo que Apple ha llamado Force Touch y que diferencia entre un toque y toque con presión (espero que Force Touch llegue al iPhone 6s porque de verdad que abre una posibilidad completamente nueva de interactuar con el dispositivo). Puede usar, además, el Crown Touch que es el botón “tradicional” del reloj con el cual puede subir o bajar, acercar o alejarse en cualquier aplicación. Pero además puede hablar con él. O mejor, con ella; con Siri. 

Estamos entrando de lleno a un era con interfaces invisibles, con aplicaciones sin “cuerpo” que funcionan vía una conversación. Los comandos de voz y el dictado de respuestas en el Apple Watch son campeones. En español y en inglés. Funcionan extremadamente bien. Al recibir un mensaje o un correo, es posible responder con sólo dictar la respuesta y el Apple Watch le dará la opción de enviarla como un mensaje de audio o convertirla a texto. En mis extensas pruebas le respuesta que he dictado sale a la perfección en más del 99% de las veces. Hay palabras específicas, o términos muy puntuales en los que a veces el sistema falla. 

El uso de las opciones de voz en el reloj me ha llevado, además, a usarlas más en mi iPhone e incluso en mi computador. Una buena parte de este artículo fue dictado en mi Mac y no tecleado, como lo hacía antes. 

5. Porque es el Mejor SmartWatch que hay en el Mercado

El Apple Watch no es mi primer wearable. A lo largo de los últimos 3 años he tenido un par de Fitbits, un Huawei TalkBand y un Moto 360 y he probado al menos media docena de otros dispositivos, incluidos algunos que ya no requieren de un smartphone para funcionar.  

Son aparatos súper diferentes, siendo los primeros unos sensores que básicamente dan información sobre la actividad física. El Talkband y el Moto 360 son más completos que los Fitbit y ofrecen más funcionalidades y usos (la opción del TalkBand de poder usarse como manos libres es fantástica). Sin embargo, ninguno de ellos ni los dispositivos de Samsung o LG funcionan tan bien como funciona el Apple Watch. La pantalla, el Crown Touch, los comandos de voz, el sensor de ritmo cardíaco, el menú, la interface, son muy superiores a lo que he encontrado en todos esos otros dispositivos. Y no lo digo sólo yo. 

Hasta en el escenario más pesimista de venta los analistas esperan que Apple venda mínimo 3 Millones (yo creo que estará por encima de 4) tan sólo en este primer trimestre de ventas. Eso, en comparación con el Moto 360 que fue el smartwatch más vendido del 2014 y que vendió 700 mil unidades en todo el año es MUCHO. 

Pero más allá de las cifras de venta, las encuestas de satisfacción de los usuarios son sencillamente abrumadoras. En una encuesta realizada por TECHpinions sobre una base de más de 800 usuarios del Apple Watch, el 97% dijeron estar Muy o Algo Satisfechos con su compra. El número es mucho más alto que lo que obtuvo el iPhone original (92%) y el iPad original (91%) y sólo es más bajo que los índices de satisfacción del iPhone (99%). El estudio arroja además un dato interesante: los resultados de quienes lo evaluaron como parte de su labor, son menores que aquellos que lo usan de una manera más didáctica. En otras palabras el usuario del común está mucho más feliz y satisfecho con el Apple Watch. 

No Todo es Color de Rosa

Ahora bien, no todo es color de rosa. En mi caso he encontrado 2 “peros”: el primero es la cantidad de pila que consume de mi iPhone (la pila del reloj funciona a la maravilla. Nunca llego a la noche con menos de 22% de pila). La segunda es la velocidad de respuesta de algunas aplicaciones, especialmente las no nativas. Ambos problemas parecen estar siendo atacados con las actualizaciones de iOS 9 y Apple Watch OS 2 que veremos en un par de meses, así que habrá esperar. 

En Conclusión les diría que tengo claro que el Apple Watch no es para todo el mundo. Primero porque sólo funciona con iPhone 5 en adelante, segundo porque es grueso y tercero porque muchos usuarios no encontrarán un caso de uso real para justificar la inversión. Concuerdo con Andrés es que este es sólo la versión 1.0 del dispositivo y que, al igual que lo vimos con el iPhone o con el iPad, lo que veremos con las siguientes versiones será mucho mejor. Para mí, la #3 será la que realmente le saque el jugo a la tecnología, al contenido y al ecosistema. Pero para eso todavía hace falta más de 2 años. Por ahora, creo que ella versión 1.0 es suficientemente buena, suficientemente cool y sexy y suficientemente productiva para justificar en muchos casos la compra del Apple Watch. 

Galería Fotográfica

 

 

Para mayor información acerca de nuestro Proceso de Evaluación, los invitamos a que visiten este link

Danos tu opinión

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Samir Estefan

About Samir Estefan

He sido geek desde cuando no era tan "cool" serlo. He vivido rodeado y fascinado por la tecnología toda mi vida y estoy convencido que esta es un mecanismo de democratización, participación, inclusión y desarrollo. Me apasiona el efecto que la tecnología tiene sobre la gente, la educación, la productividad y la sociedad. Trabajo en el mundo de la tecnología como Director de Softimiza, una firma de Software Asset Management, escribo de tecnología aquí en TECHcetera y colaboro en un par de sitios más y doy charlas sobre tecnología cada vez que puedo pues creo que compartir mi conocimiento con otros es la mejor manera de ayudar a crear un mejor país. No soy periodista. Soy un usuario más, tal vez un poco más avanzado que otros, que ve en la tecnología la posibilidad de compartir con su familia, amigos y conocidos su vida y sus intereses.

Category

ACTUALIDAD, LABS, REVIEWS

Tags