Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Que no le pase a usted al entrar a un sitio par adultos por internet!

Felipe Lizcano

En otro artículo escrito hace ya un buen tiempo, comentaba los problemas que se presentan con los troyanos o software malicioso que se le aparece al usuario como un programa aparentemente legítimo e inofensivo pero que, al ejecutarlo, ocasiona daños creando una puerta trasera en el terminal que permite la administración remota por parte de un usuario no autorizado. 

Este tipo de ataques cada vez es más frecuente y es la realidad que, en muchos países de Latinoamérica,  la ley poco o nada protege a los usuarios al respecto. Los alcances protectores son  tan débiles por falta de conocimiento de los legisladores hasta tal punto que toda la responsabilidad  viene a recaer en los usuarios, quienes, en la medida de sus posibilidades, no tienen opción distinta que la de comprar un equipo medianamente seguro e instalarle las aplicaciones con responsabilidad.

Pero la situación se torna mas grave aún,  pues muchos usuarios no suelen estar al tanto de dicha responsabilidad y, peor aún,  tampoco  entienden qué implica la misma. Debido a lo anterior, es bueno averiguar bien todo acerca del sistema protección de datos antes de suscribirse o comprometerse  en cualquier tipo de servicio o negocio. Ahora bien, este problema resulta ser un poco más complejo a nivel corporativo y,  todavía más, cuando se trata de un negocio basado en la premisa de mantener en la más estricta confidencialidad los datos de los clientes (que a la final son la razón la principal  y fuente de ingreso de todo negocio). Por lo mismo, casos como el de los negocios  de AshleyMadison, cuyo lema es “la vida es corta, tenga una aventura “, la privacidad es algo fundamental para  millones de usuarios que se presume son propensos a cometer adulterio (engañar a sus parejas) con otros miembros del sitio.

Ahora bien, cualquier filtración de dichos datos sensibles puede llegar a poner en riesgo no sólo la honra de los usuarios del sitio sino la estabilidad e integridad de sus familias, dado el contexto en el cual se adquiere y se usa el servicio. Así las cosas, el anuncio de un grupo de hackers denominado “The Impact Team” (que amenaza con revelar información confidencial sobre los perfiles de los usuarios de AshleyMadison si dicho sitio y el de Established Men no son llevados fuera de línea) debe ser tratado con extremada cautela y tacto. 

Al parecer los hackers querían poner al descubierto la pobre seguridad del sitio que, pese a cobrarle a los usuarios aproximadamente USD 19 por borrar su perfil y su información personal, tan sólo eliminaban este último, pero la información relacionada con los detalles de facturación incluyendo las tarjeta de crédito, seguían almacenadas en dicho sitio y, estaban en línea. Dicha amenaza, como es obvio ponía en una situación un poco bochornosa a los miembros de AshleyMadison, toda vez que  no se estaba cumpliendo a cabalidad con la promesa de eliminar todos los datos de los usuarios.

Por lo mismo, en este caso, más que hackers parecen “llaneros solitarios” que han jugado un papel importante a nivel de seguridad de la información, revelando situaciones de riesgo que pueden terminar en la suplantación o fraude por robo de identidad de los usuarios del sitio en cuestión que, seguramente, sino se lleva fuera de línea, va a desembocar en  episodios donde los datos de los usuarios que, lastimosamente, se han está portando mal con la ayuda de AshleyMadison y Established Men , esto es: “dando papaya”,  quedan muy expuestos dentro de la categoría de los adúlteros.

En consecuencia, tal como en el caso de las fotografías de las estrellas de Hollywood desnudas, que fueron reveladas en internet, para evitar este tipo de problemas bochornosos, lo mejor es aplicar  lo que predican estos principios:

  • No exija privacidad si usted mismo no se ha tomado el trabajo de mantener la confidencialidad de sus datos (configurando las opciones en redes sociales y siendo muy cuidadoso con absolutamente todo lo que publica),
  • Mantenga entre su pareja y usted la información íntima y trate de no llevarla a internet por medio de fotos y contenidos que puedan ser censurables.

Por último (pero no menos importante), si quiere mantener sus datos confidenciales como tales, no los use en sitios de dudosa reputación.