Este ha sido un año de consolidación de 3 movimientos claramente identificables en el mercado de la tecnología. 
 
La Revolución SoMoLo
Social, Móvil y Local. La revolución de usuarios, empleados, clientes y trabajadores cada vez más autónomos, inmediatos y exigentes se solidifica con 3 tendencias claras:
 
1. El Social Media no sólo se ha apoderado del internet sino que poco a poco se está tomando las empresas. Por primera vez en la historia una actividad supera la pornografía en tiempo de navegación de los usuarios en internet y aunque las búsquedas siguen siendo el medio más común para encontrar información, son cada día más los usuarios que consumen información de sus círculos de amigos vía plataformas de social media que los que lo hacen directamente en los buscadores. 
 
Sólo falta ver los esfuerzos de Google con respecto a la integración de los perfiles de sus usuarios en sus diferentes plataformas (mail, Google+, mapas y YouTube, entre otros) para entender el valor de un perfil de usuario cada vez más completo. La introducción de la Web Semántica completa el rompecabezas de ofrecer a los usuarios respuestas basadas en un contexto específico y no sólo en un algoritmo de links, con el cual ya vemos soluciones como Google Now, en las que nuestros dispositivos personales pronto sabrán nuestro siguiente paso – incluso antes de que nosotros mismos lo sepamos.
 
2. El crecimiento de dispositivos móviles ha dejado de ser una apuesta de pocos para convertirse en el centro de la estrategia de casi todos los jugadores de la economía digital. No sólo se venden y producen más dispositivos móviles que computadoras sino que el consumidor principal de chips del planeta es el mercado de celulares y tabletas. 
 
Pero no es sólo un tema de cantidad sino de calidad de los equipos. En economías como la norteamericana hoy se venden más smartphones que feature-phones y en el resto del planeta esta proporción se convertirá en una realidad antes del final del próximo año.
 
La movilidad ha cambiado los hábitos de consumo, ha disparado el nivel de exigencia de los consumidores y ha nivelado la relación entre clientes y fabricantes. El Smartphone es el rey. Las Tablets son las reinas. El resto pronto serán sólo sus súbditos. Sólo falta ver los resultados financieros de los principales fabricantes de dispositivos tecnológicos para ver el efecto monetario de esta realidad. Aquellos con poca o nula participación en este segmento han visto sus ganancias evaporarse y el precio de sus acciones desplomarse.
 
3. Y aunque vivimos cada vez en un mundo más globalizado, el contenido local es cada vez más importante. Un estudio del Gobierno Colombiano demostró que la razón fundamental por la que la penetración de internet en 2010 era tan baja entre los pequeños y medianos empresarios era que más de la mitad de ellos no encontraba relevancia alguna en la adopción de dicha tecnología. 
 
“La tecnología por sí sola no es suficiente”
Steve Jobs
 
De nada sirve la tecnología si no hay contenido. Piense en la aplicabilidad de un GPS sin mapas. Piense por qué el modelo del App Store sigue siendo el diferencial entre una plataforma móvil que vale más que lo vale todo Microsoft y una qué a pesar de haber comandado la industria por años hoy está al borde de la muerte (estoy hablando de RIM). 
 
Los fabricantes, los operadores móviles, los desarrolladores e incluso los gobiernos han entendido la importancia del contenido local y es ahí en donde veremos la mayor cantidad de esfuerzo, especialmente en América Latina. 
 
 
 
El Movimiento Hacia la Nube
La Nube, junto con sus sobreutilizados acrónimos (SaaS, PaaS, IaaS) se ha tomado el mercado de consumo y poco a poco se están apoderando del mercado corporativo. Los Dropboxes, Evernotes y iClouds del planeta siguen mostrándole a los usuarios lo fácil que es guardar, sincronizar y compartir información entre dispositivos y su uso ha explotado gracias a la proliferación de dispositivos desde los cuales los usuarios se conectan a internet. Los usuarios han venido demandando el mismo nivel de simplicidad en sus soluciones corporativas. 
 
Salesforce ha dejado de estar sólo en el mercado de soluciones corporativas en la nube y corporaciones tradicionales como Oracle y Microsoft al igual que nuevas y revolucionarias compañías han entrado de lleno a ofrecer soluciones en la nube para todos los segmentos del mercado empresarial. Cuando hubiera uno pensado ver a Microsoft competir con Google a nivel empresarial? Cuando se hubiera encontrado a Oracle enfrentado a Facebook en una propuesta?
 
El movimiento hacia la nube es una tendencia imparable, en la cual será posible ahorrar costos, aplanar los requerimientos de inversión y ofrecer flexibilidad y elasticidad para atender los picos de demanda pero en los cuales los riesgos de seguridad son cada vez más evidentes.
 
La “Tecnologización” de Todo
La presión de los ciudadanos digitales ha llevado a que todo se “tecnologice”. Tecnificar y Tecnologizar son cosas diferentes. La tecnificación de actividades productivas e industrias ha venido dándose en las últimas décadas cada vez a pasos más largos. Primero fue el back office con soluciones de ERP. Luego vino el front office con la implementación de soluciones verticales de industria. 
 
Hoy tendencias como BYOD (Bring Your Own Device o Traiga Su Propio Dispositivo) y el incremento en el conocimiento colectivo de empleados ha llevado a que industrias altamente reacias a los cambios tecnológicos hayan comenzado a adoptar soluciones que en el pasado parecían impensables.
 
Así vemos aerolíneas reemplazando mapas de vuelo y manuales por tablets (y phablets), entidades financieras implementando soluciones de predictibilidad en línea disponibles para dispositivos móviles y agencia de seguridad que recurren cada vez más al social media como medio de apoyo en la prevención de contravenciones y crímenes. la oportunidad de conocer y entender más a los clientes y los retos derivados del Big Data están en las listas de todos los CIOs del planeta.
 
La consumerización ha generado una presión nunca antes vista para los departamentos de IT de las grandes compañías quienes han tenido que buscar opciones para garantizar el cumplimiento contractual, garantizar la seguridad de la información y la prestación de soporte a usuarios con decenas de dispositivos y plataformas diferentes.
 
La educación ha visto un cambio radical de la mano de la exigencia de estudiantes de tener una relación más dinámica con sus profesores. El uso de herramientas de social media y de estructuras de feedback loops estructurados han demostrado que la incorporación de la tecnología al proceso educativo genera frutos rápidos, permanentes e importantes en la educación.
 
La tecnología se está apropiando del mundo. El Status Quo está siendo amenazado. Compañías ya establecidas, Modelos de Negocio existentes, Estructuras de Aprendizaje ya comprobadas, Formas de Gobierno aceptadas e incluso la Forma de Relacionarse con otros están siendo afectadas por la “tecnologización” derivada de un mundo cada vez más digital. 
 
 

Danos tu opinión

Comentarios

Powered by Facebook Comments