Dvdendo es una app, es un servicio financiero para que los hispanos ahorremos más. En los Estados Unidos, los hispanos somos los menos sofisticados a la hora de acceder a los servicios financieros. En efecto, existe una gran brecha entre la cantidad de productos financieros que usa un americano promedio y los que usa una persona de origen hispano, independientemente de su nivel socio económico y educativo.

Hace unas semana, Dvdendo fue nombrada como una de las startups de Miami para seguirle la pista en 2018. Las razones son evidentes: su impacto en una comunidad que es mayoría en Miami. Es una de las pocas plataformas que tienen como objetivo la población hispana, que tiene niveles de bancarización muy por debajo de otras comunidades. La oportunidad de negocio está ahi. Los ingresos de los hispanos han crecido consistentemente en los últimos 20 años eso incluso teniendo en cuenta la crisis financiera del 2008. La oportunidad de inclusión social y financiera también está.  La inclusión financiera y el acceso a productos bancarios más sofisticados tiene un impacto directo en el patrimonio de las familias y en las posibilidades de hacer crecer sus negocios.

Dvdendo se propone eso: Ayudar a que más hispanos ahorremos. Ese es primer paso para lograr la sofisticación financiera. Suena paradójico en un país donde los niveles de deuda privada representan más de 2/3 parte del ingreso de los hogares. Pero no lo es. Dvdendo quiere que más latinos y más hispanos inviertan en el mercado financiero. La app permite iniciar el ahorro con $5 dólares. Da la opción de hacer pagos recurrentes y pagos extraordinarios. Y en esta época de la personalización, Dvdendo ofrece portafolios para todas las categorías de inversionistas. Además, uno también puede ahorrar cada vez que gasta. (esta es mi “killer feature”)

Y una cosa importante solo cobra un dólar al mes por administrar una cuenta de hasta $5,000 dólares.

Dvdendo cumple con todas las reglas y regulaciones del SEC, la agencia federal encargada de regular este tipo de empresas. Esto implica que Dvdendo debe ser explícito sobre como invierte sus fondos y cual es la composición de los distintos portafolios que ofrece de acuerdo al nivel de riesgo que cada usuario quiere tener. La app por supuesto tiene distintos perfiles de inversionistas y después de unas cuantas preguntas le ayuda a uno a elegir su tipo.

Después de conversar con su CEO,  Gabriel Montoya, un emprendedor serial que hizo crecer a OpenEnglish y fue CEO de UniversityNext cuando se lanzó al mercado de los cursos en línea, uno queda feliz. Si uno queda feliz, que existan personas tan pilas. Y queda feliz porque es verdad que hay emprendedores que resuelven, si que resuelven problemas críticos para una comunidad, para un grupo de usuarios. Y el problema de la falta de sofisticación de los ciudadanos hispanos resulta en pocos ahorros para la vejez, o para comprar una vivienda más grande o incluso para darse unas buenas vacaciones.

Dvdendo ya recibió en 2017, $1.5 millones de dólares y espera obtener algo más de $3 millones en 2018.

Pasando a una revisión de la app, esto es lo que les pueda contar.

Lo bueno: 

  1. Lo fácil de usar: Uno se demora menos de 10 minutos organizando su perfil financiero y atando sus cuentas bancarias.
  2. El bajo monto de inversión: En efecto, se puede empezar con un cinco dólares, que es menos que un cortado con pastelito (el equivalente en Miami de un café con leche con pastel gloria) o que un café con nombre estrafalario sin crema y sin pastel.
  3. Las opciones para agregarle dinero a la cuenta: Modo recurrente o modo a veces o modo ambas formas.

Lo malo:

  1. La experiencia de usuario: Algunas de las funcionalidades de la app no son claras para un usuario promedio ni para un aprendiz de geek.
  2. La documentación que se recibe: Es muy confusa y no se entiende mucho para que es o cual es su objeto.
  3. Las comunicaciones con el usuario: Me encantaría recibir notificaciones al email y o en la app sobre mis pagos, sobre el comportamiento de mi portafolio por pequeños que sean los montos.

Lo feo:

Solo una cosa: Qué no seamos más personas, por ahora, usando esta app para empezar a crear un portafolio, un patrimonio y unos ahorremos que pocos o muchos pueden ser el inicio de algo grande.

Gabriel me contó hace unos meses cuando lo entrevisté, que él y su equipo quieren además armar un hub de educación financiera. Espero con ganas que esa parte del proyecto sea parte de la app muy pronto. Le deseo a Dvdendo muchos éxitos. Yo soy su fan No. 1. Me encanta que el monto de la inversión sea tan pequeño o tan grande como quiera el inversionista. Me encanta que este resolviendo un problema sentido por la comunidad hispana. Me encanta que cada vez estén llegando soluciones financieras a donde más se necesitan: a los pequeños inversionistas. Y además Dvdendo también está trabajando para que las personas no residentes de los Estados Unidos pueden ser invertir.

El 2018 será sin duda, el año de Dvdendo y de todos los que somos parte de su comunidad: un pequeño monto a la vez.

 

 

 

 

 

 

 

Danos tu opinión

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Catalina Valenzuela

About Catalina Valenzuela

Maestra y estudiante perpetua. Intrigada por la interacción entre la tecnología y la educación. Cree que todos y todas se merecen una educación de calidad. Edupreneur. Lectora voraz. Exploradora de comida interesante con sabor a casa y a mundo. Mamá y esposa.

Category

VIDA TECH

Tags

, , , , , , , , , , , ,