La primera vez que reseñé la KeyOne dije que era bastante fácil ser cínico acerca de una Blackberry estos días en los que marcas como Samsung, Apple o Huawei parecen dominar el mercado global de Smartphones.

Al parecer nos gustan tanto las historias de éxito como de fracaso, siendo estas últimas quizás  tan entretenidas como las primeras.

Un diseño que llama la atención.

Y es que ahora historias sobre como marcas como Nokia y Blackberry perdieron el dominio de sus respectivos mercados, son la comidilla de muchas personas,  reseñas e historias de emprendimiento, los intentos de volver, atraen cierta atención pero no pasan de ahí.

Paralelo a lo anterior, en TECHcetera nos orgullecemos de brindar una perspectiva de usuario de todos los días, una mirada cotidiana a tecnología extraordinaria y eso fue algo que pudimos hacer con la KeyOne, pues por un tiempo largo se convirtió en mi SmartPhone de todos los días y pude tener una experiencia cercana y continua con una propuesta que en 2018 aún integra un teclado físico, ¿cómo me fue?

La experiencia con KeyOne:

Hubo algo que siempre me gustó de la KeyOne, que es una generadora de conversaciones. Una vez que la gente te ve con una comienza la charla, es de verdad un Smartphone bastante bonito y bien cuidado, la elección de los materiales siempre me pareció bastante acertada. Se aleja del diseño convencional del monolito negro y las líneas grises combinan bien.  Otra cosa que me llama la atención es que la segunda pregunta que más me hacen es ¿Funciona con Android? Creo que la marca aún tiene mucho que decir ahí, pues aún en la mente de muchas personas Blackberry OS es aún la única opción en estos dispositivos (aclarando la duda, debo decir que claro que corre Android!).

Teclas y más teclas. Cada una personalizable.

El teclado de KeyOne

Eso va a ser lo que más extrañe, obviamente es raro volver a sentir teclas, pero no olvidemos dos cosas. En la KeyOne cada una de ellas puede ser configurada como un acceso directo y en conjunto funcionan como un trackpad. Si puedo ser sincero, la velocidad de escritura mejoró bastante después de unos cuantos días y un mes después me era difícil volver a usar una pantalla, cuando descargué Word 365 para Android me atreví a escribir textos cada vez más largos, incluido este que leen justo ahora.

El Entretenimiento de KeyOne

Que sea un SmartPhone pensado para el trabajo no quiere decir de ninguna manera que se trate de un celular aburrido. Algo que nunca me cansaré de decir es que los audífonos incluidos son unas joyas, como suenan de bien!. A pesar de lo raro del teclado no hubo juego con el que no pudiera. Siendo franco NETFLIX, si era algo que preferiría ver en una pantalla más amplia, al igual que YouTube, pero por lo demás no hubo problema alguno para tomar unas buenas fotos o sentarse a escuchar música, ahhh ¿mencioné que al final del día aún tenía más del 40% de la batería?

Un diseño bastante estilizado.

El veredicto sobre KeyOne

Me sostengo en lo que dije hace algún tiempo, la KeyOne no es una buena Blackberry, es un buen Smartphone y punto. La cámara responde muy bien, el diseño es agradable, (en Instagram es toda una sensación y cuenta con su grupo de fans), la batería rinde bastante y la experiencia es rápida y fluida. ¿La voy a extrañar? Mucho.

Una cámara prominente, que entrega colores vivos y buena velocidad de procesamiento.

La marca ya anunció su reemplazo, el “Motion”, ¿estará a la altura?

Hablemos en Twitter

Andrés Felipe Sánchez

@innovandres

Danos tu opinión

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Andrés Felipe Sánchez

About Andrés Felipe Sánchez

Máster en Creatividad e Innovación, fotógrafo consumado, todo en este mundo surgió de una buena idea. Fanático de la astronomía y la buena ciencia ficción, guitarrista frustrado, aún juego con legos y colecciono hotwheels. Soy un firme creyente de que la tecnología, si se entiende y usa bien, acerca a las personas de maneras interesantes y creativas. Actualmente soy director estratégico digital para una marca de bebidas.

Category

LABS, REVIEWS

Tags

, , , , ,