Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Usted pagaría USD 400 por un iWatch?

Samir Estefan

Parece estar confirmado que el próximo Martes 9 de Septiembre Apple presentará en sociedad no sólo su más reciente modelo del iPhone – el denominado iPhone 6 – sino además el tan rumorado y esperado iWatch. O mejor los iWatch, en plural, pues se ha conocido que la compañía está trabajando en más de un modelo del dispositivo. 

Es una estrategia que le ha servido a la compañía en el pasado. Sólo hay que ver la variedad de iPods que la compañía ha tenido a lo largo de su vida. El iPod Shuffle, el Nano, el Touch, el Classic son dispositivos muy diferentes entre sí que si bien comparten el mismo fin – poder llevar su música a todos lados – (así nació el Touch aunque hoy haga mucho más), están enfocados en casos de uso diferentes. Una estrategia que básicamente acabó con la competencia y llevó a un dominio total y absoluto de Apple en la categoría de portable music players (se acuerda del Zune? Claro que no). Es más, es la misma estrategia que ha utilizado Samsung en el mercado de smartphones para acaparar la gran mayoría de participación de mercado. 

Por eso no es descabellado pensar que Apple está trabajando en diferentes modelos del iWatch. Desde uno sencillo que permita tomar básicos de las actividades fijas, a la FitBit One o Fitbit Flex,  hasta uno que pueda llegar a reemplazar por completo el iPhone con conectividad propia a redes celulares e internet (como el Galaxy Gear S). Al igual que con el iPod, hay diferentes casos de uso, diferentes segmentos de público, a quien la compañía estaría interesado en atender. La estrategia de One-Fits-All que la compañía utilizó por años con el iPhone y el iPad ha servido para que los ingresos de la compañía crezcan constantemente, pero no para garantizar el dominio del market share. 

La gente de Re/code, quienes se han caracterizado por tener información de primera mano de la compañía, ha informado que dentro de los modelos que la compañía está desarrollando, hay al menos uno con un precio cercano a los USD 400. Es un precio elevado si se compara los smartwatches presentados por Pebble, Motorola, Samsung y LG, los cuales están casi todos alrededor de los USD 299. Mucho más alto si compara con las smartbands de Fuel, Fitbit o Nike. Sin embargo, Apple nunca se ha caracterizado por ser el más económico. Sus dispositivos siempre están en la parte de arriba de las bandas de precio (algo que varios analistas han denominado el “impuesto Apple”) y que incluye, entre otros, el valor de todo el ecosistema que la compañía ofrece a sus usuarios. 

Ayer un amigo me preguntaba “usted pagaría USD 400 por un iWatch?” indicando que el precio le parecía un exabrupto. USD 400 no es nada en comparación con el precio de algunos de los relojes premium que hay en el mercado – como los Tag Heuer – que pueden llegar a los USD 10,000 y que no dicen sino la hora! Sin embargo, la pregunta es valida y la respuesta depende de si la compañía me ofrece un equipo que, además de dar la hora, me permita correr ciertas aplicaciones, recibir y responder a las diferentes notificaciones, pagar con sólo tocar el terminal de pago con la muñeca, pero que sobretodo no tenga que cargar todos los días.

A 9 días del evento, sólo resta esperar a ver con qué salen Tim Cook y Compañía. Lo que si parece ser un hecho es que si bien veremos los equipos en el evento, no podremos tenerlos en nuestras manos sino hasta final de año, aunque algunos rumores apuntan más a comienzos de 2015 (lo que me parece un poco descabellado). Sin embargo, creo que Apple los mostrará en todo su esplendor para sembrar en los usuarios una duda suficiente que los lleve a postergar su decisión de compra de un smartwatch (esta semana veremos decenas de ellos en el IFA 2014), hasta que los de Apple estén en el mercado. 

Algunos “Conceptos” de los sería el iWatch (creados por terceros)