Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

One Comment

Si amaneció de mal genio, lo están manipulando. ¡Mire como lo hacen!

AWaldraff

Si usa Facebook y esta mañana amaneció triste, bravo o contento, hay una probabilidad muy alta de que lo hayan manipulado. La semana pasada, Facebook reveló que lleva años experimentando con nuestros timelines para ver y aprender acerca de nuestras reacciones. En el pasado no he escondido la sensación de que Facebook está en decadencia, no aparecía contenido interesante en mi timeline. Durante las recientes elecciones presidenciales mi timeline se volvió inaguantable con peleas y disputas generalizadas. ¿Fue todo esto una manipulación de Facebook? La respuesta mas probable es que así haya sido.

Facebook tiene un problema estructural. El contenido generado por los usuarios va creciendo mas rápido que nuestra capacidad de consumirlo. Para ponerlo mas simple; si en la pantalla apareciera todo lo que postean nuestras conexiones, la velocidad de las actualizaciones nos nos permitiría disfrutar de los contenidos. Facebook tiene que filtrar de alguna manera las actualizaciones de nuestro timeline. Nuestra participación y ”enganche” dependen de la calidad percibida de los contenidos allí mostrados. Para filtrar, Facebook necesita reconocer algún patrón de “disfrute” en nuestro comportamiento. Por eso hace tests con nuestros timelines y de paso termina manipulando nuestro estado de ánimo. ¿Recuerda cuando Facebook anunció que podía predecir cuando una persona se iba a comprometer?

Como usuario, vuelve a aparecer esa larga discusión que hemos venido planteando entre la conveniencia y la privacidad. Es una decisión que solo puede tomar ud. mismo. En un extremo está la decisión de retirarse por completo de las redes sociales y vivir su vida como un amish. Estará tranquilo, pero dejará de lado muchas conveniencias importantes. En el otro extremo está ser extremadamente participativo, y por ende, manipulado, pero al mismo tiempo gozando de todas las ventajas que puede tener el acceso a la información.

Yo, personalmente me encuentro un poco mas cerca del segundo escenario, aunque sigo manteniendo algunos aspectos de mi vida del lado privado. Esto me permite gozar de muchas de las ventajas que me dan las tecnologías de la información, que es en últimas mi gran pasión. Pero tengo que proteger a mis hijos y a mi familia, así que hay que hacer también algunas concesiones.

Pero regresemos al tema original. En este momento de mi timeline de Facebook se empieza a borra la política y el fútbol domina los contenidos. En ambas discusiones me enganché en algún momento. La discusión política la abandoné unas 2 o 3 semanas antes de las elecciones. Solo hasta ahora empieza a desaparecer este contenido. Puede ser que mis amigos dejaron de producirlo, o puede ser que Facebook lo estaba reduciendo en mi timeline. Seguiré haciendo pruebas para ver que sucede!