fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

2 Comments

5 tecnologías básicas para estudiantes modernos

AWaldraff

En la década de los 80, mientras yo aún estaba en el Colegio, empezó la revolución tecnológica. Mi papá, que siempre ha sido una persona de avanzada en estos temas, me compró un Sinclair. Había que conectarlo al televisor. Únicamente corría BASIC y el almacenamiento era en cassettes corrientes. Nunca pude hacer funcionar correctamente el sistema, así que dependía mas de copiar a mano el código, que de guardarlo. Ni los profesores, ni la mayoría de mis compañeros tenían computadores en su casa. A nadie se le ocurrió pensar que aprender a usarlos se iba a convertir en una habilidad básica para cualquier persona. Así que en ese momento desaproveche el potencial de tener un computador personal en mi casa.

Avanzamos al día de hoy, y mi hijo de 5 años que aún no sabe leer, sabe manejar perfectamente el iPad y el computador de la casa. Estoy seguro de que todos y cada uno de sus compañeros y profesores, tienen al menos un dispositivo inteligente en la casa. Mis hijos son nativos digitales. Yo también hubiera querido ser un nativo digital cuando estaba estudiando.

Si lo hubiera sido, estas son las 5 tecnologías que hubiera querido tener disponibles en ese momento:

  1. iPad Mini: No se ustedes, pero yo tenía que cargar al menos 5 cuadernos en la maleta. Y además en la maleta tenía que llevar libros de texto, materiales y demás. Mi maleta pesaba cerca de 15 kilos! Todo ese peso es hoy peso muerto. La cantidad de cosas que cargaba en aquel momento, han sido supercedidas por aplicaciones de software en mi iPad. Hoy podría ir al Colegio cargando mas o menos 1 libra de peso si incluyo además del iPad algunas otras cositas.
  2. Moleskine Notebook: Le compro la idea a algunas personas de la vieja guardia, no todo se debe hacer digital. Recientemente se publicaron los resultados de un estudio que demostró que las notas escritas a mano tienen mejor recordación que las tecleadas.. Sabiendo lo que se ahora, ademas de un iPad, hubiera llevado al colegio una pequeña libreta y un lapicero para tomar notas. Pero no hubiera llevado cualquier libreta de anotaciones. Hubiera llevado un Moleskine Evernote Business Edition. No se trata de una libreta de anotaciones cualquiera. Estas libretas tienen un patrón de lineas optimizado para que Evernote (ver #3) digitalice e interprete el contenido. Con una libreta así, hubiera podido guardar ciertas partes de cada página como notas privadas y otras como contenido público. Con una marca al inicio de la página hubiera podido crear recordatorios electrónicos de tareas o fechas importantes. Y su sistema de stickers inteligentes, me habría ayudado a tener mi información organizada con un esfuerzo mínimo. Maldito seas Jean Book de Norma!
  3. Evernote Business: No me canso de elogiar las ventajas de tener toda la información y documentos digitalizados. Y Evernote es el repositorio ideal para toda esta información. Hubiera podido usar la versión gratuita de Evernote, y ya habría visto unas ventajas increíbles. Pero en ese mundo ideal, hubiera querido tener Evernote Business. No se trataba de tener donde guardar y luego consultar mis notas propias, se trataba de aprender colaborativamente con mis compañeros de clase y de compartir y construir conocimiento compartiendo nuestras notas. Si alguna vez le pidió un cuaderno a un compañero para desatrasarse, hubiera gozado tanto como yo esta aplicación. Me hubiera evitado la pelea con la pila del salón que no prestaba sus extraordinarias notas para que todos nos favoreciéramos con ellas!
  4. Penultimate: A veces mis notas no eran únicamente texto. Algunas veces necesitaba dibujar un sketch de un concepto mas complejo. Penultimate me hubiera permitido hacer lo que necesitaba en ese momento. Con el dedo o con un stylus hubiera podido dibujar muy rápido lo que necesitaba. O explicar ideas complejas sin tener que arrancar la hoja del cuaderno. Solo me dejaron llevar cuadernos con espiral hasta el bachillerato, así que había que arrancar las hojas centrales de los cuadernos, algo imposible en la medida que el año escolar avanzaba.
  5. iTunes U: No se por qué no se me ocurrió en época grabar las clases magistrales. Estudiar se hubiera convertido en cuestión de volver a ver la clase. En mi época no era posible, pero hoy los estudiantes cuentan con iTunes U, que es precisamente eso. Grabaciones de las mejores clases de muchísimas universidades. no necesita nada diferente a tener iTunes U (o iTunes) instalado en su dispositivo preferido.

Para los jóvenes de hoy, estudiar es una proposición demasiado simple. No hay punto de comparación entre lo que se puede hacer hoy, y lo que había que hacer antes. Imagínense el potencial de la educación si los programas académicos se adecuan para aprovechar estos y otros tantos recursos disponibles en el mercado. Aún hay centros educativos donde creen que la tecnología le hace daño al aprendízaje. Pobres, no saben lo que se les viene mas adelante!