fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

¿Quiere mas batería en su smartphone? ¡Compre un smartwatch!

¿Quiere mas batería en su smartphone? ¡Compre un smartwatch!
AWaldraff

A todos nos obsesiona la duración de la batería de nuestros dispositivos. Ofrecer mayor duración es una proposición siempre perdedora para los fabricantes de dispositivos. A pesar de los evidentes avances, la inversión que significa aumentar algunas horas el tiempo útil de un dispositivo, no es siempre valorada lo suficiente por los usuarios. A pesar de los avances, los usuarios siguen percibiendo una necesidad de tener cerca una manera de recargar smartphones, computadores, etc..

No me queda duda de que en un futuro no muy lejano veremos grandes avances en la tecnología de las baterías. Múltiples inversionistas han dedicado millonarios recursos económicos para encontrar mejoras a esta tecnología crítica en un mundo conectado 24×7. Tesla, a pesar de ser principalmente una compañía automotriz, ha desarrollado los mayores avances. A veces me queda la duda de si esta compañía construye carros, solo con el fin de probar su tecnología de baterías en ellos. Otra empresa, Huawei, lanzó recientemente un smartphone que promete una batería que alcanza para 2 o mas días de uso contínuo. Poco a poco vamos ganando autonomía. Pero no estamos en un punto cómodo para los usuarios todavía.


Mientras se desarrolla la tecnología, los usuarios hemos buscado múltiples trucos para sacarle el jugo a nuestros dispositivos. Se han desarrollado aplicaciones que detectan donde se consume la mayor parte de la energía. Intentamos desconectar servicios, limitando las capacidades de nuestra inversión para ganar tiempo de uso. En fin, los intentos son múltiples, pero siguen siendo insuficientes. Necesitamos mayor duración de batería de manera urgente.

Algunos estudios demuestran que muchas de nuestras decisiones para ahorrar batería en realidad la impactan negativamente. Por ejemplo, algunos “expertos” nos convencieron de que cerrar aplicaciones “aumenta” la vida del dispositivo. Ya se ha demostrado que abrir las aplicaciones consume mas, puesto que se corren procesos que normalmente estarían dormidos si no cerráramos las aplicaciones.

En mi experiencia personal he concluido que el mayor problema de las baterías es iluminar la pantalla. Dicho de otra manera, cuando minimizo el uso de la pantalla, la batería del smartphone me dura mas. Es una afirmación que suena tonta por cuenta de su obviedad. Y sería fácil de contrargumentar. No usar la pantalla significa no usar el dispositivo, ¿cierto?

No tan rápido. En mi caso personal de uso, desde que tengo un smartwatch, la batería me dura mas. ¿La razón? Estoy usando mucho menos la pantalla de mi smartphone. Como las notificaciones llegan a través del reloj, la pantalla del smartphone se usa menos. Conclusión: gasto menos batería del smartphone. ”Ahh, pero ahora el gasto de energía se traslada al reloj, un dispositivo con menos capacidad de batería”, dirán los mas escépticos.


Cierto, una parte de mi consumo de batería se ha trasladado al reloj. Pero, ¿cómo explicar que no estoy sufriendo tanto como antes por batería? El secreto está en un cambio en el patrón de uso del smartphone, ahora que no veo las notificaciones allí. Antes, al llegar una notificación que enciende la pantalla del smartphone, mi reacción era desbloquear de inmediato e ir a la aplicación para ver el contexto de la notificación. De paso termino usando otras aplicaciones. Así, la pantalla se encendía un mayor lapso de tiempo, llevando a un mayor gasto. Ahora, con el smartwatch, mi reacción cambió. Solo cuando la notificación es urgente voy a la pantalla del smartphone.

La diferencia es significativa. Mi cálculo, empírico por cierto, es de unas dos a tres horas adicionales de batería en el smartphone. Posiblemente ustedes observarán resultados divergentes. Les recuerdo que el factor crítico en este caso es humano. Pero no por ello deja de ser cierto.

El argumento base de uso para un smartwatch podría no ser las aplicaciones o la información, sino la modificación en los patrones de comportamiento humano. Lo mejor es que los beneficios no aplican únicamente a la duración de la batería. Menos tiempo en la pantalla también ha mejorado mi relación con familia y empleados. Tener un smartwatch es una proposición gana-gana.