fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

No será fácil diferenciar el nuevo iPad del anterior (hasta que lo encienda)

No será fácil diferenciar el nuevo iPad del anterior (hasta que lo encienda)
Samir Estefan

Si le entrego 2 iPads, uno de 8va generación y otro de 7ma generación, le apuesto a que no será fácil discernir cuál es cuál.

Ambos dispositivos son, visualmente, exactamente iguales. En la foto de arriba, por ejemplo, la única diferencia es que uno de esos iPads tiene conectividad celular y el otro sólo tiene conección vía WiFi. Pero, ¿puede decir cuál es el “nuevo” y cual es el del año pasado? Seguro que no.

Mire este spec-sheet con las características de ambos dispositivos:

¿Qué ve? Pantalla, medidas, baterías, sensores, cámaras, Touch ID, conectores, radios, compatibilidad con el Apple Pencil y el Smart Connector, todo es igual; absolutamente igual.

Apple sabe que el diseño del iPad es bueno, es sencillo, es fácil de entender, especialmente para los usuarios entry-level para quienes está enfocado este dispositivo.

Apple sabe que este es un dispositivo cuya vida útil es generalmente más larga que la de otros de sus dispositivos y protege la inversión de quienes han adquirido iPads anteriores manteniendo el look & feel de su dispositivo por el mayor tiempo posible (ya hablamos de obsolescencia percibida y de cómo esto hace que los diseños se mantengan vigentes más tiempo y el valor de los dispositivos perdure mucho mas en el tiempo).

Apple sabe que lo que importa, en muchos casos, es lo que hay por dentro.

Y aunque por fuera los dos iPads son iguales, por dentro hay una pequeña -pero GIGANTE- diferencia.

 

Hablemos del SoC

El SoC o System on a Chip, eso que coloquial pero erradamente denominados el procesador (es mucho más que un procesador), el “cerebro” del dispositivo es bien diferente.

El iPad de 7ma generación, el del año pasado, tiene un procesador A10 Fusion mientras que el nuevo iPad de 8va generación tiene un procesador A12 Bionic.

¿Cuáles son las diferencias?

Empecemos por el tamaño de la “pastilla”. Mientras que el A10 está construido sobre una arquitectura de 16nm, el A12 está basado en una de 7nm. Esa arquitectura le permite al A12 ser 1/3 más pequeño que el A10 Fusion (83.27 vs 125 mm2).

Y, sin embargo, en ese espacio reducido, el A12 tiene el más de doble de los transistores que el A10. Mientras que en el A10 hay 3,300 millones transistores, el A12 tiene 6,900 millones.

Mientras que el A10 tiene 4 Cores (2 de bajo consumo de energía y 2 de alta capacidad), el A12 tiene 6 (2 de bajo consumo de energía y 4 de alta capacidad). Es decir un aumento de 50% (sin contar con la velocidad de los mismos)

La diferencia de performance, medido por GeekBench, es notable entre los dos sistemas:

Y en AnTuTu estamos hablando del doble de puntaje: 368,880 vs 179,650.

El nuevo iPad es, según Apple, 2 veces más rápido que los laptops windows, 3 veces más rápido que la tableta Android más popular y 6 veces más rápido que el Chromebook más vendido del mercado.

¿Qué quiere decir esto en español?

Que el A12 Bionic es muuuuuucho más rápido y eficiente que el A10 fusión (y que la gente de Apple es extremadamente buena en diseñar y construir sus propios procesadores, razón por la cual tomó la decisión de decirle adiós a Intel).

A nivel de manejo de gráficos, el A12 Bionic incorpora un GPU de 4 cores que es 95% más rápido que el GPU del A10 Fusion lo cual ofrece experiencias de juego mucho más dinámicas y naturales.

Así, puede correr aplicaciones como Pixelmator o Photoshop y manipularlas con el dedo, con el Apple Pencil, con el teclado o con el trackpad, usar el sistema de multitasking de iPadOS y aprovechar las ventajas de Scribble de iPadOS 14.

 

Mucho más que sólo velocidad

Pero el tema va más allá de sólo velocidad y performance. El A12 Bionic incluye un “Motor Neural” dedicado de 8 cores que puede procesar 5,000,000,000,000 de operaciones por segundo y que permite una variedad de usos adicionales y mucho más poderosos.

Piense en temas de Realidad Aumentada, y de cómo el iPad puede tomar información del mundo físico y analizarla en tiempo real. Piense en procesos de computación complejas como el cambio de texturas en un video o una imagen de muchos pixeles. Las opciones son muchas, sobretodo porque los desarrolladores ya han tenido un par de años para ajustar y optimizar sus aplicaciones al procesador (que salió primero en el iPhone XS).

Felipe estará haciendo unas pruebas de manejo de imágenes y video para que vean qué tan potente es el nuevo iPad y se las estaremos compartiendo aquí en TECHcetera. Pero por ahora sepa que el nuevo iPad es mucho más rápido y eficiente que el anterior.