fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

4 Comments

Lo Estás Usando Mal (Hablemos del Ascensor)

Samir Estefan

La tecnología cambia tan rápido que para muchos es difícil mantenerse actualizado de todo lo que está ocurriendo. Los cambios en hardware, software y servicios son tan acelerados que no es difícil escuchar a los usuarios decir “no acabo de aprender a usarlo y ya lo cambiaron”. Y como si fuera poco, muchos elementos tecnológicos que hoy utilizamos aparecieron de la noche a la mañana, sin previo aviso, y se apoderaron de nuestras vidas sin que alguien nos diera un pequeño curso o nos compartiera un manual de cómo usarlo. Y con el paso de los años hemos venido usando mal ese dispositivo, esa función, ese servicio. 

Por eso, quiero comenzar esta serie llamada “Lo estás usando mal” como un servicio social para que (a) usted,  quien no quiere pasar la pena de preguntar cómo funciona el producto que todos los demás parecen dominar a la perfección aprenda a usarlo, y (b) para que aquellos que somos afectados por el mal uso de la tecnología por parte de otro podamos dejar de sufrir. 

Comenzaré la serie hablando de una tecnología que ha estado con nosotros – comercialmente – desde 1823 pero a pesar de adopción masiva aún encuentro extraña, ajena, incomprendida por parte de un grupo importante de usuarios: el ascensor o elevador. 

No les pasa? Van subiendo en el ascensor y este para en un piso donde un “usuario” pregunta: “baja?” Es como si no supieran (ahora sé que no lo saben y por eso este post) que si quiere bajar sólo debe presionar la flecha que va hacia abajo. Y viceversa. Si quiere subir, sólo (y esta es la palabra importante) debe presionar la flecha que va hacia arriba. 

broken elevator buttonsPero los latinos somo especiales. Algunos, los que en realidad no saben, presionan el botón de subir para que el ascensor suba (o baje, según el caso) hasta el piso donde están a recogerlos. Y otros, los “más vivos”, presionan ambos botones para que el ascensor pare sin importar la dirección en la que se dirija. Y claro, está quien presiona insistentemente el botón para que el ascensor llegue más rápido. 

No. Lo estás usando mal. Si quieres subir, sólo presiona la flecha de subir. Si quieres bajar, sólo presiona la flecha de bajar. Es fácil. Y no porque presiones más veces llegará más rápido. “Cójela suave” como dirían mis amigos costeños.

img_5214Con el fin de optimizar el uso de los ascensores, en los últimos años hemos venido viendo la implementación de un nuevo sistema que ya no pide seleccionar la dirección del viaje sino en el que hay que marcar el piso al que usted desea ir. Con su llegada se le dice adiós a los problemas del pasado! Pero se crean unos nuevos. 

El más común es cuando el grupo de amigos, digamos que son 6, llega de almorzar de vuelta a la oficina y sólo uno de ellos presiona el piso para el que se dirigen. El ascensor, y su sistema “inteligente” de optimización, entiende que hay 1 viajero (y no 6) queriendo ir a dicho piso. Digamos que llega otro grupo, de 4 personas, queriendo ir a un piso cercano. Nuevamente, sólo uno de ellos marca su selección. El resultado (digamos que la capacidad máxima del ascensor es de 8 pasajeros): 2 de los viajeros deben quedarse.  

Para el ascensor, hay 2 personas solicitando el servicio cuando en realidad hay 10. Por qué? Porque lo estás usando mal. El sistema, más allá de analizar el piso al que debe ir, analiza la cantidad de usuarios que hay para optimizar sus paradas y seleccionar la(s) cabina(s) que asigna. Al no indicar el número real de usuarios que van para x piso, está afectando el algoritmo del sistema y lo está llevando a un modelo menos óptimo de asignación de cabinas.

Ahora ya lo sabe (y sin tener que pasar la pena de preguntar). 

Me gustaría oír de ustedes y de sus experiencias. Qué otros elementos tecnológicos estamos usando mal? Qué otras lecciones podemos compartir con nuestros usuarios? Cuéntenos en los comentarios de este post o envíenos un correo electrónicoSi con sus sugerencias.