fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Libertad de Expresión: Europa y Estados Unidos tienen visiones diferentes

Libertad de Expresión: Europa y Estados Unidos tienen visiones diferentes
Samir Estefan

Seguramente ha oído del zafarrancho que ha armado Donald Trump por las etiquetas de fact-checking que Twitter puso a algunos twits suyos hace un par de semanas y que han desatado todo un movimiento republicano para eliminar las protecciones que las redes sociales tienen en Estados Unidos por la famosa Sección 230.

Al intenso debate, en el que muchos no vemos más que una pataleta de alguien a quien Twitter ha dado muuuuucho espacio y a quien le han perdonado violaciones tras violaciones de las normas más básicas de convivencia digital, se ha sumado esta semana una posición interesante: la de la Unión Europa.

Vera Jourova, la Vicepresidenta de la Comisión Europea no sólo se ha puesto del lado de Twitter sino que ha dicho, incluso, que esta red debe tomar más medidas.

 

“I want platforms to become more responsible, therefore I support Twitter’s action to implement a transparent and consistent moderation policy… This is not about censorship. It is about having some limits and taking some responsibility of what is happening in the digital world.” – Vera Jourova, Vicepresidenta Comisión Europea

 

Los comentarios de Jourova van de la mano con los cambios que la Comisión planean introducir a las normas que rigen las leyes sociales en su territorio y que, al igual que la Sección 230, tienen un poco más de 20 años de existencia.

Así las cosas, todo parece indicar que la Unión Europea obligará a plataformas como Twitter, Facebook y Google a tomar un rol más activo y a tener más responsabilidad sobre lo que sus usuarios postean en sus redes, dejando atrás esa neutralidad que tanto parece gustarle a Mark Zuckerberg. Incluso, la representante ha pedido que las plataformas comiencen a generar reportes mensuales asociados a temas de odio, racismo y desinformación para que hagan parte del análisis de las iniciativas que se incluirán en los cambios de ley. 

Europa, que va mucho más avanzado que Estados Unidos en temas de regulación digital, ya permiten que las plataformas digitales sean demandadas si no eliminan contenido ilegal y asociado a lo que se conoce como hate speech. En algunos países Europeos el tema ha ido más allá y se ha obligado a las plataformas a eliminar post que han sido catalogados como desinformación.

Y así mientras el bebé presidente pelea para que Twitter le deje decir cuanta baboseada, mentira y comentario racista quiera, en Europa vemos un movimiento más estructurado y serio que busca que las redes dejen de ser sólo boletines donde cualquiera puede decir lo que quiera y se involucren en un proceso en el que TODOS serán responsables de lo que compartan .