fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

El Big Tech le dice No al Big Brother

El Big Tech le dice No al Big Brother
Samir Estefan

En una decisión sin precedentes las principales compañías de tecnologías, también conocidas como el Big Tech, han decidido detener o pausar la venta y uso de sus avances en materia de reconocimiento facial por parte de las autoridades policiales en Estados Unidos.

Todo parece indicar que los abusos policiales de las últimas semanas, la posición retadora y violenta del Presidente Trump y la falta de una legislación seria y clara sobre el uso de estas tecnologías han sido el detonante de lo que muchos vemos un nuevo round entre los políticos conservadores norteamericanos y las grandes compañías de tecnología. 

Un round que tiene implicaciones mucho más allá de Estados Unidos y que afectará a millones de personas en todo el planeta. Un round que responde a los llamados de grupos de sociales al interior de Estados Unidos que llevan desde hace más de un año que no se utilice esta tecnología hasta que no haya una legislación clara sobre el uso de la misma. 

IBM 

El primero fue IBM quien a través de una carta enviada por su presidente a varios congresistas norteamericanos, informó que la compañía ha decidido detener sus investigaciones y desarrollos relacionadas con el reconocimiento facial e invitando al congreso a trabajar en pro de la justicia social y la equidad racial con iniciativas que reformen la policía, el uso responsable de la tecnología y amplíen las oportunidades educativas. 

Puede leer la carta, en su totalidad, aquí.

Lo más interesante, para nuestro caso, es el capítulo de Políticas Responsables del Uso de la Tecnología, en la cual el alto funcionario invita al Congreso a crear leyes federales que fomenten la transparencia y que no promuevan ni la discriminación ni la injusticia social y los comenta a comenzar la discusión de cómo la tecnología de reconocimiento facial debe ser usada por parte de las agencias de policía locales en Estados Unidos.  

 

“IBM no longer offers general purpose IBM facial recognition or analysis software. IBM firmly opposes and will not condone uses of any technology, including facial recognition technology offered by other vendors, for mass surveillance, racial profiling, violations of basic human rights and freedoms, or any purpose which is not consistent with our values and Principles of Trust and Transparency. We believe now is the time to begin a national dialogue on whether and how facial recognition technology should be employed by domestic law enforcement agencies.”

 

Amazon

Amazon, por su parte, ha impuesto una moratoria de 1 año para que los diferentes departamentos de policía norteamericanos utilicen Rekognition, su tecnología de reconocimiento facial. 

Al igual que en el caso de IBM, Amazon argumenta que es momento de que los gobiernos se apropien del tema y legislen sobre el uso ético de la tecnología de reconocimiento facial, indicando que creen que el Congreso Norteamericano “parece estar listo” para hacerlo. 

La compañía espera que el año de moratoria sirva para que se tramiten e implemente las legislaciones apropiadas a nivel Federal. 

Puede leer el (conciso) comunicado de Amazon aquí.

 

Microsoft

Por su parte, el Presidente de Microsoft Brad Smith, se unió a su competidores y en un mensaje en video en medio de un evento para el Washington Post (que es de propiedad de Jeff Bezos el dueño de Amazon) dijo: 

 

“No venderemos nuestra tecnología de reconocimiento facial a la policía en Estados Unidos hasta que haya una ley federal al respecto. Debemos propender por una ley nacional que gobierne el reconocimiento facial sustentada en la protección de los derechos humanos.”

 

Por ahora sólo falta que Google se pronuncie sobre el tema y será interesante qué posición toma Clearview AI, uno de los principales proveedores de esta tecnología para las entidades militares y de policía en Estados Unidos, la cual ha estado en el ojo del huracán por la manera en que ha construido su base de datos.

El Big Tech le dice no al Big Brother. Algo que nunca pensé que pasara pues muchas de ellas nacieron, precisamente, prestándole servicios o haciendo desarrollos para esas entidades gubernamentales. Será un debate interesante y ojalá que se amplíe no sólo a Estados Unidos sino a los demás países para que la pandemia no se convierta en la excusa para que la pesadilla de Orwell se convierta en realidad.