fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

LG se retira del mercado de smartphones ¿Cómo llegamos aquí?

LG se retira del mercado de smartphones ¿Cómo llegamos aquí?
Samir Estefan

Si usted pertenece al segmento de la población que más nos lee en TECHcetera (18-24) no creo que recuerde el poder y la influencia que LG llegó a tener en el mercado de teléfonos inteligentes. 

Es seguro que no sepa que fue un LG -el Prada- el primero en tener una pantalla capacitativa o, como las conocemos ahora, Touch. 

LG Prada, el primer smartphone con una pantalla Touch

Ni que fuera LG quien introdujo la primera pantalla “flexible” (con el LG Flex), el primer modelo comercial bajo la figura de componentes modulares o los primeros lentes de cámara ultra-anchos en un smartphone. 

LG G Flex

Durante mucho tiempo LG estuvo en el Top 5 de fabricantes de teléfonos móviles (llegó al #3 en 2009 cuando el mercado se disparaba de la mano de los smartphones) y muchos de los componentes de otros celulares eran producidos por la compañía. 

Y, sin embargo, el día de hoy LG ha confirmado que se retira del mercado de smartphones y que cierra su división (LG Mobile) luego de fracasar en el intento de conseguir un comprador para ella.

La historia de LG en el mercado de smartphones es una de innovación y de apuestas fallidas. Una de visión, pero de falta de ejecución. Una de falta de identidad y de claridad para diferenciarse.

Visión sin Ejecución

LG estaba en el lugar y momento adecuado cuando surgió la Revolución Móvil a finales de la primera década del Siglo. Ya tenía una producción estable de teléfonos móviles con la que llegó a ocupar la tercera posición del mercado en 2009 y vio en el smartphone la siguiente ola de innovación en el mercado de tecnología de consumo.

Pero escogió mal. Escogió Windows como plataforma para el desarrollo de su línea de teléfonos inteligentes y mientras que el iPhone y Android explotaron en ventas, los dispositivos LG perdieron clientes y la participación de mercado de la compañía cayó a la mitad en tan sólo 3 años.

Logró reaccionar y mientras Nokia, Blackberry y Sony-Ericsson se esfumaron del mercado LG sobrevivió, permaneciendo en el Top 5 pero lejos de Apple y, sobretodo, de Samsung: su principal rival.

Hacia finales del 2013 el lanzamiento del G2 marcó el retorno de la compañía a la senda del crecimiento y el G3 y el G4 parecían demostrar que LG había encontrado su público objetivo y tenía como competirle a Samsung.

Mientras el otro escuchaba a sus clientes y les daba gusto, LG decidió innovar, ser agresivo y pensar “fuera de la caja”. Fue así LG como decidió explorar alternativas como la presentada con el G5 y su colección de “amigos”, una variedad de accesorios y opciones construidas a partir de un modelo modular de componentes.

el G5 y la variedad de accesorios conectables vía un sistema modular de componentes

Pero nadie lo entendió. Nadie vio su valor, nadie comprendió su estrategia. El G5 se quedó sin “amigos” rápidamente y la división reportó su peor trimestre de la historia.

En el afán por competir con Samsung, LG no se dio cuenta del surgimiento de un rival mucho más poderoso, uno que traería consigo cambios estructurales al mercado de dispositivos móviles: Huawei.

Fue con la llegada de la “aplanadora China” que LG comenzó a ceder terreno, a perder importancia y, sobretodo, a perder su identidad. De ser el #3 pasó a ser uno más.

Primero fue Huawei, luego Lenovo -que con la compra de Motorola sobrepasó a LG en participación de mercado- y luego vinieron Xiaomi, Oppo, vivo y los demás fabricantes de smartphones Chinos que, a punta de precio, reventaron el mercado y terminaron por dilapidar las oportunidades de LG Mobile.

 

Ventas por Descarte

Sólo hay que ver dónde vendió teléfonos LG durante el 2020 para entender que la única razón por la que la gente compra sus dispositivos es porque no hay más opciones; por descarte.

2 de cada 3 teléfonos vendidos en 2020 por LG fueron vendido en el mercado norteamericano, donde no se venden (ni en tiendas ni en operadores móviles) dispositivos de Huawei, Xiaomi, Oppo o vivo.

Y no se emocione. No es que LG sea líder en dicho mercado. Su 10% de participación está lejos del 46% que tiene Apple y el 32% que tiene Samsung en dicho mercado.

En América Latina, donde LG vendió 19% de sus dispositivos, la realidad es incluso peor. Samsung, Xiaomi, Huawei, ZTE y Lenovo barren con LG. Es más, se venden más iPhone que dispositivos LG (y eso es mucho decir!).

Source: StatCounter Global Stats – Device Vendor Market Share

Desde el 2015 LG Mobile viene dando pérdidas. 22 trimestres en los que por cada teléfono vendido LG ha perdido plata (en el 2016, por ejemplo, por cada smartphone vendido la compañía terminaba perdiendo USD 28).

¿Qué pitos,LG?

En estos 5 años, a pesar del aguante y de la innovación -que a veces raya en la locura (como el Wing ese cuya pantalla gira) – la división de móviles no ha sido capaz de mantenerle el paso a lo que ha hecho la compañía en TVs, en línea blanca, en robótica y en el hogar conectado. Ni siquiera ha podido aprovechar los avances hechos por la división de pantallas para crear una experiencia diferenciable que separe sus smartphones de los de la competencia en el mundo Android.

Y con pérdidas de $4,500 Millones acumuladas en estos 5 años era lógico que LG le dijera adiós al negocio y enfocara sus esfuerzos -y su dinero- en divisiones que sí tienen futuro.

“LG’s strategic decision to exit the incredibly competitive mobile phone sector will enable the company to focus resources in growth areas such as electric vehicle components, connected devices, smart homes, robotics, artificial intelligence and business-to-business solutions, as well as platforms and services”. – LG