Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

One Comment

LG & Samsung: Mismo Objetivo, 2 Caminos Diferentes

LG & Samsung: Mismo Objetivo, 2 Caminos Diferentes
Samir Estefan

LG y Samsung venden lo mismo. Ambas compañías venden celulares, tabletas, televisores, neveras, etc., etc. Son competencia en casi todas sus líneas de negocio de consumo, es decir aquellas que tienen como usuario final una persona como usted o como yo.

En el mercado de dispositivos móviles han tenido un par de años difíciles y han visto, con preocupación, como sus ventas y sus utilidades caen y caen mientras que nuevos incumbentes se apoderan de su participación de mercado y un bicho raro se come el 90% de las utilidades del sector.

Despidos, reorganizaciones y mucha estrategia han hecho parte de los planes de ambas compañías para recuperar ese no-sé-qué que empuja las ventas y dispara los márgenes. Ese que lo hace a uno ser cool como marca. Ese que separa el pasado del futuro. Ese que representa la diferencia entre lanzar un producto y poder vender efectivamente ese producto.

Llega el World Mobile Congress 2016 y con él ambas compañías – al igual que cientos de competidores adicionales – se aprestan a descrestar, a cautivar, a enamorar, a sorprender, pero sobretodo a lanzar al mercado unos dispositivos que la gente de verdad compre, que no se quede en los anaqueles de los distribuidores. Y aunque ambas compañías van detrás de un mismo público (y al final del día sus smartphones hacen lo mismo) es súper interesante ver lo diferentes que han sido sus estrategias de diseño y producto para este año. Válidas ambas, pero completamente diferentes. Miremos: 

En una esquina está LG quien se jugó la carta de la innovación…

LG parece haber tomado ciertos elementos del Proyecto Ara de Google, que busca construir un smartphone absolutamente modular en el que se puedan cambiar los componentes como en un muñeco de Lego, para el diseño y construcción de su nuevo G5 al punto que ya no es “el G5” sino “el G5 y sus amigos”.

Y es que la compañía ha entendido que si bien la base de nuestra experiencia con el smartphone es la misma, existen casos de uso en los que cada usuario busca alguna característica específica que sea más que la estándar. Cámara, Sonido, etc., etc. Por eso no sería descabellado decir que el G5 puede ser la reinvención del smartphone tal y como lo conocemos.
 

“El LG G5 puede ser la reinvención del smartphone tal y como lo conocemos”

Piense en un celular cuya parte inferior puede sacarse e intercambiarse por otras piezas con aditamentos específicos para cada caso de uso: el LG CAM Plus, un set controles físicos y batería extra que facilita y potencia el uso de las funciones de la cámara del G5. O el LG Hi-Fi Plus una unidad que incluye un amplificador y un DAC de 32 bits desarrollado en conjunto con Bang & Olufsen perfecto para los amantes de la música y para quienes quieren que la música de su smartphone suene como si tuviera un amplificador y un parlante de conciertos conectados. 

Esto se une a un equipo con una construcción robusta, de materiales premium y características de alta gama: una pantalla de 5.3″ con una resolución de 1440 x 2560 pixeles, una cámara dual de 16MP, un procesador Snapdragon 820 con 4GB de RAM y una batería de 2800 mAh.

Un celular diferente a todos los demás que hay en el mercado. un celular que propone, que innova, que se arriesga a pesar de los riesgos que esto implica en un mercado en el que el usuario promedio no sabe si quiera como ponerle o cambiarle la clave al dispositivo. 

…Y en la otra está Samsung quien sacrifica la innovación por escuchar los gritos de sus fans 

Los S6 y S6 Edge defraudaron a los fans más apasionados de Samsung y no lograron enamorar a aquellos que, lejanos a la marca, estaban buscando el “next big thing“.

El lanzamiento de 2 equipos prácticamente iguales pero con una pequeña diferencia – la pantalla plana vs la pantalla curva – confundió a los compradores quienes querían comprar el edge pero no estaban dispuestos a pagar el precio adicional y ahora el modelo tradicional ya no les parecía atractivo, más por la eliminación de algunas características tradicionales de los Galaxy. Al final las ventas no se dieron, los números siguiendo cayendo y vinieron las reestructuraciones, cambios, despidos y demás. 

– “¿Qué hacer para volver a atraer a los usuarios?”
– “Mmm”
– “¿Qué tal si los oímos?”
– “¿Qué tal si les damos lo que quieren comprar y no lo que nosotros queremos vender?”
– “Probemos! Qué (más) podemos perder?”

Esta puede ser la traducción de una de varias conversaciones que llevó a cabo el equipo de diseño de los nuevos Galaxy S7 y S7 Edge. Al final la compañía decidió jugársela por lo seguro, por lo que dicen las encuestas que quieren sus usuarios. 

Si con el S6 y el S6 Edge Samsung innovó presentando uno de los diseños más hermosos y llamativos el mercado, eliminando de paso algunas características que veía como de baja prioridad y que entorpecían el nuevo look-and-feel, con el S7 y S7 Edge la compañía se la está jugando a darle gusto a sus fans:

  1. El S7 y el S7 Edge son dispositivos diferentes. Si, comparten algunas características técnicas pero son equipos para usuarios diferentes. El primero tiene una pantalla totalmente plana de 5.1″ mientras que el segundo tiene una pantalla curva en ambos de sus lados de 5.5″. El Edge tiene una batería de 3,600mAh, 600mAh más grande que la del S7. No más confusión, no más “me gustaría este pero no me alcanza la plata” y al final no compra nada. 2 equipos diferentes para casos de uso diferentes.
  2. Expansión de Memoria Interna. Qué zafarrancho el que armaron los amantes de Samsung cuando se dieron cuenta que los S del año pasado no tenían ranura de expansión de memoria microSD y que tocaría comprar un tamaño específico de memoria, a lo iPhone. Parecían los clientes de Microsoft cuando les quitaron el botón de inicio. Los S7 sólo vienen en un tamaño: 32GB pero incorporan la ranura de microSD con la que los usuarios podrán ampliar la capacidad de memoria del dispositivo (a pesar de los riesgos asociados al uso de tarjetas de baja calidad en terminales de alta calidad)
  3. Parece que todos los amantes de los Galaxy viven en la playa o en sitios cercanos al mar a piscinas y a sitios donde es común que los celulares acuaticen. Luego de eliminar todo tipo de resistencia al agua en los S6 el año pasado, Samsung le apuesta al tema con un nivel incluso superior de resistencia con el que espera volver a darle gusto a sus fans.
  4. Batería. Si hay algo en lo que Samsung siempre ha trabajado es en cómo dar el mayor rendimiento posible a la batería. Durante años se ha mofado de los usuarios de smartphones de otras marcas a quienes ha llamado “abrazadores de paredes” por el bajo rendimiento de las baterías de sus equipos. Con los S7 y S7 Edge la compañía sigue dándole gusto a sus usuarios con batería más grandes, de mayor capacidad y que se cargan más rápidamente.

Todo esto enmarcado en características técnicas de alto desempeño: Procesadores Octa-Core Qualcomm Snapdragon 820 (esta historia parece relevante), 4GB de RAM y una cámara que a pesar de tener menos pixeles que la del S6/S6 Edge toma mejores fotografías, incluso en ambientes de baja luminosidad. 

Los S7 y S7 Edge son un paso (o mejor varios pasos hacia atrás) de sus antecesores. De manera positiva. Samsung está manteniendo lo que gusta en un diseño ya probado y ha re-incoporado características que para sus fans fueron importantes, con la esperanza de que las ventas – que siguen cayendo – reboten  y se vean los resultados de la nueva administración. 

La pregunta es si es suficiente. No para compararse con el modelo del año anterior (o incluso con el de hace 2 años) si no para competir con una avalancha de nuevos dispositivos que ofrecen una “experiencia similar” y que podrían llegar a romper mercado a punta de precio. 

Los Galaxy S7 y S7 Edge estarán disponibles para preventa en Estados Unidos a partir de mañana 23 de Febrero y saldrán a la venta a nivel mundial desde el 11 de Marzo y a lo largo de 6 a 8 semanas en las diferentes regiones. 

 2 compañías, 2 estrategias, 1 mismo público. Sabremos dentro 10 meses cuál funcionó mejor