Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Las cosas más importantes a tener en cuenta al crear un App para iOS

Felipe Lizcano
Desde hace un tiempo para acá hay una gran tendencia en el mercado, enfocada en generar aplicaciones nativas para optimizar la navegación y el consumo de recursos en los dispositivos móviles. Tal como lo decía anteriormente Andrés Waldraff en uno de sus artículos: “La red está muerta. O por lo menos en camino de estarlo. En un mundo en el que el acceso es cada vez más móvil (la adopción de smartphones y tablets es 4 veces más rápida que la ha habido de computadores personales), un estudio de Comscore afirma que tan sólo el 18% del tiempo de navegación en dispositivos móviles se hace desde el navegador. El resto, 82%, se está haciendo desde aplicaciones”.

Así las cosas, cada vez más existe una creciente tendencia hacia el “BYOA” ,de las siglas en inglés “Bring Your Own App,” que en español traduce: trae tu propia aplicación, en donde los empleados y las personas del común ejercen su libre albedrio para usar la aplicación que les plazca para suplir sus necesidades de productividad y esparcimiento. Por lo mismo, para los desarrolladores cada vez el negocio es mejor, en un futuro cercano en donde las opciones de teletrabajo cada vez son más factibles, a las compañías no las van a molestar por dotar a sus empleados con costosas maquinas llenas de software comprado y licenciado corporativamente. Por el contrario, simplemente se van a preocupar por salvaguardar los datos corporativos y establecer estándares de entrega de la información, para dejar que sus empleados trabajen con sus propias herramientas de hardware y software.

En ese punto del futuro cercano, cada cual usará las aplicaciones que mejor le funcionen para hacer su trabajo en los períodos de tiempos pactados. Por lo mismo, la demanda de las aplicaciones tiende a un crecimiento extremo y los desarrolladores seguramente tendrán que procurar estar en el ecosistema, en el cual el esfuerzo de programación sea mejor recompensado en el momento de la monetización. Al día de hoy, todo parece indicar que el nicho de mercado que podría llegar a ofrecer mejores márgenes será el de los dispositivos que corren el sistema operativo iOS.

Por lo mismo, no esta de más conocer las razones principales por las cuales muchas aplicaciones ni siquiera llegan a ver la tienda (AppStore) sino que por el contrario se quedan en el anonimato sin ser publicadas. Para “empezar por el principio”, como dicen en algunas regiones de Colombia, es necesario saber que todas las Apps que se pretenden comercializar, deben están sujetas a la aprobación por parte de Apple, como lo indica el SDK. Otro aspecto importante a tener en cuenta es que las licencias de comercialización pueden estar limitadas a uno o varios países.

Los tiempos de revisión han cambiado con el pasar de los años, desde el 2009 cuando podía llevar semanas, hasta el presente año (2014) donde generalmente tardan entre 5 y 7 días hábiles, claro eso teniendo en cuenta que todo esté según las buenas prácticas. Por tanto, es bueno tener en cuenta la siguiente lista que muestra las principales razones por las cuales las aplicaciones son rechazadas por Apple:
  1. Se requiere más información: lo cual quiere decir que los detalles necesarios para ejecutar una buena revisión no están completos. Asegúrese de: enviar las credenciales de acceso en caso que la aplicación tenga un “log-in” al inicio, explicar muy claramente la navegación, documentar los detalles del “API” o “Web Service” en caso que tenga algún tipo de integración embebida en dicha App.
  2. Aplicaciones con bichos (bugs) o errores de programación serán negadas: esta es una particularidad del ecosistema de Apple, se esfuerzan por mantener la buena calidad en las aplicaciones que corren sobre la plataforma (ni quiere decir que todas sean perfectas, pero en general hay mejor nivel que en otras ecosistemas),
  3. Acuerdo de Licenciamiento del Programa de Desarrollo: es obligatorio revisarlo para iOS para asegurarse que no está incumpliendo ninguna de las normas allí citadas.
  4. La interface de la aplicación es muy compleja, difícil de entender o no es suficientemente buena: señor desarrollador se que muchas veces uno suele pensar que está desarrollando para uno mismo (pasa hasta en las mejores familias); pero la verdad es que las pruebas de uso son necesarias. En consecuencia, vale la pena contratar “beta testers” que muchas veces trabajan hasta por comida. Así que invite a un par de amigos o varios desconocidos amigables que no tengan cara de ladrones de dispositivos e invítelos a unos buenos sándwiches mientras prueban la aplicación.
  5. Los nombres, las descripciones o las pantallas enviadas en el registro de la app no tiene relación con el contenido o la funcionalidad de la misma: siempre es bueno ponerse en los zapatos de todo aquel que tiene repleto su dispositivo móvil y está dispuesto a hacerle un campito para descargar su app; por lo mismo, es bueno no hacerle perder el tiempo y darle a entender desde la tienda su función por medio de un bueno nombre, la descripción y algunas pantallas que ilustren la función principal de la misma.
  6. Aplicaciones que inducen al error o confunden a los compradores debido a que usan nombres o iconos similares a las de otras aplicaciones: estoy consiente que la imitación puede ser una táctica de mercadeo para beneficiarse del “good will” de otros, pero Apple también lo está! Así que piense bien antes de enviar su aplicación a revisión y asegúrese de evitar copiar lo que alguien más ha hecho dado que en el AppStore no están dispuestos a aceptar imitadores.
  7. Los nombres en iTunes Connect y los que se muestran en los dispositivos deben guardar cierta concordancia para evitar confusiones: siempre el nombre del “Bundle” debe ser similar al título de la aplicación que se establece en la tienda de Apple.
  8. Las aplicaciones con un marcador de posición serán rechazadas debido a las aplicación y / o sus metadatos no parecen incluir contenido final, dan la impresión de ser un borrador o “Beta”.
  9. Los desarrolladores están encargados de clasificar sus propias aplicaciones: esto aunque suena muy trivial, debe usarse con responsabilidad ya que si las aplicaciones tienen contenido indebido para cierto grupo de personas (los ratings son importantes para indicar materiales violentos o para adultos)  y son detectadas por Apple, ellos están en la libertad reclasificarlas o borrarlas.
  10. Las aplicaciones en estado de “Demo”, ”Beta” o “Trial” serán rechazadas (esas denominaciones no puede aparecer en ninguna parte ni siquiera en el nombre o descripción): Apple sólo acepta versiones finales para que sea distribuidas de manera masiva en el AppStore.

Las anteriores son las sólo las razones principales, pero existen muchas más y todo depende del criterio de la persona que haga la revisión. Como dicen por ahí, eso de hacer aplicaciones no es como “soplar y hacer botellas”. Para más información al respecto por favor visitar el siguiente enlace.

Apple rechaza apps

Razones por las cuales Apple rechaza apps