Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

One Comment

Ecosistema y Plataforma – Ese el Nombre del Juego

Samir Estefan

Ecosistema y Plataforma. Son las 2 palabras más importantes en el mercado de tecnología en la actualidad. Es a lo que le juega cada uno de los fabricantes, OEMs y distribuidores quienes buscan diferenciarse de la competencia en un mercado en el que, a nivel de elementos físicos, todos usan los mismos componentes y a nivel de ventas, todos ofrecen casi lo mismo (tanto en disco, tanto en RAM, procesador de x núcleos con x velocidad, etc, etc). Commodities, como se les conoce en inglés. Los equipos electrónicos son, hoy por hoy, tan commodities como lo es el azúcar o el café. 

Entonces, si son tan commodities, ¿Por qué una marcas son mucho más exitosas que otras? El tema del mercadeo es vital. Pero la razón fundamental por las que unos fabricantes venden y otros no es porque aquellas que triunfan tienen seguidores, fans, mientras que aquellas que no tienen sólo compradores. Ese es el secreto del triunfo: crear legiones de fans que seguirán a la marca en todos sus productos (no sólo en uno) porque saben que detrás del producto hay una experiencia de usuario fantástica, diferente y única.  

Experiencia que se logra a partir de la suma del hardware + plataforma (software) + ecosistema (contenido)

 Si aún no se ha dado cuenta llevamos ya una buena cantidad de años vivimos en un mundo en el que el Ecosistema y la Plataforma juegan un papel fundamental a la hora de decidir qué equipos comprar. Le pongo unos ejemplos:

Computadores
Para el grueso de los consumidores la decisión principal es Windows o Mac (yo sé, existe Linux pero estoy hablando del mercado en general). Es una decisión basada en Plataforma. Si es Windows, entrarán a pesar otros factores específicos como las necesidades específicas (desktop, laptop, ultrabook?), el precio, las especificaciones técnicas y la percepción de la marca fabricante. Es poco aún el impacto que tiene el Ecosistema en la decisión, salvo en el caso de los usuarios de Mac para quienes Plataforma y Ecosistema son cada vez más un sólo concepto.

Ahora bien, en el último año hemos empezando a ver un nuevo jugador que crece de manera importante y cuya plataforma – Chrome – está íntimamente ligada a su ecosistema. Los Chromebooks ofrecen una experiencia completamente diferente a lo que ofrece un computador Windows o Mac, primordialmente porque en este caso todo el contenido está en la nube, se requiere de una conexión a internet permanente y está íntimamente ligada con los servicios de Google. Si usted no tiene una cuenta de Gmail, por ejemplo, no hace ningún sentido comprarse un Chromebook (los cuales los producen compañías como Acer, Asus, Toshiba, Samsung y HP). 

Y en el caso de Windows, aunque vemos software propietario de los OEMs en las máquinas que comercializan, el tema de ecosistema sigue más ligado a Microsoft que a la marca específica de cada fabricante. 

Teléfonos Celulares (Aplica también para Tablets)
Hoy por hoy se venden más teléfonos inteligentes que celulares brutos a nivel mundial. Y ese cambio ha llevado a que la decisión principal venga de la mano de la plataforma, que en este caso está altamente amarrado al del ecosistema vía las llamadas App Stores y Tiendas de Contenido. La primera decisión: Android, iOS o Windows Phone. Si dijo iOS, sabe que lo suyo es un iPhone (ahí entrará a decidir cual). Si dijo Windows Phone y está en América Latina su decisión está prácticamente tomada: Nokia. Pero si dijo Android, aún le toca entrar a evaluar el valor de los ecosistemas específicos de cada OEM. 

No todos los teléfonos Android son iguales, empezando por la versión del sistema operativo que corren. Creálo o no el 18% de los smartphones con Android corren, aún, Android Gingerbread que fue lanzada al mercado hace 4 años, 14% corre Ice Cream Sandwich (nacida en el 2011) y un poco más del 61 correo Jelly Bean que vio la luz del día por primera vez en el 2012. Menos del 6% corre la versión actual de Android – KitKat – aunque el número se duplicó en lo que va corrido del año. Las versiones anteriores no soportan muchos de los servicios que KitKat ha incorporado y que se venden como los killer features de Android en la actualidad. 

Digamos que correo una versión reciente. Siguen existiendo diferencias. Los OEMs como Samsung, Sony, HTC, Huawei y LG incorporan software propietario y skins que brindan experiencias diferentes a los usuarios. Desde los modelos de navegación, hasta el acceso a tiendas de contenido exclusivas, cada compañía imprime su sello propio sobre la base del Android de Google. 

Ese Ecosistema puede ser el diferencial entre que un usuario tenga un experiencia agradable e integrada con el resto de su “vida electrónica” (es decir el resto de sus dispositivos) o que se convierta en un paria para quien el smartphone ofrece capacidades limitadas. 

Dispositivos de Streaming
Más allá de los llamados Smart TVs, que incorporan mucho del contenido del ecosistema de los fabricantes en el Televisor (por cierto, este es mi Smart TV favorito), los llamados Dispositivos de Streaming son un claro ejemplo del valor del Ecosistema – incluso por encima del de la Plataforma. Si el grueso de su contenido viene de iTunes, el Apple TV es claramente su decisión natural. Si usted usa os servicios digitales de Amazon, el FireTV será el dispositivo más idóneo y si lo suyo es Android, necesitará escoger entre un Chromecast o Roku aunque hoy Google ha mostrado lo que será Android TV (del cual les contaremos un poco más mañana). Microsoft aún no ha mostrado su carta en este segmento, pareciendo posicionar su Xbox One como la alternativa.  

Con la proliferación de los wearable computers, los smartwatches & smartbands y otros dispositivos conectados como Google Glass o los sensores de ejercicio, veremos cada día más peso en la Plataforma y el Ecosistema a la hora de escoger no sólo el(los) dispositivo(s) sino el smartphone con el cual se conectará.

Pero además de esos mercados naturales, veremos el tema de Plataforma y Ecosistema en segmentos en los que estos nunca han tenido siquiera un rol minímo al momento de la toma de decisión de compra, como lo es el mercado de los automóviles (del cual les hablaré mañana), el de cuál aerolínea utilizar para viajar y por qué no el de a cual colegio o universidad enviar a su hijo.