Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top


La mala fama del Samsung Galaxy S6 Edge es por temas reales o infundados?

Felipe Lizcano
  • El 2 agosto, 2015
  • Diseñador, especialista en gerencia de diseño, con conocimientos en neuro-marketing y automatización de procesos. Aficionado a investigar sobre el impacto de la “usabilidad” en la interacción entre el ser humano, las tecnologías y el ambiente. Dividido entre: el mundo corporativo y el de la comunicación.

Hace un tiempo me hablaron del Samsung Galaxy S6 Edge y de lo bonito que era, pero me dijeron que hasta ahí llegaban sus bondades, lo cual me dejó bastante sorprendido, dado que es una terminal de gama alta, cuyo costo no la hace accesible para todo el mundo.

Después de ver el video de Samir, efectivamente comprobé que el diseño era muy atractivo y que una cosa interesante era el cambio de enfoque de la serie Galaxy, en donde Samsung parece haber escuchado a los usuarios que clamaban a gritos materiales más “premium”, como el Aluminio, y con una pantalla curva recubierta en Gorilla Glass 4, dejando atrás el plástico que le imprimía ese “toque barato” a sus predecesores. Lo anterior ha llevado a  que muchos consumidores quieran comprarlo. Cómo diría mi colega: “el S6 Edge pega mucho!”.

Ahora bien, poco después de la llegada del Samsung Galaxy S6 y S6 Edge al mercado, aparecieron algunos videos (como el siguiente) que, de cierta forma, daban a entender que para la compañía coreana enfocarse en el diseño ha llevado a sacrificar la experiencia de uso en materia de:

  • Batería removible,
  • Expansión de memoria por medio de una tarjeta Micro SD,
  • Resistencia al agua y a los golpes, 
  • Menos aplicaiones y contenidos “premium” para los consumidores.
  • La diferencia en precios de una gama a otra.

Debido a todo lo anterior y a los constantes rumores del mercado, decidí hablar con la gente de Samsung en Colombia, no sólo para tener la oportunidad de hacerle algunas pruebas al Samsung Galaxy S6 Edge sino también para hacerles algunas preguntas al respecto. Dado que en mi cabeza el nuevo modelo de una serie, en teoría, siempre debe ser mejor que su antecesor.

En el proceso de grabar el anterior video, pude vislumbrar que este teléfono, con un “look” bien  atractivo y hasta “vanidoso”, no es tan frágil como parece; de hecho al someterlo a algunas pruebas con AnTuTu los resultados fueron bastante sorprendentes! Y llega hasta ocupar los primeros puestos del ranking.

A nivel de la batería, esta versión del Galaxy S6 Edge tiene la capacidad no sólo de cargarse más rápido sino de hacerlo vía carga inalámbrica, de una manera más estándar para los usuarios que viven en Estados Unidos y otros países, donde muchas cafeterías ofrecen ese valor agregado a sus clientes.

En materia de aplicaciones y contenidos premium, para muchos usuarios no era muy claro el valor agregado que Samsung le daba a los compradores del S6 Edge; por lo mismo, procedí a validar el tema directamente  con el experto, cuya respuesta se puede apreciar a través del siguiente video.

 

 

Finalmente, es una realidad que las marcas defienden a “capa y espada” sus decisiones (como se puede apreciar en algunos de los anteriores videos) pero, aunque el “S6 Edge” se ve supremamente esbelto, delicado y hasta “señoritero”, la verdad es que en su interior lleva mucha potencia para responder de manera satisfactoria a las necesidades del día a día. Por lo mismo, a menos que su presupuesto sea reducido y el caso de uso de los lectores requiera estar en un espacio donde la resistencia al agua y a los golpes sea mandatoria, el Samsung Galaxy S6 Edge puede ser, no sólo en apariencia sino en rendimiento, una buena opción de compra.