fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

¿iPhone es iPhone y lo demás es loma? Hablemos del iPhone 12

¿iPhone es iPhone y lo demás es loma? Hablemos del iPhone 12
Andrés Felipe Sánchez

He de decir que sinceramente desde hace mucho tiempo no probaba un iPhone. El último que tuve y consideré mío fue un iPhone 5  y para Techcetera el último con que pude reseñar por breve tiempo fue un 8 plus. Ambos excelentes teléfonos, ambos de lo mejor de su época, sin embargo, como decía, no es muy frecuente que pueda probar los smartphones de la manzana, por eso, me pareció muy interesante tener la perspectiva de no estar muy acostumbrado a la marca y poder ver lo que ha mejorado, lo que puede mejorarse y lo que se mantiene. Mientras probaba el nuevo iPhone 12 y con él hacía una prueba de campo, viajando a la siempre bella, siempre llena de color e historias, ciudad de Cali.

 

Con ustedes el iPhone 12.

 

Hay algo que es curioso y es que cuando uno vuelve a un iPhone, sin importar cuanto tiempo haya estado ausente, uno siempre se siente como en casa. No me mal entiendan, no soy de los que dice “iOS es más sencillo de usar que Android”, para nada. Creo que esas capas de personalización de hace algunos años en Android han desaparecido y ya muchas de las actuales son mucho más eficientes en términos de UI. Creo que se puede pasar indistintamente entre plataformas sin complicarse mucho, sin embargo, repito, volver a iOS es, como reencontrarse con un viejo amigo.

 

Como montar en bicicleta.

 

¿Qué ha cambiado?

 

Voy a ser sincero, tendré que dejar de hacer chistes sobre la batería del iPhone, ¿Qué pasó? El día completo y de sobra. Eso duró la batería. Impresionante eficiencia, ¿Será obra del nuevo A14?

 

Y eso que se usó escuchando música todo el día, sincronizándose con el Apple Watch y los EarPods.

 

Muy unido a lo anterior, la velocidad de carga mejoró. Cómo no tengo un cargador propio de Apple y este 12 ya no lo incluye, usé mi cargador inalámbrico Belkin y he de decir que el tiempo de carga se redujo. Muy buena mejora en el aparte del manejo de la energía.

 

Otra de las cosas que ha cambiado es el diseño. Desde el iPhone 6 hasta el 8 todos los iPhone son idénticos, del X al 11 más o menos mantienen la misma línea, el 12, ay el 12, que teléfono más bello. Ese tono azul, es muy bonito pero, el diseño, en general, se siente realmente minimalista y premium, es como tener un 4S, pero con todos los avances del día de hoy. Un clásico reinterpretado.

 

Un teléfono, muy bonito.

 

Una ultima cosa, las capacidades de almacenamiento se han incrementado bastante, lo que es muy congruente con las necesidades de consumo y descarga de contenidos de hoy.  Lejos quedaron los días de 8, 12 y 32 Gigas.

 

¿Qué se mantiene?

 

En una palabra, el control. El iPhone y sobre todo iOS son un fruto de su época. Al ser el gran democratizador de la tecnología, en principio se sentía tan sencillo de usar porque tomaba muchas decisiones por su usuario y eso esta bien. Sin embargo, al día de hoy el hardware y sobre todo las cámaras del iPhone han mejorado tanto, que se agradecería un modo full manual, es que de verdad hay tanta potencia y buen manejo del software que, el hecho de no poder tener el poder de modificarlo todo, duele un poco.

 

 

¿ Y las cámaras?

 

Cali es Cali y lo demás no registra bien. Por si no han tenido la oportunidad de fotografiarla, Cali es una postal en cada esquina, una historia en cada calle y me duele mucho no haberla podido recorrer más iPhone en mano. Si uno se considera fan de la fotografía urbana, debe ir a Cali y punto.

 

Bienvenidos a Cali.

 

Dicho sea esto hablamos de las especificaciones del iPhone 12:

 

– Pantalla: 6,1 pulgadas, super retina Oled.

– Procesador: A14 Bionic.

– RAM: 4 GB

– Almacenamiento: 256 Gigas

– Cámara trasera: cámara dual con lente gran angular de 12 megapíxeles y lente ultra gran angular de 12 megapíxeles.

– Cámara frontal: 12 megapíxeles.

– Batería: 4.500 mAh con carga rápida de 18 W.

 

¿Les parecen una especificaciones modestas? En papel, quizás pero, es que es otra cosa, la optimización se hace muy bien y el A14 tiene mucho que ver.  Por lo que acá estamos hablando de un dispositivo capaz, muy capaz.

 

Dos cámaras, muy adaptables.

 

En cuanto a la fotografía me remito a mi punto anterior. Para mí, el iPhone 12 tendría las cámaras ideales si tuviera un control más manual. Ahora, aclaro, eso le interesará al 1% de los usuarios, siendo importante para el otro 99% tan solo apuntar y disparar, lo que claramente se logra.

 

Dispare y listo.

 

Hablemos del tipo de fotografía más común. La que se toma de día en condiciones de buena luz. Para ver cómo se comporta el iPhone 12,  hablaremos de una de las instalaciones de Arte Urbano más bellas de Colombia, las gatas de Tejada, la respuesta de múltiples artistas a la gran obra del maestro Hernando Tejada, “El Gato del Río”.

 

El gato del río, en el modo Ultra Angular.

 

O en modo normal.

 

En este caso como era de esperar, el nivel de detalle es alto y el manejo de la luz genial pero, lo que de verdad me gustó mucho, es el respeto que tiene el iPhone por el color. El asunto es que, como la fotografía se convirtió en el “caballito de batalla” del mundo de los smartphones, muchas marcas buscan “mejorar” lo que sea que la persona esté tomando y, en muchos casos, esto se hace forzando un innecesario HDR, aumentando el nivel de detalle y claro, el viejo conocido, saturar y saturar.

 

Y las gatas posan orgullosas.

 

Claro que el iPhone maneja alguna forma de optimización, es apenas lógico con un A14, sin embargo, es claro que, la prioridad es documentar las cosas tal cual se ven y punto.

 

Los colores se sienten naturales.

 

Bien por eso, dejemos de ponerle filtro a lo que no lo necesita.

 

Otra de las cosas que me llamó la atención es como la cámara interpreta de manera adecuada las formas, esto es importante pues, no sólo se trata de tomar una foto y ya sino, de tener claro que se tiene al frente y de ahí procesar, el mejor resultado posible.

 

Arte, #ShotOniPhone

 

En cuanto a la fotografía favorita de Felipe Lizcano, las selfies, es claro que el iPhone nació para esto. Pueden ver los resultados cuando se aplican los distintos efectos de estudio, hasta simulando una luz de estudio frontal que para mi, sigue siendo un misterio de donde sale.

 

Modo selfie.

 

Otra cosa es el modo retrato usando la cámara principal que, de nuevo, es muy iPhone, sin exagerar colores, sin suavizar la piel o sin aplicar “modos belleza” más escandalosos que 20 inyecciones de botox.

 

Modo retrato con la cámara principal.

 

Interesante y muy capaz, delimita perfectamente el rostro de la persona, desenfoca adecuadamente el fondo creado una foto que se ha convertido, literalmente en el estándar de la industria.

 

¿Cómo saber si la cámara de un teléfono es buena pero, realmente buena? Muy fácil, úselo en la “hora dorada”, ese momento del día entre el atardecer y al noche, ese día de tonos naranjas, luces vivas y sombras que aparecen.

 

Cali, una buena foto en cada esquina.

 

En este caso, en modo normal y ultra gran angular, lo hace muy bien! Para el ejemplo una foto. La ciudad, el atardecer ¿pueden ver la luz del letrero en la parte baja? Acá vemos una cámara lidiando con todo tipo de condiciones de luz y saliendo airosa.

 

¿Pueden ver la luz blanca del local en la parte inferior izquierda?.

 

¿Y qué tal el modo noche? Bueno pero, tenga en cuenta algo, si lo que quiere es tomarle fotos a la vía láctea, si quiere ver hasta la última farola prendida en una avenida, este no es el teléfono.

 

Un modo noche, que se aleja de la sobre saturación y la exposición prolongada.

 

¿Eso es malo? Para nada, de hecho creo que es muy coherente, con la filosofía iPhone de la mejor foto apuntando y disparando con el menor tiempo posible. Una cosa es tomar una buena fotografía nocturna otra, una foto de larga exposición y creo que en ese caso el iPhone cumple.

 

Pero mostrando las cosas como son.

 

La noche, como debe verse la noche.

 

Con todos sus personajes e historias.

 

Dejé lo mejor para el final. El video. Apple, que bien lo haces en video. Nada que hacer. Como ya lo dijimos la mayor prestación de los nuevo iPhone 12 es su modo HDR y este caso se luce. Veamos todas las condiciones de luz en un solo video.

 

 

¿Vieron? De eso se trata de ser capaz de lidiar con lo que sea. Además, la estabilización es genial y con esta caminata sobre el río Cali, se vuelve evidente.

 

 

Por ultimo una prueba de fuego, cámara lenta en condiciones de poca luz.  Claramente se ve el grano pero, el hecho de que se vea de manera tan clara toda la textura y fluidez del líquido, es un testamento a las capacidades de la cámara.

 

 

La experiencia Final. 

 

Probando el iPhone 12 uno se da cuenta porque la marca no tiene clientes sino, verdaderos fanáticos! La batería funciona, la potencia está presente, las cámaras se destacan. No se trata de embellecer o “maquillar” al mundo, se trata de retratarlo tal cual es y, uno entiende el mérito en eso.

 

Una última foto de Cali. (Los rayones son de la ventana del avión).

 

Con ustedes el iPhone 12, el mejor iPhone hasta la fecha (y es verdad).

 

Hablemos en Twitter

Andrés Felipe Sánchez

@andresfesac