Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

El futuro de los periódicos y revistas ya está en sus manos

AWaldraff

© Maksym Yemelyanov – Fotolia.com

La industria de los periódicos y revistas, como casi ninguna otra, ha visto su negocio fuertemente amenazado por la era digital. En los últimos años hemos visto como aparecen a diario websites  de todo tipo que rompieron en mil pedazos la otrora gran ventaja competitiva de la industria, el acceso  a la información. De la misma manera una de sus mayores fuentes de ingresos, los avisos clasificados, se ha visto fuertemente afectada por las ideas innovadoras de los emprendedores del internet con sitios especializados en venta de vehículos, finca raíz, etc. que ofrecen mas información, menos costo y audiencia similar. Su último bastión competitivo, el formato de distribución, es decir la revista física y el periódico diario, empieza a verse amenazado también por alternativas mucho mas atractivas y funcionales.

Hoy en día es verdaderamente una novedad cuando un periódico o revista trae una noticia de la que no estemos previamente enterados. La calidad del contenido también es fácilmente replicable, a un costo muchísimo menor con herramientas en línea. A pesar de lo anterior seguimos comprando revistas y recibiendo el periódico diariamente. ¿Por que lo hacemos? Rupert Murdoch, dueño de News Corp, el mayor conglomerado de periódicos y publicaciones del mundo, vió la oportunidad que proveia el iPad, pensó que el problema estaba en el medio de distribución, e intentó replicar el mismo modelo creando una revista digital. The Daily se distribuía de manera electrónica en la medida en que las noticias iban sucediendo, con contenidos escritos y también audiovisuales. El modelo aunque interesante, fracasó y The Daily cesó de publicarse en Diciembre de 2012. ¿Qué sucedió? ¿Porqué no funcionó lo que todos estábamos esperando que sucediera? Creo que Murdoch solucionó solo la mitad del problema.

La curación de contenidos ha sido el secreto competitivo peor guardado de esta industria. Los redactores y editores han venido curando los contenidos de las principales publicaciones basados en una premisa que dejó de ser verdadera. El espacio editorial de las publicaciones dejó de ser limitado. El trabajo del editor, era elegir las noticias que encuadraban de la mejor manera dentro de los gustos de los lectores de la publicación, bajo la restricción de espacio que brinda el formato. En la publicación era necesario incluir contenido de todo tipo, deportes, moda, actualidad, etc., de manera tal que hubiera al menos un artículo que apelara al gusto de cada lector. Pero el mundo cambió. Hoy es posible crear un periódico específico para cada uno de los lectores de la publicación. Esta última fue la premisa que no entendió Murdoch cuando creo The Daily.

Sucedió igual con la música, que venía distribuida en formatos que obligaban a los consumidores a comprar 10 canciones que no quería oír, para acceder a una sola que si le gustaba. Va a suceder con la televisión, que obliga a sus consumidores a comprar 150 canales de 24 horas que no le interesan para poder acceder a 2 o 3 programas de una hora que si quieren ver. Los consumidores queremos consumir únicamente el contenido que nos interesa. El modelo de The Daily fracasa en parte porque sigue apalancado sobre la base de mantener un grupo de secciones que apelan al gusto generalizado de los suscriptores y no al gusto particular de cada quién. Si no me gustan los deportes, ¿porque voy a pagar por una sección de deportes que no me interesa leer? 

Varios emprendedores innovadores están resolviendo este problema. El habilitador inicial fue un dispositivo de consumo, la tableta, específicamente el iPad. Un año después de revelar el iPad, Apple nombró a Flipboard, el primero de los magazines digitales, la mejor aplicación del año. Flipboard combina el diseño gráfico de una revista o periódico con una capacidad de curación semiautomátizada. El resultado es una revista digital muy atractiva visualmente que se actualiza automáticamente con la aparición de nuevos contenidos. Sería perfecta de no ser porque aún es necesario suscribirse a diferentes “secciones” de acuerdo al interés de cada lector. El contenido proviene directamente de un sistema de curación que sigue siendo algo inflexible, como un periódico del cual puedo eliminar las secciones que no me interesan. Su integración con Google Reader es excelente, así que si ud. quiere realizar su propia curación Flipboard funciona muy bien.

Google también vió la oportunidad y lanzó Google Currents, que inicialmente no era muy atractivo por su diseño, pero que ya se ha puesto al nivel de los mejores magazines digitales. Yo diría que es una evolución que va un poquito mas allá de lo que hace Flipboard. Google Currents también tiene secciones, pero dentro de cada sección es posible elegir el curador del contenido. Imagínese un periódico en donde puedo elegir las secciones y además puedo elegir mi periodista favorito. Desgraciadamente su integración con Google Reader no es la mas apropiada y por este motivo no se ha convertido nunca en mi revista digital preferida.

Finalmente esta Zite, recientemente adquirida por CNN, que diría es hoy mi herramienta favorita de lectura y descubrimiento de contenidos. Zite es muy atractivo visualmente y también tiene la posibilidad de crear secciones como en las anteriores opciones. Sin embargo, la gran ventaja de Zite sobre sus competidores, es que las secciones son flexibles. Zite monitorea sus hábitos de lectura, aprende, de manera automática o manual, cuales artículos son de mayor interés para el lector y mediante un algoritmo busca contenidos que podrían ser atractivos para cada quien. Es en esencia un periódico automatizado que reconoce mis gustos y me ofrece el periódico que quiero leer. Es una curación completamente automatizada de contenidos, y entre mas información consumo, mas preciso es el magazine en su oferta de contenido. Imagínese comprar un periódico en donde solo están sus secciones preferidas, que se actualizan automáticamente con artículos de la sección y tema específico que a usted le interesa. ¡Extraordinario!