fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

El App Store de Apple está en jaque

El App Store de Apple está en jaque
Samir Estefan

Esta es una semana crucial para el App Store de Apple. Por un lado comienza el juicio derivado de la demanda que, en su contra, ha interpuesto Epic (el dueño de Fortnite). Y por otro la Unión Europea ha decidido abrir una investigación por prácticas anticompetitivas en contra de la compañía, derivado de una queja interpuesta por Spotify el año pasado.

Esto se suma a la audiencia de la semana pasada en el Congreso Norteamericano en la que compañías como Tile y Match Group (dueño de Tinder) participaron quejándose de las prácticas del gigante de Cupertino con respecto al control del ecosistema de iOS y a las comisiones del App Store.

El motivo de la discordia

En todos los casos las quejas se han interpuesto por lo que los desarrolladores califican como un “abuso de parte de Apple de su posición dentro del ecosistema del iPhone”, bien sea al limitar el uso de métodos de pago y suscripción diferentes a aquellos del App Store, por el cobro de comisiones asociadas a esos pagos o por limitar el acceso de las Apps de terceros a funcionalidades del iPhone que sí están disponibles para las apps y accesorios propios de Apple.

La acusación Europea

La Comisión Europea ha concluido, de manera preliminar por ahora, que Apple ha infringido las leyes antimonopólicas y abusado de su posición dominante en el mercado de streaming de música.

“By setting strict rules on the App Store that disadvantage competing music streaming services, Apple deprives users of cheaper music streaming choices and distorts competition…With Apple Music, Apple also competes with music streaming providers.”

El raciocinio detrás de la posición es que Apple compite con Spotify en el mercado de streaming, le cobra una comisión por la venta de suscripciones a Spotify y le impide utilizar medios alternativos de pago o informarlos a sus usuarios dentro de su aplicación, lo que conlleva a que los usuarios paguen precios más caros por los servicios.

Apple podría enfrentarse a multas de hasta $27 mil millones de dólares en caso de que el caso termine con un fallo en su contra.

El caso Fortnite

De este caso ya les contamos hace varios meses (puede leer el artículo en detalle en este link) pero aquí va el resumen:

En Agosto del año pasado Epic decidió implementar una funcionalidad que le permitía a los usuarios adquirir V-Bucks (la moneda interna de Fortnite) sin pasar por el sistema de pagos del App Store. Al ser esta una clara violación de los Términos y Condiciones de la tienda, Apple retiró el juego de la plataforma. Y Epic lo demandó.

Detalle importante: Google también retiró Fortnite del Play Store porque incumple estas mismas normas en su tienda de aplicaciones.

Las audiencias en el Congreso Norteamericano

Uno de los pocos temas en los Republicanos y Demócratas parecen estar de acuerdo es la necesidad de actualizar el marco regulatorio que le ha permitido a las Big Tech volverse tan “big”.

Las tiendas de aplicaciones móviles son uno de los focos de las nuevas regulaciones que se están proponiendo, tanto a nivel estatal como federal en la Unión Americana. Y el App Store de Apple está en el ojo del huracán.

Para muchos legisladores la posición de Apple de impedir a los desarrolladores utilizar métodos de pago diferentes a los del App Store, que incluyen comisiones por cada transacción, es problemático. En especial en los casos en que las aplicaciones de terceros compiten con servicios o suscripciones propios de las compañías.

Las comisiones

Algunos de desarrolladores se quejan de las comisiones. Dicen que son muy altas las tildan más como un impuesto que Apple ha decidido imponer arbitrariamente.

Pero 30% es el estándar de la industria. Es lo mismo que cobran Microsoft y Sony en las plataformas de Xbox y Playstation (plataformas en las que tampoco se pueden instalar juegos por fuera de los app stores oficiales). Es lo mismo que cobra Steam y es lo mismo que cobra Google en su Play Store.

Incluso Apple anunció a finales del año pasado una disminución del 15% en las comisiones y fees para los pequeños desarrolladores.

La posición de Apple

En los 3 casos Apple ha argumentado que el App Stores es un componente “inseparable” de iOS y que abrir la plataforma a que se puedan instalar aplicaciones desde otras tiendas atentaría contra la esencia misma del ecosistema y contra la experiencia que esperan y valoran sus usuarios.

Una experiencia basa en la privacidad y en la seguridad de los usuarios. Una experiencia curada y revisada en la que prima la seguridad de la información que los usuarios tienen en sus dispositivos y a la que acceden de ellos.

Y hay usuarios para quienes esos atributos -privacidad, curaduría, seguridad, control- no son tan importantes como para pagar el premium del ecosistema Apple. Usuarios que hoy escogen dispositivos de otras marcas y que corren con un sistema operativo que les permite instalar aplicaciones con otras metodologías.

Al cuestionamiento sobre monopolio Apple responde ¿Cómo puede haber monopolio si (a) iOS tiene menos de 20% de participación en el mercado y (b) la gente tiene otras opciones de smartphones para utilizar?

El App Store, tal y como lo conocemos, está en jaque. El resultado de lo que ocurra con el juicio que inicia y de las decisiones finales de la Unión Europea y el Congreso Norteamericano pueden cambiar radicalmente su funcionamiento y la esencia de un modelo que revolucionó el mundo (el del App Economy), que creó millones de empresas y de empleos y que masificó el acceso al internet.