fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

De la casa a la oficina en bicicleta. La tecnología puede ayudar.

AWaldraff

El tráfico de Bogotá es insoportable. Décadas de negligencia por parte de las administraciones municipales han convertido nuestra ciudad en un solo congestionamiento único que dura 18 horas de cada día y cubre toda la ciudad. Para quienes deben hacer un viaje largo entre su casa y su lugar de trabajo, el Transmilenio, nuestra version ligera de un sistema de transporte masivo, es una opción digna mas no ideal. Pero si el viaje es algo mas corto, la mejor alternativa es la bicicleta. Así que hoy quiero hablarles de un par de inventos que deberían ser de uso obligatorio para alguien que viaje diariamente en su “caballito de acero”.

Debo confesar que hace algún tiempo que no viajo en bicicleta entre mi casa y la oficina. Aunque me encantaría hacerlo, la razón para abandonar la bicicleta es de seguridad. La ruta me obliga a pasar por un par de lugares reconocidos por ser populares entre los atracadores para robar a los ciclistas. Para la muestra este botón de un ciclista en una ruta muy cercana a la mía.

Contra la mala fe es poco lo que se puede hacer. Pero la tecnología puede ayudar a hacerle la vida un poco mas difícil a los ladrones. Connected Cycle, un emprendimiento francés, lanzó unos pedales inteligentes en el CES. El gran secreto es que los pedales tienen embebido un GPS que le permite no solo llevar un registro de sus viajes, sino también saber en donde se encuentra su bicicleta en todo momento.

Tampoco hay de llevar un smartphone para que los datos de la posición se transmitan a internet en tiempo real. Los pedales incluyen un sistema al cual se conecta una SIM card que transmite y guarda en la nube la posición de la bicicleta en todo momento. El sistema además adquiere la energía del movimiento de los pedales, así que no hay necesidad de llevar baterías. Los pedales, que se ven similares a un pedal cualquiera, necesitan un código inteligente necesario para poder quitarlos de la bicicleta. Esto hace casi imposible que la bicicleta deje de transmitir su posición a la nube. En el software de seguimiento, que se puede instalar en su smartphone, hay un sistema de alertas que le avisa se la bicicleta se ha puesto en movimiento.

El pedal ya fue lanzado en el CES, pero aún no esta disponible en el mercado. Sus creadores están lanzando una campaña de crowdfunding para empezar a producirlo. No puedo esperar para comprar uno. Puede leer mas acerca de esta iniciativa en el sitio web de Connected Cycle.

El segundo producto que quiero mostrar en realidad son 2, que compiten entre si. El problema que ambos resuelven es de físico cansancio. No todas las ciudades del mundo son planas como Amsterdam o Copenhaguen, donde el uso de la bicicleta es masivo. Bogotá, por ejemplo, es relativamente plana pero tiene algunas colinas intermedias que obligan a ciclista a hacer un esfuerzo adicional durante su viaje. Algunos, como yo, que no estamos interesados en convertirnos en el próximo Nairo Quintana, queremos llegar relativamente frescos a la oficina, no sudando.

Los productos se llaman Copenhagen Wheel y Flykly Smart Wheel. Se trata de ruedas inteligentes que miden constantemente el esfuerzo del ciclista y usando un motor eléctrico embebido, “ayudan” al ciclista a pedalear para mantener la velocidad y el ritmo cuando se requiere. Las ruedas calculan la necesidad de ayudar, a través de algoritmos programados de fábrica y de un aprendizaje continuo e inteligente sobre el estilo y ritmo del ciclista. La recarga eléctrica de las ruedas inteligentes es pasiva, es decir que las baterías se recargan en las bajadas y cuando el esfuerzo del ciclista es mínimo. Ambas empresas han recibido capital de riesgo y están produciendo las ruedas, que hay que decirlo, no son baratas. Mientras el Copenhagen Wheel, que nació de un proyecto de unos estudiantes de MIT, no ha hecho sus primeras entregas (aunque si ha hecho pruebas), el FlyKly Wheel ya está en el mercado. No les sabría decir cual de los dos productos es mejor, pero se que quiero tener alguno de ellos.

Viajar en carro pasó de moda. El futuro de los viajes urbanos es la bicicleta. ¡Con ayuda de la tecnología su viaje puede ser aún mas placentero!