fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Una sola familia usando todos los dispositivos

Andrés Felipe Sánchez

De cierta manera desafía toda lógica que un usuario tenga que comprar una licencia de uso del software para cada dispositivo que tenga. La realidad de uso ha demostrado que una persona salta entre 3 o 4 dispositivos en promedio en un día cualquiera. haga la cuenta, un computador en casa y otro en la oficina, un smartphone y un tablet. Los términos de licenciamiento prevalentes lo obligarían a comprar 4 licencias, como mínimo. Una restricción similar aplica a los medios, música, películas y libros, principalmente. Solo los puede consumir en un par de dispositivos. Moverlos a otros medios tiene un costo para el usuario.

Apple cambió un poco el mercado cuando permitió que las aplicaciones bajadas del app store fueran instaladas en hasta 5 diferentes dispositivos. De hecho Apple sigue facilitando el proceso, pues hay una separación completa entre una cuenta de iCloud y una cuenta del App Store. Así que las personas pueden tener diferentes servicios en la nube, mientras comparten una misma misma cuenta para usar software y consumir medios. Pero crear una cuenta unificada en el App Store tiene sus desventajas. La primera y mas obvia es tener que compartir una misma clave entre varios. El riesgo de seguridad y de cometer errores es mucho mas alto así. La segunda tiene que ver con la restricción de dispositivos. Al compartir una misma cuenta, el límite de 5 dispositivos es muy fácil de llenar.

El año pasado Apple creó un sistema llamado Family Sharing, del cual hemos hablado muy poco en TECHcetera. Pocas personas entienden como funciona Family Sharing y configurarlo parece fácil, pero no lo es. El problema radica en la inconsistencia de su funcionamiento a través de almacenes y dispositivos. Pero entendidas las diferencias, Family Sharing es de uso obligatorio para quien tenga al menos un dispositivo Apple en su familia.

El principio que rige a Family Sharing es simple. Existe un núcleo familiar, al cual se le permite compartir los recursos comprados a Apple, pero separando los usuarios y cuentas entre si. El secreto para que Family Sharing funcione correctamente en su hogar es nombrar un administrador de la familia. El administrador tiene varias tareas importantes. La primera es que es el quien decide quien hace parte del núcleo familiar, que está restringido a 6 personas. La segunda es que el administrador es el dueño del presupuesto familiar. Todas las compras de la familia están atadas a la misma tarjeta de crédito. Los niños necesitan de una autorización del administrador, que se despliega automáticamente en los dispositivos, para completar una compra. Entre los adultos hay mas confianza y el proceso es inmediato. Para que una persona pueda ser agregada al grupo familiar debe tener una cuenta de iCloud. Una vez incluida en la lista recibe una invitación que debe aceptar para quedar en el circulo familiar.

Family Sharing permite compartir música, aplicaciones, películas y libros comprados en los almacenes de Apple. Pero hay ciertas restricciones. Para los desarrolladores, Family Sharing no es obligatorio, así que podrá encontrarse con algunas aplicaciones que no podrá compartir. Tampoco puede compartir compras o suscripciones ”in-app”, ni usar algunos contenidos compartidos en un Apple TV. iTunes Match tampoco está incluido en Family Sharing. Cada persona debe tener su propia cuenta.

Para mi gusto la parte mas interesante de Family Sharing no tiene nada que ver con las compras. Al unirse a un grupo familiar, iCloud abre una nueva funcionalidad en sus aplicaciones. Por ejemplo, el calendario crea una entrada compartida entre todos los miembros de la familia. Lo mismo sucede en Reminders. En Find Friends y Find my iPhone quedan también inscritos todos los dispositivos de los miembros de la familia, de manera que es fácil ayudar a alguno a encontrar su dispositivo, o intercambiar direcciones y localización. Pero el feature campeón es la librería compartida de fotos.

¿Cómo lo tengo configurado yo?

Mi configuración es un poco diferente a la que recomienda Apple. La comparto con ustedes porque creo que puede ser útil. Desde un principio cree un usuario administrador que es el encargado de comprar las aplicaciones y contenidos. Yo soy un usuario de familia como cualquiera otro. El usuario administrador tiene ademas una librería central de música y películas, configurada en un pequeño servidor casero, accesible para cualquier otro miembro de la familia sin ninguna restricción. Así que cada usuario tiene sus propios dispositivos, y puede configurar su propia librería de contenidos de acuerdo a su propio gusto. La razón para hacerlo así tiene que ver con el Apple TV. Es la única manera que encontré para tener acceso a todas las películas y música que compramos en casa. Las compras es preferible hacerlas centralizadas desde el usuario administrador, aunque en caso de emergencia cualquiera puede comprar una aplicación o contenido cuando lo necesite.