Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Algunos trucos para navegar en Safari (parte 1)

Felipe Lizcano

Puede que para los neófitos no sea muy claro el concepto de navegador web (es una aplicación o software que facilita el acceso a Internet, interpretando los códigos con los cuales están construidas las páginas para presentarlos de forma amigable y ordenada para mejorar la visualización del navegante) y mucho menos la manera de usarlo. Por lo mismo, para ese tipo de usuarios hace un tiempo escribí un artículo que explicaba el paso a paso para usar un navegador empezando por la manera de encender el ordenador (orientado principalmente a los lectores con sistema operativo Windows).

Ahora bien, los usuarios de MacOS se sintieron un poco relegados pese a la nota sobre “Cómo restaurar el Safari?” que enseñaba los pasos necesarios para dejar el navegador como nuevo, “cero kilómetros”, tal como si estuviera recién instalado. Pensando en ese tipo de lectores con nociones básicas de navegación pero con necesidades más puntuales, como es el caso de todos aquellos que: se han metido en más de una página de dudosa procedencia, tienen temores de ser fiscalizado por el gobierno de su país y/o de su casa (esposa) o que simplemente quieren tener privacidad (hasta cierto punto); para todos esos personajes, aquí hay algunos pasos simples que ayudan a: borrar el historial de navegación previa o para ocultar el rastro (medianamente). 

Para borrar el historial de navegación:

  1. Es necesario abrir el Safari,
  2. En el menú buscar la opción de “Borrar el historial y los datos de navegación”,
  3. Escoger los datos que se van a borrar (según la preferencia o necesidad de cada uno).

Para ocultar el rastro o  navegar de manera incógnita:

  1. Una vez en el Safari ir al menú de archivo,
  2. Escoger la opción de: “abrir una ventana de navegación privada”,
  3. Inmediatamente, se va a abrir una nueva ventana (con un color oscuro en la barra de direcciones) en la cual Safari no va a guardar datos de las páginas visitadas, Cookies u otros archivos temporales que se borrarán apenas se cierre la ventana.

De aquí en adelante lo que cada uno haga en su navegador va “por su propia cuenta y riesgo” pero hay que tener en cuenta que la navegación privada no hace al Mac inmune a las amenazas de seguridad informática, por lo mismo, es recomendable informarse para evitar caer tan fácilmente en las estafas.