Es indudable que Whatsapp se ha convertido para muchos de nosotros en una herramienta de trabajo. 

Y aunque en Estados Unidos la penetración de esta plataforma es relativamente baja y la gente usa mucho más Facebook Messenger o iMessage, en Europa, Africa y América Latina WhatsApp es la principal aplicacion de mensajería instantánea al punto que somos más de mil millones de personas las que nos conectamos cada dia a la aplicación enviamos cerca de 55,000,000,000 de mensajes, 4,500,000,000 de fotos y 1,050,000,000 de videos cada dia

Es así como es super común ver desde ejecutivos hasta taxistas, desde profesores hasta manicuristas, desde vendedores hasta empleadas del servicio coordinando todo por WhatsApp. 

Lamentablemente los usuarios parecen no entender las implicaciones que usar WhatsApp tiene para actividades laborales. Por ejemplo, si usted contacta sus clientes (sea cual sea su negocio) por WhatsApp ¿no es lógico que en el campo donde usted puede poner su nombre, PONGA SU NOMBRE? ¿De qué otra forma puede una persona a quien usted contacta, pero que no lo tiene dentro de sus contactos, identificarlo? Sí, el unicornio es bonito y el mensaje con el versículo de la Biblia puede ser interesante, pero la gente lo que quiere es saber quién le está escribiendo!

Si usted utiliza WhatsApp como herramienta de trabajo, ¿hace sentido que la foto de su perfil sea una imagen toda etérea y artística? Sólo si usted es un artista!! Sabiendo que le escribirá a gente que poco tiene que ver con su vida personal, muchos de los cuales con quienes solo “hablará” una vez, ¿hace sentido tener en la foto a sus hijos? ¿No le parece un poco inseguro?

Si WhatsApp es para usted una herramienta de trabajo, lo más lógico es que su foto sea lo más “profesional” posible (y por profesional no estoy hablando de una foto con corbata sino de una foto en la que usted sea identificable pero que vaya con su estilo de trabajo). La foto en tanga, con el casco de la moto puesto o de farra puede servir mejor para otras redes sociales pero para aquella en la que usted contacta clientes, proveedores y colegas de la oficina (incluso sus jefes), no. 

Y aunque no son muchos, me sorprende que aquellos que usan WhatsApp Status (y no son “celebridades”) compartan en dicha funcionalidad contenido que poco tiene de “público”. Y digo público porque el 99% de los usuarios no sabe como customizar las opciones de privacidad de la funcionalidad (y la verdad es que no son muy buenas) por lo que todo aquello que usted comparte por medio de Status (esas fotos y videos a lo Snapchat) lo puede ver cualquier persona que tiene su número telefónico dentro de sus contactos del teléfono o con quien usted se haya escrito por WhatsApp alguna vez. 

Gracias a los Status de WhatsApp conozco a la 
mamá y a la hermana de una persona con quien coordiné un trabajo en un cliente hace un par de años, sé cuando un contacto (con quien hablé 3 veces para un negocio) sale de Bogotá para su ciudad natal (bastante seguido, debo decir), me he enterado de cuando un alto funcionario de una compañía con la que hice negocios el año pasado se fue de vacaciones (y el nombre de sus hijos y el itinerario de su vuelo) y cuando un proveedor se metió una farra descomunal. 

Y no son mis amigos. Son contactos que por temas laborales se han cruzado una vez en mi vida, pero que gracias a habernos escrito por WhatsApp un par de veces ahora me dan acceso a la intimidad de su vida. 

Es cierto que la vida personal y la vida profesional cada vez son más cercanas y que la linea que las divide es cada vez más tenue, pero asi por un tema de seguridad hay que tener unas pautas mínimas de uso de WhatsApp si lo utiliza para su trabajo. De lo contrario no tocará decirle #LoEstasUsandoMal

Samir Estefan

About Samir Estefan

He sido geek desde cuando no era tan “cool” serlo. He vivido rodeado y fascinado por la tecnología toda mi vida y estoy convencido que esta es un mecanismo de democratización, participación, inclusión y desarrollo. Me apasiona el efecto que la tecnología tiene sobre la gente, la educación, la productividad y la sociedad.

Trabajo en el mundo de la tecnología como Director de Softimiza, una firma de Software Asset Management, escribo de tecnología aquí en TECHcetera y colaboro en un par de sitios más y doy charlas sobre tecnología cada vez que puedo pues creo que compartir mi conocimiento con otros es la mejor manera de ayudar a crear un mejor país.

No soy periodista. Soy un usuario más, tal vez un poco más avanzado que otros, que ve en la tecnología la posibilidad de compartir con su familia, amigos y conocidos su vida y sus intereses.

Category

EDITORIAL

Tags