fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Y si el iWatch fuera el nuevo iPhone?

Samir Estefan

Desde que comenzamos TEChcetera hace un poco más de un año hemos venido hablando de wearable computing. Hemos visto proyectos como el de Nike Fuel o Jawbone Up, nos sorprendimos con el ingenio de la gente al convertir el iPod Nano de sexta generación en un reloj (creando efectivamente el primer iWatch), hemos visto el inmenso interés en dispositivos como Pebble, hemos registrado productos como el Sony SmarthWatch e incluso le hemos dado una mirada a Google Glass, el cual es para mí el mejor ejemplo de hacia adonde vamos en materia de dispositivos móviles (aunque no estoy muy seguro de querer volver a usar gafas). Si no lo han visto, acá el video:

[youtube 9c6W4CCU9M4 nolink]

 
Esta semana hemos visto una escalada importante en los rumores asociados al iWatch y al trabajo que Apple (y al menos 100 de sus empleados, según Bloomberg) están realizando sobre este producto. Los rumores apuntan a un dispositivo periférico al smartphone que permitiría, al igual que muchos de los que existen hoy, interactuar con el iPhone sin necesidad de sacarlo. Se podrían leer los mensajes, ver las notificaciones, hacer llamadas y hasta enviar mensajes y emails. Las fuentes consultadas presentan 2 diferencias fundamentales con respecto a lo que hay hoy en el mercado:
 
  1. El Diseño – Se habla de un diseño curvo y ergonómico, gracias a la fabricación del dispositivo con un vidrio ligeramente “doblado”. 
  2. La Interfaz de Usuario – los rumores enfatizan que será Siri la encargada de permitirnos interactuar con el dispositivo y así tendremos un dispositivo sin teclado físico ni virtual. Sólo el habla.
Hasta ahí veo cosas novedosas pero no groundbreaking.  Creo que un dispositivo así, que funcione a la perfección y que sea visualmente atractivo como los otros productos Apple, podría hacer para el mercado de accesorios de celular lo mismo que hizo el iPod para el mercado de reproductores digitales de música. Sólo falta recordar que el iPod fue uno de los últimos dispositivos en llegar al mercado pero gracias a la unión entre su diseño y su funcionamiento se apoderó del negocio casi en su totalidad (o usted tenía un Zune?). 
 
Sin embargo, hay otra noticia que me ha puesto pensar en una alternativa diferente. Mientras compañías como Samsung tienen smartphones para todos los segmentos del mercado y venden cerca de 385 Millones smartphones al año – algunos súper básicos, otros súper sofisticados – Apple sigue estando sólo en la parte superior de la pirámide de usuarios con equipos que son catalogados como de alta gama y su market share es 20.9, el cual es de por sí muy interesante pues no vende sino 2 referencias de smartphones (el iPhone 4S y el iPhone 5), pero el cual sigue estando lejos de los más de 60 puntos que tiene Samsung.
 
Desde el comienzo de año (y la verdad de antes) hemos venido oyendo rumores sobre un “iPhone para las masas”. Un iPhone más barato, más sencillo, más manejable. Algunos hablan de materiales más económicos, como el plástico, en un modelo de negocio parecido al MacBook Blanco de 2006. Sin embargo, ese es un perfecto ejemplo de algo que Apple hizo pero ha dejado de hacer. El ahorro obtenido con el uso de materiales más económicos generalmente resulta en sacrificios de usabilidad y afectan la experiencia del usuario final, algo que Tim Cook resaltó como la razón de ser de Apple recientemente. 
 
Que tál si en vez de jugar el modelo del iPod, Apple juega el modelo del iPhone o del iPad? Que tal si en vez de hacer un mejor accesorio para el iPhone crea un nuevo form factor para lo que hoy llamamos smartphone? Que pasa si en vez de que el iWatch dependa del smartphone, es un smartphone en sí mismo? 
 
Apple claramente podría matar dos pájaros de un tiro: 
 
  1. Podría crear una versión con conectividad celular (3G sería suficiente), Wifi y Bluetooth que funcione como un smartphone básico, cuyo input sea Siri y permita usar esas funcionalidades básicas que todos usamos en nuestros teléfonos (llamadas, correo, calendario, mensajes, contactos). Una versión que al funcionar sin necesidad de otro dispositivo y con un costo mucho menor a los equipos actuales pueda ser ese “iPhone para las masas”. 
  2. Y podría crear otra versión con sólo Wifi y Bluetooth (al mismo estilo que el iPad) que haga lo mismo que Pebble pero mejorado. Que sea todo lo que nos hemos estado imaginando que están diseñando y más y que se coma el mercado actual de “relojes inteligentes”. 

Sería otro de esos ejemplos en los Apple nos muestra algo que no sabíamos que queríamos pero que sin el cual no podemos vivir. Cook ha sido claro que no le teme a la auto-canibalización y aunque un iWatch que fuera en realidad un iPhone básico pudiera afectar las ventas del iPhone 5s (o 6, o ambos), la verdad es que podría abrir un mercado en el que Apple no está compitiendo (el de la gama baja) generando una nueva fuente de ingreso sin tener que sacrificar tanto los márgenes. Permitiría además ahondar en esa jugada de traer un cliente nuevo al ecosistema, algo que Cook mencionó en la conferencia de Goldman Sachs este lunes, y darle un empujón a la estructura actual del iPod Touch (el cual aún no cuenta con conectividad celular). El gateway sería el iWatch, el iPod Touch el accesorio.

Muy loco? Que piensan? No sean tímidos! Hablen.